Sociedad

Para que sirve y cómo solicitar tu vida laboral

22/05/2018
Foto del avatar

author:

Para que sirve y cómo solicitar tu vida laboral

Como bien sabemos, los españoles estamos obligados a realizar un tributo, aportar parte de nuestro sueldo mensual a la Seguridad Social para luego tener derecho, si se da el caso, al cobro de la prestación por desempleo (paro) o para recibir una cuota en la pensión de jubilación cuando lleguemos a la edad marcada por la ley.

Absolutamente todos los trabajadores, independientemente del sector en el que trabajen, el tipo de contrato que haya firmado, su condición laboral, ya sea autónomo o trabajador por cuenta ajena, están obligados por ley a su contribución con esta bolsa desde el mismo momento en el que inician su actividad dentro del mercado laboral y hasta el cese del trabajo.

Esto determinará la cantidad que recibirán durante la pensión, así como el dinero a recibir en caso de tener que dejar de trabajar por enfermedad o baja por accidente o para la prestación por desempleo en caso de pérdida del trabajo. Es en la propia nómina donde podemos encontrar un apartado donde cada empleado puede saber la cantidad de estas aportaciones.

Una vez aclarada la obligatoriedad por parte del trabajador o trabajadora al cumplimiento de este pago, hay que aclarar qué refleja una vida laboral para responder a las preguntas: ¿Para qué sirve? ¿Cómo solicitar la vida laboral?

¿Qué información ofrece el informe de vida laboral?

Si desconocemos exactamente qué refleja el informe de vida laboral, no vamos a saber para qué nos es útil.

Pues bien, este informe recoge los periodos que los trabajadores han estado cotizando en el Sistema de Seguridad Social, recoge y presenta cronológicamente una a una todas las empresas con las que el trabajador ha firmado algún contrato de trabajo, independientemente al tiempo y a la función que cumplía dentro de ella.

En este informe se especifica para cada contrato la fecha de inicio exacta, es decir, el día que se dio de alta en el Sistema de la Seguridad Social, así como la fecha en la que el trabajador se dio de baja y el cómputo total de los días que cotizó. Además, se especifica el tipo o modalidad de la jornada que se le aplicó, que como sabemos esta puede ser a tiempo completo o parcial.

Este informe permitirá que se pueda realizar una consulta fiel y detallada del historial de todos los empleos que se han tenido a lo largo de los años, recogiendo, a su vez, el tiempo total cotizado en días.

Cómo solicitar el informe de vida laboral

En la actualidad, conseguir esta información es sumamente fácil y rápido, las altas tecnologías permiten recibir la información en casa sin necesidad de ser impreso en papel. Si quieres saber cómo solicitar esta documentación, lo mejor es acceder mediante el enlace que hemos referenciado con anterioridad en este artículo a la página web informativa cursosodelinem.es, donde te van a ofrecer una guía útil de cómo solicitarlo.

Si estás acostumbrado a manejarte por internet, esta es sin duda la mejor forma de conseguir esta información. Y es que por medio del certificado digital, o gracias al Documento Nacional de Identidad electrónico, tendrás las herramientas necesarias para que esta petición se realice rápida y cómodamente desde el ordenador de tu casa o desde el portátil en cualquier parte del mundo.

La utilidad de esta información

Gracias a esta información podremos conocer las bases de cotización que hemos sufrido, es decir, lo que ha cotizado cada empresa o nosotros mismos en el caso de trabajar como autónomo, información vital a la hora de solicitar las prestaciones por desempleo. Por otra parte, es una herramienta muy recurrente por parte de las propias empresas para certificar la experiencia que afirma, el solicitante a un puesto, poseer.

En la mayoría de los casos, cuando llevamos mucho tiempo en el mercado laboral, no recordamos con exactitud ni las empresas por las que hemos pasado ni mucho menos el tiempo que nos llevamos en ellas. Con este documento podremos rehacer nuestro propio currículo con la certeza de saber el nombre de la empresa y las fechas de inicio y finalización de cada contrato.

Así mismo, es el método que podemos emplear para descubrir si alguna de las empresas que te contrataron olvidó, e incluso como algunas empresas intencionadamente realizaron malas prácticas para ahorrar algo de dinero en las cotizaciones de sus empleados, u omitiera el alta en la Seguridad Social, lo que representaría estar ante un fraude. Puedes en este caso perseguirle judicialmente, pues es muy perjudicial para los intereses del trabajador, ya que estos días trabajados no habrían sido contabilizados para las posibles prestaciones de desempleo a las que se tiene derecho.

Por último, y como es lógico suponer, el informe también es útil para todas aquellas personas que inicien su entrada en la edad de la jubilación y quieran asegurarse el tiempo exacto que estuvieron cotizando para conocer cuál será la asignación para su caso en particular.

No nos olvidemos de que al ser un documento oficial expedido por la Administración, es perfecto e idóneo para acreditar con total confianza y seguridad los  años de cotización, así como la experiencia laboral acumulada en todo tipo de convocatorias oficiales, como pueden ser las oposiciones o el acceso a becas.