Sociedad

Adapta estos consejos a tu vida y aumenta tu salud y bienestar

28/05/2018

Adapta estos consejos a tu vida y aumenta tu salud y bienestar

Por eso, siempre es importante buscar mucha información sobre pequeños cambios que podemos ir adaptando a nuestra vida, hasta que sin darnos cuenta hayamos integrado rutinas más saludables.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que para poder añadir cambios en nosotros debemos configurar nuestra mente. Sí, es necesario cambiar nuestras prioridades y adquirir nuevos conocimientos para cambiar también nuestra conducta.

Afortunadamente, hay muchas opciones a la hora de cuidarnos que son muy fáciles de hacer, y mientras más rápido nos acostumbremos a ellas, más natural será para nosotros obtener sus beneficios constantemente.

Para eso te escribimos este post: porque queremos compartir contigo cuatro pequeños pero muy útiles consejos de salud y bienestar que te ayudarán a tener una vida más sana y a mejorar varios aspectos de tu vida.

  1. Cuidar tu visión

Nuestros ojos son unos de los órganos del cuerpo que, si bien no son vitales, ciertamente son muy importantes para el desarrollo de todas nuestras actividades en el día a día. Puedes conocer cómo funcionan los ojos en ojos.top, una web que te explicará todo sobre su anatomía y funcionamiento.

Sin embargo, su deterioro es una de las transformaciones que sufrimos que más se extiende entre los seres humanos, incluso desde muy jóvenes. Esto puede deberse, en parte, a que en tu vida cotidiana algunas veces no tomas todas las previsiones necesarias para cuidar su longevidad, lo cual en el largo plazo suele traernos síntomas y malestares muy tediosos.

Algunos hábitos que te aconsejamos ir adaptando a tu estilo de vida para el cuidado de tus ojos son:

  • Usar lentes de sol. Los rayos solares son capaces de producir fuertes alteraciones que pueden llegar a un nivel crónico, así que este hábito es un imperativo para el cuidado de tu salud a largo plazo.
  • Realizarte revisiones oftalmológicas una vez al año. No esperes a que se presenten los problemas para acudir al doctor, muchas veces en la prevención está el secreto de gozar de una buena salud.
  • Trabaja siempre con buena iluminación. Evita forzar de más tu visión y llegar a un estado de fatiga visual, así que al leer un libro siempre ubícate de manera que la luz te quede detrás e ilumine muy bien las páginas. Al trabajar en la computadora o ver televisión, evita que algún bombillo produzca un reflejo en las pantallas.
  • Cuando sea necesario que pases largas jornadas de trabajo con la mirada enfocada en un solo lugar (pantallas, libros, entre otros) retira la vista por lo menos unos 15 o 20 segundos cada 15 minutos. Esto relajará tus estructuras oculares, que son las responsables de enfocar tu visión. De este modo reducirás tu estrés visual.
  1. Erradica la ansiedad

Los malos hábitos también pueden darse a nivel afecto. Por eso te recomendamos informarte sobre la psicología positiva, una rama que se dedica al estudio de la felicidad que te ayudará a manejar mejor no sólo tus sentimientos, sino también los momentos difíciles.

Algo muy positivo es aprender a tratar nuestra ansiedad. Aunque para ello siempre lo mejor va a ser acudir a especialistas, como este grupo de psicologos madrid, aquí te compartiremos algunos datos que te podrían ser de mucha ayuda en cualquier circunstancia.

  • Aparta momentos para ejercitarte. Está comprobado científicamente que el ejercicio es un factor que ayuda a reducir la ansiedad, de manera que sería muy beneficioso para tu bienestar que te acostumbres a reservar tiempo para dos o tres sesiones de ejercicio a la semana que te ayuden a bajar el estrés.
  • Enfócate en pensamientos positivos y proactivos. Esto no significa que debas mentirte a ti mismo o vivir en un mundo de fantasías. Es posible que, ante el mal tiempo, decidas mantener una visión realista que te genere menos ansiedad, y que se enfoque en las soluciones que tienes al alcance y en la propia confianza para salirle al paso a las dificultades.
  • No te anticipes. Muchas veces el motivo de nuestra ansiedad es que sacamos conclusiones apresuradas sobre lo que sienten, piensan o hacen otras personas. Elimina la mala costumbre de elaborar pensamientos en base a suposiciones, y preocúpate más bien por investigar los hechos.
  1. Salud oral: una cuestión de rutina

Contar con una buena higiene bucal es importante no sólo para sentirnos bien con nosotros mismos, sino también para relacionarnos con otros. Lo creamos o no, este es uno de los aspectos más notorios de nuestra salud ante los demás. En el dentista La Zubia nos dicen que lograr una mejor salud oral es cuestión de entrenar de nuestro cerebro, y en eso estamos totalmente de acuerdo.

Añadiendo y cuidando los siguientes hábitos a tu rutina, podrás conservar tu dentadura en buen estado por mucho más tiempo:

  • Cepíllate tres veces al día. Además, no te saltes el paso de cepillar tus dientes antes de dormir.
  • Reemplaza tu cepillo de dientes a menudo. Puede que pase el tiempo y no le demos la importancia debida a este punto, pero los expertos recomiendan que lo hagas cada tres meses.
  • Asiste regularmente al odontólogo.
  • Usa hilo dental. La limpieza de los espacios interdentales es esencial, ya que en estas zonas pueden quedar residuos indeseables sin que lo percibamos. Los cepillos dentales no suelen llegar a ellas.
  1. Añade alimentos más saludables a tu dieta

Además de tratar de equilibrar mejor tus comidas con alimentos más sanos, también hay numerosas opciones alimenticias más rápidas y sencillas que puedes agregar y que de igual forma te pueden generar numerosos beneficios.

En este post te recomendaremos uno que últimamente nos tiene fascinados: la maca peruana, una planta de origen peruano cultivada desde hace más de 3.000 años, y que es capaz de contribuir con tu bienestar de maneras muy variadas. Puedes consumirla a través de cápsulas con extracto de maca o comprarla en polvo y añadirla a tus preparaciones.

Te enlistamos algunos de los beneficios de este maravilloso componente:

  • Mejora el aprendizaje y la memoria, ya que es beneficiosa para el funcionamiento cerebral.
  • Mejora el rendimiento físico porque ayuda a aumentar la masa muscular, razón por la que comúnmente es utilizada por atletas y deportistas como un suplemento natural.
  • Reduce el tamaño de la próstata porque contiene glucosinolatos. De este modo, puede ayudar mucho a hombres mayores que quieren prevenir enfermedades relacionadas con este órgano, o a quienes ya sufren de hiperplasia prostática.
  • Reduce el cansancio.
  • Mejora el estado de ánimo gracias a que contiene flavonoides, compuestos vegetales que ayudan a reducir la ansiedad.