Sociedad

El bulldog inglés como mascota

23/08/2018

El bulldog inglés como mascota

Entre otros beneficios, tener un perro en casa puede ayudar mucho a que sus dueños mejoren su estado anímico en general, además de permitirles la liberación de tensiones propias de cada día al llegar y sacarlos a pasear o simplemente jugar un rato con ellos.

Los bulldog como mascota ideal

El bulldog inglés se caracteriza por ser un perro muy noble y cariñoso con sus dueños, incluso puede llegar a preferir la compañía de su familia dentro de casa que jugar en el jardín o diferentes espacios abiertos con otras mascotas. Aunque en el pasado esta raza fue considerada como agresiva y se utilizaba en peleas, con el tiempo esto fue cambiando y a pesar de tener un aspecto fuerte que puede generar miedo, la realidad es que son bastante juguetones.

Para poder comprar un cachorro con pedigree, lo mejor es acudir con criadores bulldog ingles, aquellos que, entre otras cosas, se dediquen a este negocio de vender perros de manera continua. Estos criadores suelen tener a sus cachorros en casa como un integrante más de la familia y nunca en jaulas. Además los venden a partir del segundo mes después de haber nacidos y nunca antes, ya que representa un riesgo para el animal.

No hay que olvidar que un bulldog es una raza que requiere de una atención importante y que si desde muy pequeño presenta problemas de salud, su vida y las de sus dueños no será lo placentera que debiera ser. Por este motivo es importante estar seguros de que el bulldog inglés ha sido criado bajo unos mínimos de higiene y nutrición imperativos.

Todas las preguntas necesarias

Antes de comprar bulldog ingles es importante realizar todas las preguntas que sean necesarias en torno a las necesidades específicas que tienen estos animales, tanto en su alimentación, como cuidado. Esta raza en sí se caracteriza por ser bastante alegre, es decir que al recibir visitas se animan y tienden a recibirlos con entusiasmo. Puede ser bastante sospechoso si al recibir una visita, el bulldog inglés se esconde.

Lo mejor es no comprarlos en tiendas de mascotas, ya que pocas veces estos animales cuentan con pedigree real.  En muchos casos, las condiciones en las que los mantienen pueden llevar a que el cachorro presente diferentes enfermedades en un futuro, siempre considerando lo delicados que son sobre todo en la piel y en los ojos.

 

Cuidados especiales para los bulldog inglés

Cuidar los cachorros bulldog ingles es comparable a tener un bebé en casa y requieren de una atención especial. Igualmente, el coste de este mantenimiento puede resultar más laborioso comparándolo con otras razas de perros. Antes de llevarse uno a casa es importante fijarse en ciertos detalles.

Por ejemplo, si bien es cierto que tienen diferentes arrugas en su cuerpo, cuando son pequeños estas no deben ser tantas ni mucho menos tan gruesas. Esto puede ser una señal de que el animal podría sufrir de diferentes enfermedades a futuro.

De la misma manera, la nariz debe ser completamente negra, esto quiere decir que no tenga ningún signo de despigmentación. En cuanto a los ojos, es importante que sean oscuros y no tengan enrojecimiento, de lo contrario, podría ser otra señal de enfermedad.

Sus orejas deben ser pequeñas y deben estar situadas perfectamente en el borde superior de su cabeza. Además, nunca se le deben cortar las orejas y en caso de que éstas sean demasiado grandes, la solución pasa por aplicarles un poco de pegamento a modo de que la oreja también adquiera forma de rosa. Recordar que también es importante que las orejas no se mantengan demasiado pegadas a las orejas.

En cuanto a su cola, esta debe ser corta y que esté junto al cuerpo pero nunca entrelazada, ya que eso puede acarrear riesgos de salud. Asimismo, es necesario comprobar si la corta ha sido cortada parcial o totalmente, pues en ese caso claramente lo que se ha intentado es vender un bulldog inglés sin pedigree. En cachorros, esta cola tiene que tener una longitud que oscile entre los 5 y los 7 centímetros.

También es conveniente vigilar su estatura general. un cachorro con poco cuerpo pueden tener problemas discales. aunque no hay medidas exactas, un buen ejemplo para comprobar que la medida del bulldog inglés es buena es mirando que su cuerpo es un poco más largo que ancho..

También hay que comprobar que el cachorro camina libremente y se puede desplazar sin problemas. Es posible que en alguna de sus patas no tenga la fuerza necesaria y no apoye bien, ocasionando problemas futuros en su columna vertebral o de displasia de cadera.

Es importante comprobar todos estos parámetros para que la vida del can sea lo más digna posible.

Contar con ayuda especializada

Es un hecho que comprar una mascota requiere de mucha información previa y sobre todo responsabilidad. En el caso de los cachorros bulldog inglés, que se caracterizan por ser bastante delicados, es importante contar con ayuda en todo este proceso de adaptación.

Bulldogtribe es una opción ideal para obtener información especializada en todo lo relacionado a la compra y cuidado de estos cachorros. Desde la experiencia, tratan de orientar a todos los amantes de esta raza. Aunque requiere de atenciones especiales, los bulldog inglés se caracterizan por ser sumamente amorosos, mucho más que otras razas de perros.

Independientemente que sean machos o hembras, lo fundamental es que sean tratados con amor y sobre todo com mucha dedicación, así se evitará el desarrollo de diferentes enfermedades que pueden afectar la calidad de vida de estos animales e incluso acortarla.

Recordad que el ciclo de vida de un bulldog inglés debe ser de una temporada de entre 8 y 10 años y que su peso ideal no debe exceder de los 25 kilos.