Compartir

A las primeras horas de la primera mañana que Lula da Silva pasó preso ya se veían las primeras tiendas de campaña, y hasta cuartos de baño portátiles traídos por los partidarios del ex Presidente brasileño a las inmediaciones del edificio de la Superintendencia en Curitiba.

Ya se ha instalado oficialmente el cuartel general del movimiento de la resistencia contra la prisión ilegítima de Lula, cuyo único objetivo es impedir que la izquierda regrese al poder en Brasil.

La primera noche de Lula en la prisión fue “tranquila”, de acuerdo con un comunicado emitido por el Partido de los Trabajadores, en el que también se hizo un llamamiento para que sus partidarios inundaran el lugar con cartas dirigidas al ex presidente.

Se esperan unos 40 autobuses con personas para concentrarse en la cárcel de Curitiba en los próximos días.

Menos tranquila parece ser la discusión interna en el seno del PT, quienes al ver a su líder histórico en la cárcel y en serio riesgo de no poder presentarse como candidato a las elecciones presidenciales de octubre, se dividen entre los que defienden la continuidad de Lula en el cartel electoral y los que piden la contemplación de un “plan B”.

Oficialmente, la estrategia del PT sigue siendo la de mantener la candidatura Lula, independientemente de lo que suceda. La detención de este sábado no acaba por sí sola con la continuidad de Lula como candidato, pero el futuro del hombre que lidera las intenciones de voto depende de los plazos judiciales.

El gran obstáculo a la candidatura de Lula, irónicamente fue aprobado en 2010 por el propio Lula, durante su propia presidencia, y es la ley que impide que políticos condenados puedan postularse a cargos públicos. Esta es precisamente la situación de Lula, tras la decisión del Tribunal Regional Federal de Porto Alegre, que en enero confirmó la condena por corrupción y lavado de dinero y aumentó la pena a 12 años y un mes de prisión.

“Si la ley permite que la persona sea candidata mientras su caso está en análisis, deben darse los medios para hacer la campaña”, dijo a la BBC Brasil un fiscal electoral. Sería entonces posible que Lula pudiera abandonar la cárcel para grabar anuncios de campaña, por ejemplo.

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.