Salud

Deshazte de esa papada incómoda y luce con más seguridad

27/04/2018

Deshazte de esa papada incómoda y luce con más seguridad

Muchas personas con papada, no saben cómo ocultarla, tal vez han probado de todo, hasta colocarse ropa demás, pero nada ha resultado. Asimismo, se presenta también el tema de la ansiedad desmedida por no saber qué hacer, ni cómo manejar la situación. Para ellos, la situación está al alcance de su ordenador, a través de comoeliminarlapapada.org.

Existen miles de tratamientos que recomiendan para acabar con esta piel colgante, pero no todos son eficaces, ni tampoco son tan accesibles como parece; por esta razón, es necesario realizar una búsqueda exhaustiva para lograr encontrar el tratamiento adecuado a la situación que se esté presentando.

Normalmente, estas protuberancias se desarrollan durante la edad madura, es posible que desde los 30 años en adelante y es allí, donde las personas inician el difícil proceso de iniciar algún tipo de dietas, pensando que si adelgazan, también lo hará la papada de manera automática, el detalle es que esto no es del todo cierto.

Si bien al adelgazar, todas las partes del cuerpo se reducen en un porcentaje, hay algo que se debe tomar en cuenta, es que no todas las áreas del cuerpo van a reducirse en la misma proporción y es precisamente la barriga, los muslos, los brazos y la papada, esas áreas difíciles de llevar a un estado normal junto al resto del cuerpo.

Muchas son las personas que simplemente deciden recurrir a la cirugía, sin darse cuenta que existen maneras más prácticas y saludables de acabar con ella, sin necesidad de entrar a un quirógrafo.

Es por esto, que es importante mantener una dieta balanceada bajo la supervisión de un nutricionista, evitar consumir refrescos o bebidas que contengan grandes cantidades de azúcar, eliminar el consumo de sal excesiva, consumir con más frecuencia vegetales y frutas, eliminar los alimentos hechos a partir de  frituras y por último, comer con pausa mejorará este proceso.

Sin embargo, además de disminuir la papada, también es importante eliminar esa flacidez que la caracteriza, esto se logra consumiendo proteínas como huevo, carnes, pescado, entre otras, además de usar diariamente cremas exfoliantes sobre la piel comprometida. Otra de las técnicas que se podría implementar es, realizar una serie de masajes para mejorar la movilidad de la piel.

Soluciones antes de decidir operarse

Antes de tomar una decisión tan comprometedora como someterse a una intervención quirúrgica, se deben evaluar diferentes opciones, entre las que figura la gimnasia facial. Esta comprende diferentes movimientos alrededor de la cara y la piel, se trata de estar bajo una especie de terapia con personas especializadas en el área.

Es indispensable que el paciente desarrolle la mejor actitud ante todo este proceso de tratamientos y que esté abierto a recibir consejos que mejoren su calidad de vida, ya que si estos elementos no están claros para el paciente, será muy difícil que logre recuperar la mejor versión de su rostro. La motivación juega un papel esencial en esta etapa; para lograr el objetivo se necesita ímpetu, decisión, firmeza, dedicación y paciencia, pues es un proceso efectivo pero se lleva su tiempo.

Algunos Ejercicios Faciales

Mover la cabeza hacia un lado, tratar de tocar el paladar de 10 a 15 veces, sucesivamente. Luego hacerlo del lado contrario, repitiendo lo anterior.

Otra opción es acostarse boca arriba, de manera erguida, relajar todos los músculos de los rostros y flexiona la cabeza hasta llevarla al pecho, una y otra vez.

La pelota de tenis no puede faltar en estos ejercicios, esta debe colocarse en la barbilla y apretar los labios para hacer presión en la papada, causando el estiramiento de la piel del cuello; se debe realizar varias veces al día de manera frecuente. Dependerá del paciente, pero lo recomendado es que se haga 4 veces al día, todos los días.

De esta manera, los resultados se harán sentir en la medida que los ejercicios se hagan consecutivamente. En caso de que ninguno de los ejercicios anteriores haya funcionado se debe solicitar ayuda profesional, puede tratarse de una mala acción al momento de realizar los ejercicios, o quizá no se hicieron de manera consecuente.

Sin embargo, las personas que deseen un efecto inmediato, pueden recurrir a la intervención quirúrgica.