Salud

Conoce mejor la dermatitis atópica y aprende a prevenirla o a curarla si ya se ha desarrollado

21/06/2018

Conoce mejor la dermatitis atópica y aprende a prevenirla o a curarla si ya se ha desarrollado

La piel atópica o dermatitis atópica es un problema que afecta a un alto porcentaje de la población, además de que su incidencia es mucho mayor durante los meses de verano por diferentes causas. Nuestro objetivo va a ser el de conocer qué es la dermatitis atópica, por qué se produce este tipo de eccema, y por supuesto cuales son los mejores remedios tanto a nivel de prevención como con el objetivo de acabar con ella una vez se ha desarrollado.

Qué es la dermatitis atópica

La dermatitis atopica es un problema o trastorno cutáneo a través del cual se producen erupciones en la piel que generalmente procede a descargarse. Básicamente estamos hablando del tipo de eccema más habitual a día de hoy.

Nos encontramos ante una reacción que se produce en la piel por diversas razones, llegando a provocar el enrojecimiento de la zona, picazón e incluso hinchazón, cuyo principal problema es el que pueda aparecer en una zona muy visible o que pique mucho, ya que más allá no va a ir salvo por el hecho de que se puede ir extendiendo si no lo controlamos adecuadamente.

En este sentido es muy importante que tengamos en cuenta que precisamente la llegada del verano debe ser una advertencia para extremar las precauciones, muy especialmente si tenemos una piel sensible que se vea más afectada por los elementos externos, de manera que deberemos proceder por una parte desde una perspectiva preventiva para evitar que aparezca, mientras que, en el caso de que se produzca, deberemos proceder a solucionar el problema lo antes posible actuando sobre la piel mediante una correcta hidratación y un adecuado cuidado.

Razones por las que se desarrolla la dermatitis atópica

Son muchas las razones por las que se puede producir la dermatitis atópica, y en este sentido destacamos el verano precisamente porque estamos más expuestos a los distintos elementos, sal, cloro, el propio sudor de nuestra piel, cambios de temperatura al entrar en sitios donde ayer acondicionado y salir al sofocante sol, por tomar el sol sin las debidas precauciones como el protector solar, etc.

Esto evidentemente va a aumentar las posibilidades de que aparezcan rojeces en la piel y licores, además de que también hay otros aspectos clave como por ejemplo el aire seco del invierno, la tendencia a tener piel reseca o el tener laya directamente por una falta de hidratación que puede acabar desembocando en dermatitis, el estrés también influye mucho a la hora de su aparición, o incluso el hecho de bañarnos demasiado ya sea en la piscina, la playa o incluso ducharnos en exceso en el día a día.

No debemos olvidar que hay productos que también pueden dar lugar a su aparición como los tintes, lociones, determinados jabones o perfumes, por lo que, muy especialmente si tenéis tendencia a la sequedad o a las rojeces, debéis extremar las precauciones y los cuidados.

Tratamiento y prevención de la dermatitis atópica

Para conseguir prevenir y tratar la dermatitis atópica es importante que llevemos a cabo una serie de cuidados que van desde nuestra alimentación hasta las prendas con las que vestimos.

Una alimentación equilibrada evidentemente es un buen soporte con el que evitar la aparición de la dermatitis, pero también debemos evitar los cambios bruscos de temperatura, el estrés, el excesivo sudor, tampoco nos debemos bañar en exceso, utilizaremos jabones suaves y sobre todo es muy importante que nos acordemos de forma diaria de hidratar nuestra piel con un producto adecuado.

Recordad que el agua no hidratar la piel sino precisamente todo lo contrario, lo que significa que en las zonas donde aparecen las rojeces lo que tenemos que hacer es directamente utilizar cremas en lugar de agua, o reducir esta última al mínimo para evitar y prevenir el empeoramiento.