Sociedad

El índice de divorcios y separaciones aumenta después del verano

17/09/2018

El índice de divorcios y separaciones aumenta después del verano

Es irónico que después de verano, la época en la que más tiempo pueden pasar las parejas juntas, exista un índice tan alto en cuanto a divorcios y separaciones. Y es que la vida común y el pasar tanto tiempo el uno con el otro, puede llegar a convertirse en uno de los peores enemigos para nosotros. Tarde o temprano aparecerán problemas que debemos hablar y solucionar si no queremos que se acumulen hasta el punto de que empecemos a distanciarnos.

El divorcio puede llegar a ser traumático para muchas personas, algo que se puede evitar en la medida de lo posible contando con el profesional adecuado: puedes buscar abogados para divorcios en Don Contacto, donde te pondrán en contacto rápidamente con varios de los profesionales de tu zona y para que empieces a recibir asistencia lo más rápido posible.

Durante las vacaciones pasamos más tiempo con nuestra pareja, se ponen a prueba las habilidades de comunicación que existen entre ambos, la capacidad para solventar los problemas que puedan aparecer y, por qué no, que salgan a la luz distintos conflictos que llevábamos guardándonos tiempo.

Lo mejor que se puede hacer si queremos evitar la ruptura, es mantener siempre un nivel de empatía estable, intentar resolver todos los problemas mediante el diálogo y, sobre todo, tener respeto siempre hacia la otra persona.

A día de hoy, nuestro país está considerado como el quinto país donde más divorcios se producen a lo largo del año, las estadísticas son abrumadoras y si seguimos la línea de estos datos, el 61 % de los matrimonios están destinados al fracaso.

Si nos remontamos a la historia, debemos de tener en cuenta que hasta el año 1980 no empezó a estar legalizado el divorcio en nuestro país, por lo que no es de extrañar estas cifras ya que cientos de personas aprovecharon ese momento para empezar una nueva vida.

Aunque claro, también tenemos que tener en cuenta que en nuestro país es muy fácil divorciarse, además de rápido y bastante económico. El coste total medio está entre los 500 y los 2.000 euros, por lo que tampoco debe extrañarnos que, en el momento en que se empiezan a torcer las cosas, esta opción sea la más recomendable para cientos de personas.

Como dato curioso, nos encontramos con que desde que empezó la crisis, ha descendido el número de divorcios hasta en un 30 % aunque si nos centramos en estos datos por Comunidades Autónomas, Cataluña ostenta el liderato seguido de Andalucía, por lo que, en estas zonas, por estadística, es más probable que nuestro destino no sea junto a la persona que tenemos al lado.

Nuestro consejo es que, si estás pensando en divorciarte, no tomes la decisión a la ligera, siéntate, cálmate, concéntrate y tómate unos días para pensarlo bien, evaluando todo lo que ganarás y todo lo que dejarás atrás. Es decir, mantén la cabeza fría sin importar que estas vacaciones de verano hayan sido demasiado estresantes o hayas tenido una gran cantidad de conflictos con tu pareja. Intenta primero hacer que las cosas se calmen y toma esta decisión con la cabeza, no con el corazón.