Sociedad

El material eléctrico, siempre de calidad

29/06/2018
Foto del avatar

author:

El material eléctrico, siempre de calidad

La electricidad es un conjunto de fenómenos físicos que se conoce desde hace siglos, miles de años. Sin embargo, su utilidad a nivel mundial no comienza hasta bien entrado el siglo XIX.

El ser humano ha sido capaz de vivir decenas de miles de años sin electricidad, pero desde que se conocen sus aplicaciones para la vida diaria, las telecomunicaciones, la iluminación, la cocina, los procesos constructivos y laborales… parece casi imposible imaginarse un mundo sin sacar provecho de estos fenómenos.

A nivel de empresa, el material eléctrico adquiere una importancia enorme, hasta el punto de que si se invierte en material eléctrico de calidad, es posible conducir electricidad por este equipamiento durante largos periodos de tiempo, sin necesidad de gastos adicionales.

Ya sea para el tipo de negocio que sea, el material eléctrico debe ser de garantías, para lograr un resultado óptimo. Esta práctica es un factor limitante, ya que en los casos en los que una empresa trata de reducir costes en estos materiales, la consecuencia puede ser pequeñas sobrecargas que afectan al sistema eléctrico en general, pudiendo producir desde accidentes hasta un deterioro de los materiales pasando por un mayor consumo eléctrico.

La relevancia del material eléctrico

En cualquier empresa se utilizan todo tipo de artefactos eléctricos, no hace falta que se trate de una gran industria o una fábrica de grandes dimensiones. A menudo, los aparatos eléctricos aparecen por la evolución de la tecnología, que nos hace la vida más fácil pero también más dependiente de esta red.

Estos aparatos eléctricos, indispensables para el día a día, o mejor dicho, la acumulación de estos aparatos y electrodomésticos, si hablamos de ambientes domésticos o de oficina, suponen un mayor estrés para la instalación eléctrica, pues puede que no fuera pensada para altos niveles de carga.

Por este motivo, contar con materiales de primer nivel garantiza que la instalación eléctrica resistirán con seguridad el total de artefactos conectados a la red.

Todo este significa que el Material Electrico ha de verse como una inversión. Los componentes de calidad garantizan que la electricidad no se va a convertir en un problema grave, pues nunca existe el riesgo cero. No obstante, es posible apostar por componentes de calidad a precios económicos, como por ejemplo magnetotérmicos Schneider Electric en CadenzaElectric.com.

Otro buen ejemplo es el Diferencial superinmunizado Schneider Electric con sensibilidad ante fugas a tierra y 18 meses de garantía. Los diferenciales superinmunizados son aquellos que protegen la instalación eléctrica y evitan desconexiones por elementos externos a la instalación eléctrica.

Renovar todos los puntos de la instalación eléctrica o al menos interesarse por ellos es fundamental en todos lo edificios, pero sobre todo si se trata de instalaciones antiguas. Estas no fueron pensadas para la demanda eléctrica de la vida moderna, de modo que es pertinente revisar la sección de los conductores eléctricos y chequear que no existe ninguno que haya rebasado su vida útil, pues esta es una de las principales causas de accidentes.

En estas instalaciones antiguas resulta útil instalar magnetotérmicos. El magnetotérmico es un dispositivo capaz de interrumpir la corriente eléctrica que pasa a través de él si esta sobrepasa unos valores máximos. En CadenzaElectric.com podemos encontrar un Magnetotermico 16a Schneider electric a un precio casi imbatible en el mercado. Con un precio inferior a los 10 euros, el ahorro de este magnetotérmico 2 polos es de casi el 70%.

Los conductores de mala calidad pueden arruinar la instalación eléctrica

No importa que la vivienda sea de nueva construcción o que cuente con materiales eléctricos en buenas condiciones. Si un conductor esta anticuado, esto provoca el desgaste del material aislante, y esto se va a traducir en problemas diversos y cada vez más frecuentes: fugas, cortocircuitos y hasta humedades.

Otro error grave que comete mucha gente es la utilización de extensiones de corriente o realizar modificaciones sin consultar a personal especializado en materia eléctrica. Esto tiene como resultado sobrecargas que ponen en aún más riesgo la instalación.

¿De qué depende la seguridad eléctrica de una instalación?

Obviamente, el tiempo y el comportamiento del usuario son factores clave para asegurar la duración por más tiempo de la instalación eléctrica, pero como estamos viendo, la calidad de los componentes eléctricos juega un papel muy relevante.

La calidad de los conductores puede establecer el nivel de riesgo y accidentes, especialmente cuando van pasando los años y se hace uso de la instalación eléctrica.

La seguridad de la instalación va a depender en buena medida del trabajo de los profesionales que ejecuten esta obra. Si realizan un dimensionamiento correcto de todo el conjunto y cada una de las secciones, eligiendo para ello componentes de calidad, que no tiene por qué estar reñidos con un precio económico, es muy probable que se reduzcan las posibilidades de sufrir incidentes.

Las electrocuciones, incendios y humedades, siguiendo estas prácticas, serán anecdóticas, y se deberán en gran medida a los fallos de instalación.

Las revisiones periódicas, siempre necesarias

Dicho todo esto, nada evita que sea obligada una revisión periódica de las instalaciones, ya se trate de un edificio de grandes dimensiones o de una vivienda doméstica con un bajo nivel de conumo.

Resulta fundamental verificar que los sistemas funcionan, y esto se hace extremadamente obligado cuando pasan de diez a veinte años de la instalación. Es en este momento cuando llega la oportunidad de sustituir los productos que más sufren, los conductores eléctricos, pues aún revisando todos estos factores, pasado el tiempo el deterioro va inhabilitando estos elementos.

No es baladí todo lo comentado pues en los últimos años están apareciendo especialmente en internet muchas tiendas online que ofrecen productos para la instalación eléctrica muy bajos de precio pero que no cuentan con el nivel de calidad suficiente para garantizar protección y seguridad en las instalaciones eléctricas.

Por ello, atender a los consejos anteriores es importante para evitar accidentes domésticos y tener que estar continuamente revisando la instalación eléctrica por fallo en la misma. La proliferación de productos de baja calidad afecta tanto al sector de la electricidad como al de la iluminación, el sonido y las nuevas tecnologías.