Tecnología

El rápido desarrollo de Internet y los principales portentos durante su evolución

01/08/2018

El rápido desarrollo de Internet y los principales portentos durante su evolución

En apenas unas décadas la red ha pasado de ser un sistema de comunicación entre investigadores a un recurso cotidiano que conecta a millones de personas alrededor del globo

¿Qué cosas han cambiado debido a Internet?

A simple vista podríamos decir que todas. No solo el acceso a la información se ha simplificado (si bien todavía ha de primar la prudencia a la hora de dilucidar qué fuentes son dignas de que confiemos en ellas) y la manera en que nos comunicamos ha evolucionado de la mano de las nuevas tecnologías, sino que servicios a los que estábamos, y aún estamos, acostumbrados a acceder fuera de la red están ya disponibles dentro de ella, presentando varias diferencias, ventajas y desventajas respecto de los métodos convencionales.

 

A través de internet podemos enviar una carta, leer el periódico, comunicarnos con amigos, parientes y hasta desconocidos, ver no solo películas y series sino la misma televisión, realizar consultas a compañías públicas y privadas, saber el tiempo que hará, realizar compras puntuales o diarias e incluso llevar a cabo gestiones oficiales.

 

Todo esto ha conducido, como cabía esperar, a que la cantidad de personas que navegan por la red y el tiempo que pasan conectadas haya aumentado hasta cotas estratosféricas, lo cual abre la puerta a que Internet nos ayude en formas nuevas: el marketing online. Tanto para los profesionales, pues da ocasión a que expandan sus negocios, como para su público potencial, pues tienen más probabilidades de encontrar los productos y servicios que buscan. Pero para que el marketing en la red funcione es necesario conocer las técnicas de posicionamiento correctas. Por fortuna a tenor de la creciente importancia de anunciarse en Internet han surgido empresas especializadas como Online Marketing Dream, quienes se ocupan de todo lo referente a esta cuestión para maximizar las posibilidades de éxito de sus clientes en este ámbito.

 

Eso sí, no se debe olvidar que estamos hablando de marketing: sus frutos no son inmediatos, aspecto al que en ocasiones la red puede mal acostumbrarnos, ni garantiza que incluso el mejor servicio se traduzca en ventas. Ahí entran en juego la calidad de lo que se ofrece y, en una medida pequeña pero relevante, la suerte. Sin embargo, existe una gran diferencia entre ponerse en manos de las mejores empresas de posicionamiento web e intentar hacerlo uno mismo o confiar en alguien que dice saber de lo que no sabe. En la arriesgada apuesta constante que supone sacar adelante un negocio, es vital saber cuando y en quién depositar tu confianza.

 

¿Cuál ha sido el origen de estos cambios?

Para profundizar en ello, vamos a hacer un recorrido por algunos de los hitos más importantes en la evolución de Internet, desde sus orígenes hasta un momento reciente, o para ser más exactos, desde 1969 hasta 2010.

 

Los primeros grandes avances beneficiaron al mundo de la investigación y la docencia universitaria, pues en 1969 se creaba ARPANET, una red que conectaba a investigadores y profesores de toda Estados Unidos, alcance que en 1973 se volvería internacional. Antes de ello, en 1972, se envió el primer email, mejorando la manera en que estos investigadores se comunicaban, y que más tarde pasaría a hacer lo propio con la población general. Ese mismo año apareció el primer virus creeper, representando por así llamarlo un “hito sombrío” al dar origen a una de las grandes amenazas de las cuales debemos protegernos cuando navegamos.

 

Podemos considerar el siguiente momento cumbre el que nos llegó en 1977 de la mano de Apple, cuando la compañía puso a la venta la primera computadora destinada al uso personal, brindando así al resto de personas la posibilidad de acceder a la red. Otra revolución en el modo de comunicarnos llegó en 1982 con el surgimiento de los emoticonos a los que estamos tan acostumbrados hoy en día.

 

Siguiendo con la cuestión de elementos que se han tornado familiares en la actualidad, pasamos al momento en que, llegado 1989, ARPANET dejaba de existir y Tim Berners Lee, de la CERN, creaba por medio de la clave www la primera página web. Yahoo surgió en 1994, seguido al año siguiente por el Internet Explorer de Microsoft. Siendo el primero un buscador (utilidad destinada a ayudarnos a localizar lo que buscamos en Internet) y el segundo un navegador (orientado a ofrecernos un entorno fácil de manejar por medio del que conectarnos a la red), resulta evidente su relación con la forma en que hoy día empleamos Internet.

 

Otro gran avance fue la llegada del Internet de banda ancha en 1997, lo que incrementó la velocidad a la que podíamos navegar, haciendo dicha navegación más amena y efectiva. En esa línea cabe señalar el nacimiento en 1998 de Google, buscador por excelencia (y el que más tienen en cuenta los expertos en posicionamiento web).

 

Un cambio relevante tanto en la manera de buscar información como en la tendencia a colaborar entre usuarios nos llegó con Wikipedia en 2001. Poco después, en el plazo que va desde 2003 hasta 2005, en que surgieron Gmail, WordPress, Skype, Flickr, Facebook, Vimeo y, hacia finales del margen que señalamos, Youtube. A estos se unieron cinco años después Instagram y Pinterest.