Sociedad

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano

junio 8, 2018

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano

Seguramente te estás planteando renovar tu viejo vehículo, de manera que lo primero que hacemos en estos casos es empezar a buscar distintos modelos hasta dar con aquel que realmente se amolda a lo que verdaderamente necesitamos. Lo cierto es que tenemos un montón de coches segunda mano madrid y kilómetro cero gracias a los cuales podemos ahorrar una gran cantidad de dinero e incluso hacernos con ese coche con el que siempre habíamos soñado. En cualquier caso, nuestro objetivo en esta ocasión es el de daros algunas recomendaciones que deberéis tener en cuenta a la hora de comprobar el buen estado de cualquiera de los vehículos en los que estéis interesados antes de comprarlos.

¿Segunda mano o Km 0?

Lo primero que nos tenemos que plantear es si no se interesa optar por un coche de segunda mano o directamente preferimos comprar alguno de los coches km 0 madrid que tenemos a nuestra disposición, y en este sentido es importante tener en cuenta que cuando hablamos de coches kilómetro cero, en realidad estamos hablando de vehículos nuevos, pero que generalmente se han utilizado para la exposición o directamente se han matriculado para cumplir con los cupos del concesionario.

Por esa razón, hablar de coches kilómetro cero es hablar de coches totalmente nuevos a estrenar en la mayor parte de los casos, pero si lo que buscamos son coches de lujo sin gastar demasiado, entonces directamente lo más apropiado es la segunda mano

Comprueba el arranque del vehículo

Cuando compramos coches segunda mano es muy importante que realicemos algunas pruebas sencillas a través de las cuales podamos asegurarnos de su buen funcionamiento, y para ello vamos a empezar comprobando que el vehículo arranca con normalidad, no hacer ruidos extraños y las luces del cuadro se apagan al arrancar o pocos segundos después.

La suspensión, esencial comprobar su estado

También es muy importante que prestemos atención a la suspensión, y para ello podemos observar el estado de los neumáticos. Si están desgastados por igual en ambos lados, en principio la suspensión debe estar en buenas condiciones, pero siempre vale la pena realizar una prueba de conducción para comprobarlo del todo.

Evita problemas con la dirección con un par de comprobaciones muy sencillas

Para comprobar el estado de la dirección tan sólo tenemos que girar el volante de uno a otro lado realizando todo el recorrido, comprobando a la vez que no hay ningún ruido y que no notamos cosas raras durante el recorrido, y por supuesto aquí también vale la pena echar un vistazo al líquido de la dirección asistida, con el objetivo de comprobar que haya sido cambiado y por supuesto que se encuentre en su nivel.

La transmisión, una comprobación determinante

Para la transmisión y sabemos el embrague para comprobar que vaya fluido, probaremos el cambio de marchas para ver que no rasca en ninguna de ellas, y también vale la pena probar el vehículo de manera que accederemos en una curva para comprobar que no suene ningún tipo de vibración fuerte. En caso de ocurrir querrá decir que la transmisión se encuentra en mal estado.

El humo del tubo de escape te puede dar mucha información acerca del funcionamiento del vehículo

Y finalmente también debemos comprobar el color del humo de escape, el cual, si es azul quiere decir que consume mucho aceite debido a un excesivo desgaste del motor, por lo que el arreglo es considerablemente caro. En el caso de que sea blanco nos indica que ayuda a la mezcla en la combustión por faltar carburante, aunque en este sentido, si estamos una temporada de frío, puede también deberse a que se ha condensado humedad en el escape.

Finalmente, el humo negro nos está indicando todo lo contaré, es decir, que está consumiendo demasiado combustible, un problema que generalmente se puede arreglar sin gastar demasiado dinero.

Comentarios