Economía

¿Vacaciones de pesadilla? Puedes reclamar

septiembre 4, 2018

¿Vacaciones de pesadilla? Puedes reclamar

Todo el mundo está esperando que lleguen las vacaciones de verano para disfrutar de un viaje plácido y cómodo. Lugares increíbles, con playas de arenas blancas y aguas azules o lugares apartados donde disfrutar de maravillosos monumentos y culturas diferentes.

Cuando se está planeando un viaje a nadie se le ocurre pensar que esas vacaciones soñadas se van a tornar en una pesadilla que parece no tener fin pero, en ocasiones, puede llegar a suceder.

Son muchas las causas que pueden llevar a tener que acabar esos días de ocio en un despacho de abogados porque se necesita reclamar por los perjuicios sufridos. Hay quien decide dejar pasar ciertas cosas por no tener que pasar horas y días en espera de respuesta pero lo mejor en estos casos es reclamar y ejercer nuestros derechos. En Internet se puede encontrar mucha información sobre cuándo y porqué es necesario contar con la ayuda de abogados como la web abogadosyderecho.com.

Reclamación a la compañía aérea

Una de las mayores causas de reclamación por parte de los turistas tiene que ver con las compañías aéreas.

Vuelos retrasados o que son cancelados, que haya overbooking o, la reclamación más normal, que se haya perdido el equipaje. Todas estas circunstancias hacen que se empiece mal un viaje y pueden ser causa de reclamación por parte de los usuarios.

Como norma general las mismas compañías disponen de su propios medios que se ofrecen a los pasajeros cuando ocurre alguna incidencia para poder reclamar. Pero quizás lo mejor sea contar con la ayuda de algún bufete de abogados que puedan realizar todo el papeleo e informar mejor a los pasajeros con problemas, en especial, si la reclamación es de una cantidad bastante alta.

Si se aconseja que se deje por escrito la reclamación en el aeropuerto para que haya constancia de la misma. Hoy, gracias al uso de los medios digitales, es mucho más sencillo poder redactar y enviar una reclamación sin tener que moverse de casa.

Cualquiera de las circunstancias antes mencionadas cambian por completo el horario de los usuarios, llegando incluso a tener que cancelar las vacaciones o tener que coger otros vuelos que resulten más caros. Reclamar por esos daños es un derecho.

El alojamiento no es como te lo habían anunciado

Este es otro gran problema que les puede ocurrir a los viajeros. En ocasiones, se presentan fotos de alojamientos como apartamentos vacacionales y hoteles que a primera vista parecen de auténtico lujo pero después, al llegar al sitio, resultan todo lo contrario. Esto puede hacer que las vacaciones no sean tan agradables y reparadoras como se esperan.

En estos casos también existe una fórmula para poder reclamar. Si un hotel no cuenta con los servicios que están anunciando o una casa de vacaciones no tiene las condiciones que se han especificado los viajeros pueden reclamar.

Al principio se puede reclamar a la agencia con la que se contrataron las vacaciones pero si no se recibe respuesta es momento de acudir a profesionales que ayuden con el problema y llevarlo ante la justicia.

Hay que informarse bien

Las reclamaciones durante el verano han ido aumentando debido a los problemas antes explicados de la mala gestión de lugares de alojamiento y de los aerolíneas. El problema es que muchas personas que tienen derecho a reclamar no lo hacen porque no están bien informadas.

Es importante conocer los derechos que como viajero uno tiene para poder reclamarlos cuando estos no se cumplen.

También es importante saber cuándo es el momento de reclamar. Hay reclamaciones que hay que poner en el mismo momento como si al llegar al hotel resulta que falla el aire acondicionado o hay algún problema en la habitación.

Fuente: Canarias Confidencial

Comentarios