Sociedad

Gafas reticulares: un verdadero entrenamiento de estimulación y relajación ocular

septiembre 3, 2018

Gafas reticulares: un verdadero entrenamiento de estimulación y relajación ocular

Durante el día los ojos pueden cansarse tanto como cualquier otra parte del cuerpo, de manera que resulta importante y necesario reponer las energías consumidas durante la lectura, las largas horas de trabajo frente al ordenador etc. El uso de las gafas reticulares permiten a su usuario ejercitar, fortalecer y estimular los glóbulos oculares.

Ejercicio, fortalecimiento y mejora de la visión

Las personas que utilizan gafas reticulares mejoran su agudeza visual, aumentando la capacidad de identificación y percepción de letras, números u objetos desde una distancia de visualización amplia.

Hoy en día este accesorio continúa popularizándose y el mercado ofrece gran variedad de productos de esta gama, los cuales abundan en modelos, colores, materiales y estilos; páginas web como gafasreticulares.online muestran al público la diversidad del mismo, los cuales existen de agujeros finos, hexagonales, cónicos, piramidales, etc.

El uso frecuente de este tipo de gafas con agujeros negros reducen ampliamente el estrés ocular, la fijación o rigidez de la vista el cual se manifiesta con distorsiones visuales, en las que imágenes dobles o borrosas, cansancio, enrojecimiento e irritación de los ojos llegan a desencadenar fuertes dolores de cabeza.

Estas gafas reticulares son una herramienta de ejercicio visual apropiada para mantener el músculo de la visión en óptimas condiciones, a través de los constantes movimientos que los ojos deben hacer por los distintos agujeros para poder captar la imagen.

Alternativa de agudeza visual

Cada vez más se incrementa el número de personas con anomalías de la vista, presbicia, hipermetropía, miopía, astigmatismo, estrabismo, etc, y el uso de gafas reticulares también se aplica para estos casos.

Personas con dificultades para ver cosas muy cercanas como los présbitas e hipermétropes pueden usarlas para aumentar la claridad. También son una alternativa a la hora de ver televisión o al usar el ordenador en el caso de aquellos que padecen miopía y astigmatismo, y en situaciones de estrabismo contribuyen en la correcta integración de los ojos.

Cada estenopo (agujero pequeño) del anteojo permite el aumento de la profundidad de campo, incrementando la visión en todas las distancias, entrenando la movilidad y centralización.

Adaptación ocular con gafas reticulares

Quienes usan gafas estenopeicas por primera vez, obligan a los ojos a moverse, ejercicio que al principio puede causar tensión o mareos, proceso natural de adaptación por el cual la persona no debe preocuparse, lo más recomendable es ir poco a poco y en caso de incomodidad detenerse e intentar de nuevo al siguiente día mientras la vista se acostumbra, aumentando cada vez los periodos de uso y no olvidando la relajación.

Al principio mientras se realiza el proceso de adaptación suelen aparecer letras o imágenes dobles, situación que puede controlarse con el barrido veloz de la vista sobre las mismas, no buscando leerlas o entenderlas bien sino adaptando la vista a las gafas, luego este desperfecto desaparecerá. Para el uso regular de estos anteojos estenopeicos es necesaria la paciencia, debido a que nuestros ojos conocen más la fijación que el movimiento, así que si al inicio cuesta captar de forma más inmediata la imagen la persona debe relajarse y obligar a la vista a estar en actividad.

Gimnasia visual

Muchos son los casos en los que una persona necesite ejercicios de recuperación visual, y estos pueden tener un mayor avance cuando se incluyen gafas reticulares. Estos son los ejercicios más comunes:

  1. .Parpadear: se realiza con una combinación de parpadeo rápido y lento, luego fijar la mirada en los agujeros de las gafas reticulares, repitiendo varias veces, así se promueve la lubricación de los ojos.
  2. Cerrando y abriendo: para este sencillo pero eficaz ejercicio se deben cerrar los ojos fuertemente durante 5 segundos y abrirlos con amplitud, enfocando la vista en los agujeros de los anteojos estenopeicos.
  3. Círculos: girando los ojos primero hacia la derecha y luego a la izquierda 5 veces cada vez, esto fortalecerá los músculos externos de los ojos, muy útil para casos como hipermetropía y miopía.
  4. Sigue el lápiz: con el brazo extendido y un lápiz en la mano, la persona deberá tapar un ojo o lente con la otra mano y mover en diferentes direcciones el lápiz al mismo tiempo que lo sigue con la vista, no puede mover la cabeza, solo la vista, esto ayudará a mejorar la agudeza visual.

Lápiz cerca y lejos: el enfoque debe mantenerse en el lápiz, el cual debe alejarse y acercarse a la vista, debe hacerse de forma lenta y repetirlo 3 veces mínimo, es efectivo para la prevención de cataratas y presbicia.

Comentarios