Compartir

Adquirir un smartphone de calidad es una de las mayores pasiones que puede disfrutar un aficionado a la tecnología. El uso de este tipo de terminales tecnológicamente avanzados supone sin duda una gran satisfacción y algo de lo que poder presumir de poseer.

 

Uno de las marcas de smartphone que ha creado una auténtica legión de seguidores en torno a ella es la marca Iphone de la multinacional americana Apple. Estos smartphones tienen precios muy elevados respecto a otras marcas de gama media o baja pero sin duda ofrecen unas prestaciones muy por encima de la media.

 

Es por su elevado precio por lo que los propietarios de un smartphone de esta marca hacen todo lo posible por conservarlo durante el mayor tiempo posible, retrasando la compra de un nuevo terminal. Para poder alargar la vida útil de un smartphone resulta especialmente conveniente realizar las reparaciones que sean necesarias, siendo las más frecuentes las que se muestran a continuación:

 

Reparaciones de pantallas

Una de las partes más sensibles que puede tener un smartphone es su pantalla. Es la parte más expuesta a cualquier tipo de accidente, caída o golpe y una de las partes del iPhone que más rápido se suele deteriorar.

 

Para aumentar la duración de un iPhone y no tener que renovarlo por uno nuevo resulta muy aconsejable sustituir la pantalla por una nueva. Una nueva pantalla iPhone 6 o una nueva pantalla para iPhone 5 son algunas de las pantallas que más éxito de ventas suelen tener. Y es que renovar una pantalla tiene un precio muy simbólico comparado con la adquisición de un nuevo terminal.

 

Sustitución de la tapa trasera

La tapa trasera, al igual que la pantalla del iPhone, es una de las partes del terminal más expuesta a cualquier tipo de incidencia exterior. Al igual que ocurre con el caso de las pantallas resulta muy económico sustituir una tapa trasera arañada o en mal estado por una tapa trasera nueva.

 

Es un cambio que se puede hacer con relativa facilidad e incluso existen tutoriales para hacerlo en internet.

 

Sustitución del cargador

Uno de los problemas más comunes es el deterioro del cargador del iPhone. El uso continuado del mismo en todo tipo de situaciones y el desgaste del paso del tiempo provocan una disminución en la funcionalidad del cargador que evita que cargue el smartphone correctamente. Sustituirlo por uno nuevo es algo sencillo y rápido y la solución más económica.

 

Formateo del sistema

No solo a nivel externo o de hardware puede sufrir problemas un iPhone o cualquier otro smartphone sino que también existen problemas a nivel de software. Llegado un momento en el que el funcionamiento es muy errante e irregular lo mejor es proceder a formatear el dispositivo para dejarlo como si viniera de fábrica.

 

Como se puede comprobar son muchas las pequeñas reparaciones que se les puede hacer a un iPhone para alargar su vida útil y retrasar la compra de uno nuevo.

 

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.