Salud

¿Cuáles son los tipos de brackets que existen?

23/04/2018
Foto del avatar

author:

¿Cuáles son los tipos de brackets que existen?

Uno de los tratamientos más habituales en cualquier dentista es el de la ortodoncia. Es por ello que, en los últimos tiempos, esta área ha evolucionado mucho. Hoy, hablamos de los diferentes tipos de brackets que se han desarrollado en los últimos tiempos y puedes contratar.

¿Qué tipos de brackets existen?

Antes de empezar, queremos que sepas que en ServiBucal puedes consultar el precio de los brackets transparentes, normales o cualquier otro tipo de ortodoncia que necesites (o necesiten tus hijos). Así, puedes hacerte a la idea de los costes asociados. Eso sí, recuerda que, si en algo hay que invertir, es en salud.

Aclarado esto, podemos pasar a mencionar cuáles son los diferentes tipos de brackets que existen, que serían los siguientes:

  1. Brackets convencionales (metálicos): Los brackets metálicos tradicionales son los de toda la vida. Se trata de un armazón de acero que aplica la fuerza necesaria para llevar los dientes a su posición correcta. Son los más utilizados.
  2. Brackets metálicos mini: Son exactamente lo mismo que los anteriores, pero con un tamaño más pequeño. Pueden llegar a ser hasta un 40% más pequeños, por lo que se ven mucho menos a pesar de tener un precio parecido.
  3. Brackets autoligables: Estos brackets ofrecen una mayor comodidad para el paciente y unas fuerzas de presión más ligeras, lo que hace que haya una menor fricción. Por la forma de funcionar que tienen, permiten evitar la necesidad de gomitas o ligaduras metálicas.
  4. Brackets Damon: Los brackets Damon permite eliminar el uso de gomitas y ligaduras metálicas, habiendo una menor fricción entre el arco y el diente. Esto permite reducir las visitas al dentista que hay que hacer.
  5. Brackets dorados o de oro: Los brackets de oro son exactamente iguales a los brackets metálicos, pero, lógicamente, son de oro o dorados. La diferencia es meramente estética. Sin embargo, hay que señalar que no son de oro puro, sino que son de acero inoxidable bañado en oro.
  6. Brackets embandados: Estos brackets utilizan bandas cementadas, las cuales necesitan liberar espacio para un correcto acople. Por tanto, son unos brackets más difíciles de utilizar y no siempre son recomendables.
  7. Brackets de colores: Son brackets metálicos/tradicionales normales y corrientes, con la única diferencia de que las gomitas y las ligas son de colores. Normalmente, son una opción recomendable para los más jóvenes, que son quienes con más interés buscan diferenciarse.
  8. Brackets de adhesión: Los brackets de adhesión son los más utilizados y preferidos por los ortodoncistas, porque son los que permiten una fijación estable a la par que estética, con la ventaja de una adaptación más rápida que la ortodoncia fija.
  9. Ortodoncia invisible: Esta ortodoncia es muy estética, porque no utilizan brackets. Lo que se utiliza es un aparato fabricado en material transparente, lo que hace que no se vean. Además, en algunos casos, como en el de Invisalign, pueden ser removibles.
  10. Brackets transparentes: Son como los brackets tradicionales, pero fabricados con un material transparente. De este modo, están a medio camino entre los brackets tradicionales y las ortodoncias invisibles.
  11. Brackets linguales: Estos brackets constituyen la solución más estética, puesto que están ocultos por la parte interior de los dientes. Sin embargo, no son una opción para todos los casos. Tu ortodoncista decidirá si lo es o no.
  12. Brackets incógnito: Los brackets incógnito son un tipo (de hecho, son una marca) de brackets linguales. Son los que cuentan con la tecnología más avanzada, por lo que son los que más se utilizan cuando se brackets linguales hablamos.
  13. Ortodoncia Invisalign: Son un tipo de ortodoncia invisible (ya explicada anteriormente) que cuentan con la ventaja de ser removibles. Así, durante la noche, puedes quitártelos sin problemas, ofreciendo al paciente una mayor comodidad.
  14. Brackets transparentes cerámicos: Se trata de un tipo de bracket transparente, lo cual hace que sean mucho más estéticos. A diferencia de los brackets metálicos, estos están fabricados con materiales cerámicos que hacen que sea una ortodoncia casi imperceptible.
  15. Brackets estéticos de zafiro: La opción de ortodoncia que mayor calidad ofrece, porque se mimetizan perfectamente con el color de los dientes y no se notan ni lo más mínimo a la vista. Además, no se ensucian tan fácilmente como los brackets cerámicos.
  16. Brackets combinados: Por último, los brackets combinados se basan en utilizar en la parte superior de la boca los brackets tradicionales, mientras que, en la parte inferior, se utiliza una ortodoncia lingual. De esta forma se consigue mayor comodidad y una mejora estética sin que el precio sea tan caro.

 

Como puedes ver, existen bastantes tipos de brackets, por lo que no tienes que contentarte con los típicos brackets de toda la vida. Puedes optar por otros que vayan a ofrecerte un mejor servicio, te queden mejor o se vean menos.