Sociedad

Cómo ha evolucionado el DNI a lo largo de la historia

junio 19, 2018

Cómo ha evolucionado el DNI a lo largo de la historia

Cada país lo llama de un modo distinto, pero todos los nombres que denominan el Documento Nacional de Identidad, tal y como se le conoce en España, hablan de un documento que acredita una identificación personal e inequívoca de cada uno de los ciudadanos.

Con estos documentos, que no todos los países aplican, se cuenta con un control administrativo de los ciudadanos y su posesión es obligatoria en casi todos los países de la Unión Europea y en la mayor parte de los sudamericanos. Hoy en día se pueden encontrar lugares especializados de fotos de carnet Barcelona y es precisamente la ciudad Condal la que cuenta con un lugar de referencia donde hacerse las fotos del DNI.

Lejos han quedado aquellas cédulas personales que se emitieron en nuestro país que podían contar con foto o no y realizaban los Ayuntamientos y según cada lugar se incluyen distintos datos sobre las personas.

El nacimiento del Documento Nacional de Identidad

La antesala más antigua de los Documentos Nacionales de Identidad actuales los encontramos en el siglo XIX y fue Fernando V quien otorgó la potestad a la Policía en el año 1824 para crear padrones en los que se habría de incluir el nombre, la edad, la profesión y el sexo de los ciudadanos, pero parece ser que aquello no se tomó al pie de la letra y esta cédula identificativa fue evolucionando con los años.

No fue hasta el año 1951 y bajo la dictadura del General Franco que se puso en marcha el actual proyecto del D.N.I. Franco se adjudicó el número 1 y se trataba de tener un mayor control de los españoles a través de ellos.

En este momento la fotografía carnet ya era obligatoria y de hecho era y sigue siendo el único elemento identificativo del documento que se puede contrastar al instante. Las Fotos DNI las realizaban los fotógrafos profesionales pero no había un criterio y unas normas fijas sobre ellas. En 1962 las especificaciones del documento cambiaron por completo y se eliminó el sexo, pero se añadieron los campos de grupo sanguíneo y del estado civil.

Eran tiempos donde una pretendida moralidad estrechaba fuertemente el cerco contra las libertades personales y tener en el DNI el estado civil era un modo de poder acceder a una información que la policía y demás garantes de la autoridad querían conocer.

El Documento Nacional de Identidad ha evolucionado en las últimas décadas

En 1981 y en plena transición política el documento hizo desaparecer el viejo escudo y se estampo en el mismo el Escudo nacional Constitucional, momento en el cual se vuelve a introducir el campo del sexo pero no desaparece el estado civil. En el 85 si que se elimina así cómo la profesión y el grupo sanguíneo.

En 1991 llegó el Carnet de Identidad más reducido y manejable y se borro la huella dactilar de la tarjeta, mientras que en el 2000 se le añade una línea de verificación en el reverso. En el 206 apareció el DNI electrónico al amparo de las nuevas tecnologías. Esta vez la foto volvía a ser en blanco y negro y la tarjeta estaba dotada de un chip, pero en 2015 se dio a presentar el último que se conoce a dia de hoy, un documento de alta seguridad según palabras del entonces Ministro de Interior, gracias a la incorporación de la tecnología NFC (Near Field Communication).
En este caso la fotografía es en blanco y negro y se integra en el documento, en su parte izquierda, a un mayor tamaño que en los DNI anteriores. Curiosamente, Inglaterra es uno de los países que carece de estos documentos, pero desde que se han producido atentados terroristas de gran magnitud en el país, ha habido una fuerte presión por parte de algunos grupos parlamentarios para que se imponga, algo que ha chocado con los grupos, partidos y asociaciones que defienden la privacidad de los individuos. El debate sigue latente.

Comentarios