Compartir

Correr, trotar y caminar son actividades deportivas en las que los niveles de exigencia física varían. También requieren diferentes tipos de indumentaria deportiva, y las zapatillas ocupan un lugar primordial a la hora de alcanzar el máximo de rendimiento. Elegir la zapatilla más adecuada para cada tipo de deporte, no solo impacta en los logros deportivos, sino que además es la mejor defensa contra lesiones con la  puede contar un atleta.

Consejos básicos para elegir la mejor zapatilla

Con el auge de internet, proliferaron las tiendas virtuales deportivas donde es posible adquirir los calzados deportivos de las empresas más importantes del mercado. Cuando se busca una nike en Intersport, no solo se puede encontrar una amplia variedad de la marca, fácilmente asociada con el “Just do it”, sino que además te brinda toda la información necesaria acerca de las características de cada uno de los modelos, para que la compra sea exitosa.

Sin embargo, nunca está de más tener en cuenta algunas recomendaciones generales.

 

  • Elegir una zapatilla para cada disciplina deportiva

 

No es lo mismo caminar que correr, por eso las características de las zapatillas están diseñadas teniendo en cuenta su funcionalidad. Las zapatillas para caminar son más rígidas, mientras que las que se utilizan para correr deben ser más flexibles, con amortiguación adicional, para soportar mayor impacto.

 

  • Conocer el tipo de pie

 

Para conocer el tipo de pie es necesario evaluar el tipo de arco que se tiene, y una forma de hacerlo es lo que se conoce como la “prueba húmeda”. Consiste en mojar el pie y apoyarlo en un papel marrón y observar la huella.

Si la huella muestra la planta del pie con poca o ninguna curva en el interior, significa pie plano. Esto significa que el calzado tendrá un desgaste adicional en el talón exterior y en el antepié. Entonces la zapatilla deberá tener función de control de movimiento y soporte máximo.

Si la huella muestra solo una parte del antepié y el talón con una estrecha conexión entre ambos, el arco es alto, por lo que el desgaste en el calzado será en en el borde exterior del talón. En estos casos se debe elegir un calzado deportivo acolchado con una entresuela suave.

Si el arco es neutral, curva distinta en el interior y desgaste de los zapatos uniforme, la zapatilla deberá ofrecer estabilidad y una combinación correcta entre amortiguación y soporte.

 

  • Examinar detenidamente las características de cada calzado deportivo

 

La industria del calzado deportivo se supera día a día en diseño y utilidades.  Cada elemento que se agrega a los modelos nuevos, como las inserciones transparentes, llenas de gel o de aire, proporcionan una absorción adicional de choque, y resultan muy beneficiosas para las personas que suelen sufrir dolor en los talones.

 

  • Controlar el desgaste

 

Las zapatillas aún las de las marcas más reconocidas, no son eternas, sufren un desgaste y es muy importante, cambiarlas aproximadamente a los seiscientos kilómetros recorridos. Si la parte posterior de la suela presenta un desgaste importante, también es momento de elegir un nuevo calzado deportivo.

Crecimiento del running a nivel mundial

Aunque algunas personas lo toman prácticamente como un entretenimiento o una actividad para desconectarse de la rutina cotidiana, el running como disciplina deportiva aumentó más del veinte por ciento en los últimos años.

Los runners más experimentados recomiendan establecer un plan de entrenamiento, adquirir hábitos alimenticios saludables y siempre realizar una rutina de calentamiento antes de comenzar a correr.

Los ejercicios de calentamiento pueden evitar lesiones serias, ya sean de tipo muscular o en los huesos, como fracturas y esguinces.

Para los runners es muy importante adquirir una zapatilla con una gran capacidad amortiguadora.

Hoy en día, comprar zapatillas online permite comparar las diferentes características de los modelos más avanzados para adquirir el que se adapte más a las necesidades y preferencias de cada atleta. Además, las tiendas virtuales, ofrecen una política de cambios y devolución, que siempre busca favorecer al usuario.