Sociedad

Los tatuajes pequeños que están arrasando entre los jóvenes

14 junio, 2018

Los tatuajes pequeños que están arrasando entre los jóvenes

Marcar tu cuerpo para siempre ha sido, es y probablemente seguirá siendo una experiencia que acompaña a muchas personas, especialmente los jóvenes, que desean tener en su piel una característica más que los defina.

 

El mundo del tatuaje no sólo no ha pasado de moda, sino que se ha ido poco a poco adaptando a las tendencias, evolucionando con ellas. Los hay de todo tipo, forma y tamaño, pero una nueva corriente está haciendo que los tatuajes pequeños para mujeres y hombres se lleven la palma y hayan encontrado un lugar privilegiado entre los más solicitados.

 

Y es que el minimalismo ha llegado también a este campo y cada vez son más personas las que deciden tatuarse algo menudo y discreto, pero que, pese a su dimensión, guarde un significado muy grande para quien lo lleva.

 

¿Y por qué pequeños?

 

Pues porque se pueden hacer en cualquier parte del cuerpo, así que ofrecen la posibilidad de colocarlos en una zona discreta, que sólo se muestre en ocasiones puntuales o a quien deseemos enseñar, o en puntos estratégicos como las muñecas, tobillos, nuca, haciendo que, aunque no sean enormes, tengan una fantástica visibilidad.

 

Hoy en día ya no hay tantos problemas para encontrar trabajo si tienes alguna parte del cuerpo tatuada, pero en algunos puestos de empleo o empresas muy puntuales sigue siendo un hándicap, por lo que los dibujos pequeños pueden ser la solución ideal.

 

Además, esta clase de tatuajes que tanto están agradando a clientes de ambos sexos, son totalmente personalizables, no requieren apenas tiempo para realizarse y, al tratarse de un diseño más reducido, el precio también es muy asequible.

 

Todo son ventajas para poder disfrutar de esta experiencia tan simbólica en la que el arte también forma parte indiscutible, ya que se necesita un buen tatuador experimentado que sepa darle nitidez y detallismo.

 

¿Cuáles son los diseños más solicitados?

 

La realidad es que hay tantas posibilidades que resulta todo un reto no escoger sólo uno.

 

Pero podríamos clasificarlos en tres grupos:

 

– personales o familiares. Son los que tratan de representar algo que se identifique con algún punto o persona de nuestra familia. Los más comunes son las letras, como la inicial de la pareja, de nuestro hijo/a o de alguien que signifique algo muy importante en nuestras vidas. También las fechas, conmemorando así un acontecimiento como una boda, un aniversario, un nacimiento, etcétera.

 

– aficiones o gustos. Para los que sienten pasión por el mar, por un deporte, por un lugar, por los animales o por cualquier otra actividad que les haga sentir plenos. Los tatuajes pueden plasmar todo eso con un dibujo de un barco, un balón, una huella de perro u otro elemento que los lleve a eso con lo que más disfrutan.

 

– mensajes o mantras. Símbolos que guarden un significado que sólo nosotros conocemos y que cada vez que vemos nos da fuerza para seguir con nuestros objetivos. Una palabra que sea fiel imagen de nuestra identidad o de la que nos gustaría alcanzar.

 

Comentarios