Compartir

Como todos sabemos hoy en día es mucho el porcentaje de basura que acaba en los océanos, por lo tanto la contaminación ha aumentado considerablemente y con eso aumenta las muertes de las distintas especies que habitan en ellos.

Según un estudio en Estados Unidos confesaron entre el 15% y 20% de las personas que usan lentillas, (en especial las lentillas diarias), que las desechan por los lavabos, sumideros o inodoros, y no son realmente consciente de que estas llegan al océano convertidas en microplástico.

El material con el cual están hechas las lentillas, son de un plástico diferente por lo tanto sus residuos son distinto a los otros, este material se llama polypropylene, que se encuentra en la mayoría de los objetos, como ropa hasta batería de automóviles.

Un sin fin de investigaciones a dado que un sin fin de lentillas que son desechadas por los desagües, terminan en las plantas de tratamiento de aguas residuales, y que varían desde 6 a 10 toneladas métricas de lentillas terminan en estas aguas y sólo en Estados Unidos.

Pero, ¿porque toda esta preocupación?. Estos microplásticos como son pequeños y transparentes pero obviamente más densos que el agua, terminan en los océanos y llegan a confundirse con algún alimento, por lo tanto pueden llegar a consumirlos y esto afecta gravemente su sistema digestivo. y esto no es todo, la mayoría de estos animales son parte de una cadena alimenticia, que hasta estos pueden llegar a ser consumidos por los humanos, y esto puede acarrear un sin fin de enfermedades por los contaminantes que se adhieren a los plásticos.

Ahora vas a pensar más antes de tirar tus lentillas por los desagües, recuerda que los seres humanos somos los principales contaminantes del planeta tierra. Pero podemos empezar a hacer la diferencia, todo está en tus manos.