Salud

Cuida tu salud sexual para sentirte bien

mayo 30, 2018
Israel Guerra

author:

Cuida tu salud sexual para sentirte bien

Algo que todos consideramos muy importante pero luego nos da reparo admitirlo, es la calidad de nuestras relaciones íntimas con la pareja. Afortunadamente, problemillas complicados de resolver en el pasado hoy se tratan con absoluta normalidad en las consultas médicas de los especialistas.

Disfunciones sexuales, qué son y cómo tratarlas

Es probable que en varias ocasiones hayas oído nombrar o hablar de las disfunciones sexuales, sin saber exactamente a lo que se refieren o qué tipo de problemas sí engloban o cuáles no. Parece mentira, pero todavía hay mucho desconocimiento al respecto por causa del pudor que provocan.

Lo que hasta hace no demasiado tiempo se ha tratado como un tema tabú, hoy continúa siéndolo en según qué ámbitos más conservadores, y no está bien visto reconocer públicamente cualquier problema de índole sexual. En muchas ocasiones la falta de comunicación afecta incluso a la pareja.

Las disfunciones sexuales, al contrario de lo que la ignorancia popular cree, no son solo cosa de hombres. Las mujeres también las sufren, el género solamente determina el tipo de disfunción del que estemos hablando, pero nada más.

Una disfunción de carácter sexual es un trastorno que aparece en una de las fases de la respuesta sexual de nuestro organismo: deseo, excitación, orgasmo y resolución. Puede darse en una sola de las fases o en varias y surgir al inicio de la vida sexual o desarrollarse durante su transcurso.

Para muchas personas, estos problemas terminan por derivar en otros de tipo psicológico, por ejemplo: angustia, miedo al ridículo, ansiedad, retraimiento, sentimientos de humillación, exceso de pudor e incluso en los casos más graves, caída en depresión.

Es por todo ello importante, dejar claro desde el principio que las disfunciones no tienen nada que ver con el afecto que sentimos por la pareja ni siquiera con la atracción sexual que sentimos por ella. Cuanto más se tarde en diagnosticar y tratar una disfunción más dificultades físicas y psíquicas pueden llegar a tener lugar. Para evitarlo, el primer caso es reconocer el problema ante uno mismo.

Una vez que hemos admitido que algo está fallando, será el momento de buscar una solución. Para ello, infórmate debidamente y visita a tu médico especialista de confianza. Él o ella están más que acostumbrados a recibir pacientes en tu misma situación y sabrán exactamente qué hacer.

Recientemente se ha hablado mucho de la que es conocida como la viagra femenina, sin embargo, este medicamento poco o nada tiene que ver con su homónimo masculino. Se trata de una pastilla que solo es útil para el 10% de las mujeres, las diagnosticadas con un trastorno sexual concreto.

Se trata del TDSH, o trastorno sexual hipoactivo, y no tiene nada que ver con la falta de deseo fruto de la rutina, el paso del tiempo u otras disfunciones sexuales de origen físico. Además de eso, este comprimido está indicado para diagnosticadas que aún no hayan llegado a la menopausia.

Sin embargo, existe otra denominada “verdadera viagra femenina” que no es una píldora, sino una descarga eléctrica en el tobillo que estimula el nervio tibial. Dicho nervio es una rama del nervio ciático que llega hasta la base de la columna vertebral y está conectado con los nervios de la pelvis.

Su estimulación mediante descargas eléctricas ha demostrado que aumenta el flujo de sangre en la zona genital y el apetito sexual de manera muy evidente. El descubrimiento se realizó, como muchos otros hallazgos científicos, de manera casual cuando un grupo de estudio experimental trataba de aliviar problemas de vejiga en pacientes femeninas que reportaron estos efectos inesperados.

En el caso de los hombres con problemas de erección, los tratamientos están más desarrollados y han pasado hace tiempo la fase experimental. Existen pastillas para la erección de resultados más que satisfactorios. Puedes encontrar aquí sin receta las mejores pastillas para la ereccion.

Algunas de estas pastillas están orientadas a mejorar la erección y mantenerla durante más tiempo y otras tienen como función retrasar la eyaculación. Incluso existen algunas que combinan ambos beneficios y sus efectos pueden variar desde las 8 hasta las 36 horas, dependiendo del tipo.

Se trata de fármacos elaborados con la máxima garantía de seguridad y eficacia y es una solución cómoda, segura y discreta para tratar este tipo de disfunciones mucho más habituales de lo que se piensa. Se estima que solamente en España más del 50% de los varones que ya han pasado la cuarentena sufren habitualmente o han sufrido en algún momento impedimentos de esta clase.

 

Prácticamente no hay ningún problema para el que no exista algún tipo de remedio o solución. Si sientes que ha llegado la hora de solventar algún asunto sexual que te tenga inquieto este es el momento, actúa con normalidad y busca esa ayudita que sabes desde hace tiempo que necesitas.

Comentarios