Economía

Los ficheros de morosos, ¿cómo salir de ellos?

julio 26, 2018
Israel Guerra

author:

Los ficheros de morosos, ¿cómo salir de ellos?

Desde hace unos años, los ficheros de morosidad han cobrado una importante relevancia debido a dos motivos: el alto incremento de personas registradas en ellos y, lo que es más preocupante, la gran cantidad de inscripciones incorrectas o motivadas por deudas menores que ya se han cubierto pero que siguen quedando registradas.

A rasgos generales, un fichero de morosos, también conocido como registro de impagados, es una lista de datos con personas y empresas que no han cumplido con sus obligaciones de pagos. Su función es la de mostrar esos impagos, así como informaciones relacionadas con pagos, para proporcionar la solvencia financiera de estas personas o empresas.

En España existen centenares de registros de este tipo, si bien los más conocidos son Asnef, Badexcug, RAI o Cirbe, entre otros. El más importante de ellos, por su relevancia, es Asnef, pero no es el único. Otro de ellos, Badexcug, está gestionado por una empresa gestora que opera en España desde 1992.

Os mostramos a continuación, algunas de las características de este fichero y cuáles son los riesgos de aparecer en él.

Badexcug, ¿qué es y quién gestiona este fichero?

Al igual que Asnef o RAI, Badezcug es un registro de imagos en el que aparecen incumplimientos de obligaciones dinerarias, es decir, deudas impagadas tanto de clientes particulares como de personas jurídicas (empresas, asociaciones, etc.).

En este fichero participan bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito, plataformas de crédito y operadoras de telecomunicaciones. Estas entidades se encargan de informar sobre los nuevos morosos y las deudas que estos tienen a la empresa que gestiona el fichero.

Badexcug recibe ese nombre por la compañía que lo gestiona, Experian Bureau de Crédito, presente en España desde 1992 pero que tiene su sede matriz en Irlanda.

El principal problema de aparecer en este tipo de listados es que dificulta gravemente la posibilidad de conseguir financiación mediante las vías tradicionales: bancos y empresas de crédito, quedando como única alternativa los créditos online de pequeña cuantía, una posibilidad a la que acuden muchas personas con necesidades de financiación pero que tiene otros inconvenientes.

Estos créditos online tienen como ventaja que ofrecen liquidez en poco tiempo, incluso en cuestión de minutos, pero la contrapartida es que los intereses a pagar son más altos que con otras vías de financiación.

La entrada en un fichero de morosidad se produce a partir de la comunicación del acreedor con el fichero, esto es, es la empresa que tiene una deuda pendiente la que solicita la inclusión de los datos del moroso en ese listado, y además debe pagar por ello. Existen una serie de obligaciones para poder incluir el nombre del deudor en ese fichero, pero lo más peligroso es que en ocasiones, una vez saldada la deuda, tarda tiempo en desaparecer el rastro de ese fichero.

¿Cómo salir de Badexcug y otros ficheros de morosos?

De forma general, existen tres vías para salir del fichero badexcug y otros registros similares. Una posibilidad para salir de badexcug es que la deuda reflejada en la ficha personal no sea correcta. Si esto ocurre, el “deudor” debe solicitar la baja de la base de datos de Badexcug a la empresa o entidad que informó de la supuesta deuda. Si la empresa no está de acuerdo, es el momento de solicitar un arbitraje de las instituciones de consumo o iniciar un procedimiento judicial. Si la razón la obtiene el supuesto deudor, desde Experian España inician los trámites para sacar a esa persona o empresa de la lista badexgug.

En caso de que la deuda sea cierta, lo más sencillo es pagar el importe reclamado. Cuando se produce el pago, hay que informar a Experian para que haga desaparecer esos datos o bien enviar un escrito de baja a Experian Bureau de Crédito incluyendo el justificante de pago.

Si la deuda es cierta pero la elección es la de no pagar, para que los datos desaparezcan de la base de datos han de pasar seis años, que es el periodo máximo que la ley de protección de datos permite a estos ficheros conservar los datos. Pasado ese tiempo, Experian Bureau de Crédito debe borrar la ficha de la base de datos, aunque la deuda no esté cubierta.

Comentarios