Compartir

La cocina es uno de los espacios más importantes del hogar. No sólo es el lugar donde se invierte tiempo para darle vida a platos suculentos, también es centro para el encuentro, el diálogo y la creación. La decoración de esta valiosa área, variará dependiendo de sus dimensiones, los colores predominantes en la vivienda y la división de la zonas que la componen. Debe estar en armonía con la totalidad de la casa.

Más allá de los parámetros estéticos, existen aspectos como la flexibilidad, utilidad, facilidad en la limpieza, economía, ecología y practicidad que son determinantes.  Descubre los tips indispensables para diseñar y decorar la cocina ideal

La distribución

El primer paso es conocer las modalidades de distribución más comunes:

  • En disposición U: Este diseño es aconsejable para una forma cuadrada. Su propósito es el de emplear un lateral como barra, y el otro como fregadero y espacio para preparación de alimentos.
  • Forma de L: Esta es una opción para las medidas reducidas, ayuda a aprovechar el espacio al máximo.
  • En línea: Se adapta a arquitecturas alargadas, beneficia una percepción de “ensanche”.
  • Con frentes paralelos: Permite la confrontación de dos mobiliarios versátiles.
  • Con forma de isla:  Es aplicable a zonas espaciosas, propone una superficie para cocinar o comer, permite el uso de cajones o armarios extra.

Para seleccionar una distribución común o personalizada, es necesario tomar las medidas y realizar un plano con los señalamientos necesarios. Están disponibles aplicaciones en la web muy fáciles de utilizar, que serán de gran ayuda para realizar el boceto. Existe una infinidad de estilos disponibles en el mercado, desde las clásicas, vintage, rústicas hasta las cocinas modernas.  Las tendencias contemporáneas ofrecen diversas distribuciones para grandes y pequeñas, módulos e integrales, inteligentes con tecnología innovadora, una amplitud de colores y diferentes combinaciones.

Los muebles

Estos son los elementos fundamentales que determinarán la utilidad. Deben seleccionarse con mucho cuidado, pensando en las necesidades actuales y proyectando las que puedan surgir en el futuro. El secreto está en seleccionar aquellos que permitan la optimización de las tareas, los espacios y la creación de una atmósfera armoniosa.

Existe una amplia gama para escoger:

  • Módulos extraíbles.
  • Columnas con estantes removibles.
  • Armarios flexibles.
  • Vitrinas para las vajillas o adornos.
  • Cajones altos.
  • Pequeños estantes para las encimeras.

Siempre es importante recordar que el mobiliario puede renovarse. Aplicaciones sencillas como cambiar algunas piezas, pintarlos o transformar el material de sus superficies, será suficiente para obtener una apariencia nueva.

Pinturas y colores

Los colores inciden en los estados de ánimo y pueden convertirse en una terapia emocional. El cambiar drásticamente la tonalidad de las paredes, puede ser un instrumento para generar contrastes y ambientes especiales con una inversión mínima de dinero. Se pueden usar las apps que permiten a través de una fotografía del lugar, la prueba de diversos colores para obtener una previsualización. La orientación también es un ayudante para la selección de la paleta de colores.

Las cocinas situadas al norte, demandan un tinte cálido y luminoso. Al sur son más positivos los pigmentos verdes y blancos. Las coloraciones pastel, grises o crema se adaptan mejor al Este y las coloraciones frías para el Oeste.

Complementos y accesorios

Los detalles son ese toque especial que cada persona puede dar en función  de sus gustos y su visión del mundo. No se trata de hacer un gran aporte de dinero, es un ejercicio de creatividad para encontrar esos elementos particulares que marcan la diferencia. A continuación varios ejemplos:

  • Las velas construyen atmósferas particulares, están disponibles en una amplia gama de colores y fragancias.
  • Un jarrón decorado con flores naturales o artificiales, dispuesto en un punto focal destacado.
  • Accesorios de diseño que pueden ser divertidos o elegantes.
  • Cortinas, fundas o manteles con un estilo común.
  • Usar las frutas o los vegetales como parte del decorado.

La iluminación

La iluminación es protagonista para la creación de volúmenes, texturas y la diferenciación de los diversos segmentos del lugar. Durante el día es importante observar el comportamiento de la luz natural, si no se cuenta con una ventana o alguna otra entrada que permita la claridad, es importante acompañarla con fuentes artificiales.

Para la noche se pueden combinar fuentes ambientales y direccionales, con un diseño estratégico dedicado no sólo a iluminar como objetivo primordial, sino también a pintar el espacio para generar otros aportes sensoriales.