El imperio sigue preparando el escenario para invadir Nicaragua

junio 23, 2018
LaRepublica.es

author:

El imperio sigue preparando el escenario para invadir Nicaragua

El mismo modelo de toma de poder que la CIA aplicó en Libia, Siria y Ucrania, está en pleno desarrollo en Nicaragua, un país con escasos recursos, al que le es muy difícil hacer frente al dinero del imperialismo norteamericano que financia, una vez más, a la contra.

Cada día, los diarios internacionales suman víctimas a las supuestas protestas, y acusan a la policía nicaragüense de asesinatos, y, aunque se demuestren que son acusaciones falsas, los medios de comunicación occidentales no lo corrigen. Así comienzan a hacer virar a la opinión pública hacia su objetivo, la intervención militar en Nicaragua.

Como siempre ocurre en estos casos, y ocurrió así con los más recientes Libia, Siria y Ucrania, será la “izquierda” trotskista la primera en movilizarse a favor del imperialismo, para hacer así el lavado de cara necesario ante la masa social. En este caso, la delantera la ha tomado Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona de Podemos, aunque no tardará en pronunciarse toda la “izquierda” a sueldo de Soros y Roures en España.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que es algo así como el Observatorio Sirios de Derechos Humanos pero a la nicaragüense, ha asegurado hoy que “el Estado de Nicaragua violó los derechos a la vida, integridad personal, salud y libertad de expresión y acceso a la justicia”, en un informe.

Todas las invasiones recientes llevadas a cabo por Estados Unidos y la OTAN cuentan con un “observatorio de derechos humanos”, que no es más que un organismo financiado por el país invasor, que le asegura a la prensa internacional lo malvado que es gobierno que hay que derrocar, para que esta a su vez, engañe a la opinión pública.

Nicaragua “rechaza de forma integral el informe del CIDH por considerarlo totalmente parcializado”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Denis Moncada Colindres en una intervención en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, en Washington.

Comentarios