Sociedad

¿Cómo empezar a dibujar? Técnicas y consejos

25/09/2018

¿Cómo empezar a dibujar? Técnicas y consejos

Es frecuente ver cómo algunas personas afirman que el saber dibujar es un don que sólo unos pocos poseen, sin embargo, los años de práctica y la perseverancia pueden dar resultados tan profesionales como los de aquellos que dibujan bien naturalmente.

Sí es posible aprender a dibujar si se hace uso de las técnicas correctas y si se practica este arte con frecuencia. La parte de mayor complejidad durante el proceso de aprendizaje radica en el comenzar, es común ver cómo las personas que tienen cierto potencial para aprender rápidamente se frustran o tienden a tener miedo al fracaso ya que poseen expectativas muy altas para unos resultados casi inmediatos.

Cabe destacar que el dibujo es la base de toda creación artística; ninguna obra de maestra nace sin un boceto que le antecede, bien puede tratarse de pintura al óleo, acrílico, técnicas de collage, grafito, nociones básicas del diseño gráfico y demás.

Pero, ¿Cómo se empieza?

Los dibujos fáciles comienzan a serlo luego del décimo u octavo intento en el que se han aprendido las técnicas de dibujo pertinentes y se ha logrado ya una soltura ligera en la muñeca. Entonces, el primer paso para comenzar es prepararte mentalmente para practicar tantas veces como sean necesarias.

Luego es importante buscar una razón que te motive a aprender, es probable que lleves cierto tiempo realizando pequeños bocetos y tus deseos por mejorar se vuelvan cada vez más grandes. También es posible que tengas otras aspiraciones laborales como incursionar en el área de la ilustración, diseño, animación y demás carreras creativas o quizá lo tuyo sea el hiperrealismo y quieres dominar otros estilos como los dibujos kawaii.

Absolutamente todas las razones son válidas para empezar, queda de tu parte darle peso a esa decisión y determinar objetivos a corto, mediano y largo plazo. Por consiguiente, debes poner en práctica un diálogo interno positivo en el que las frases “no puedo”, “no sirvo para esto” y “no lo puedo terminar” no tengan cabida.

Práctica y más práctica

La soltura de la muñeca con el lápiz es el génesis de todo aprendiz de dibujo. El éxito radica en no dejar todo el trabajo y peso al movimiento de la muñeca, el movimiento del brazo y la ligereza para sostener la herramienta son los que determinan la calidad del trazo.

Comienza con lápices de grafito de dureza suave, los de mina HB, B, 2B, 3B, 4B, 5B y 6B son los idóneos. Este tipo de grafito es el más blando pero también es el de tonos más oscuros, mientras mayor sea el número que le acompaña a la letra, mayor es la intensidad del tono en el trazo. Así que puedes optar por una mina intermedia como la HB o B para empezar con bocetos de dibujos de calaveras, anatomía animal o anatomía humana facial.

Cuando veas que has conseguido una soltura acorde al tipo de herramienta, puedes probar con lapiceros, preferiblemente con aquellos de plumilla redonda.  

La soltura viene de los bocetos pequeños

Es normal que que poseas cierta ambición por conseguir resultados de excelente calidad de forma rápida y quizá eso te lleve a trabajar sobre superficies de grandes dimensiones.

Enfócate en formatos pequeños que te permitan trazar rápido y experimentar todo tipo de trazados, esto te ayudará a planificar mejor los resultados que deseas lograr y no te limitará al momento en el que debas deshacerte del boceto. Recuerda que los primeros intentos son sólo práctica, así que idea mejor el boceto perfecto y no el arte final definitivo, de esta manera mantienes la motivación a terminar tu formación.

Infórmate y toma referenciales de otros estilos

No todo se trata de hiperrealismo. Si tu fuerte son las tramas, es igualmente válido que sólo practiques con bocetos a tramas, esto aplica para todo tipo de técnicas como trazados con sanguina, colores de acuarelas y demás.

Trata de no buscar tu propio estilo, debes dejar que él te encuentre. Para ello debes experimentar con otros materiales como tizas pastel, óleos, tinta china, colores de madera, rotuladores, plumillas de metal, grafito puro y demás; eso sí, recuerda que la base de todo boceto debe ser el lápiz de grafito.

Otras herramientas indispensables con las que debes contar

A pesar de que muchos son los que comienzan con buena soltura y con la herramienta correcta, los resultados no son siempre los deseados. En la mayoría de los casos puede deberse al soporte y el gramaje que tiene el mismo.

A pesar de que la gama de minas B es suave, puede existir la posibilidad de que ésta maltrate el papel, por ello se recomienda trabajar en los bocetos con papeles bond de grano 20 o superior para conseguir mejores resultados. Cabe destacar que mientras mayor sea el número del gramaje mayor será el grosor de la superficie.

Tu segunda herramienta será la pasta limpiatipos que sustituye la goma de borrar, en lugar de pasar la goma sobre el dibujo, procura presionar con la primera herramienta para remover el exceso de grafito y evitar borrones.

Por último pero no menos importante tenemos otra hoja limpia que debe servir de soporte para no ensuciar el boceto con el movimiento de la mano, procura que siga tus trazos en todo momento.

Lo que no se debe hacer

  • No es recomendable el uso de goma de borrar sobre la superficie en la que estás trabajando, esta herramienta lo único que hace es corroer el gramaje del soporte y desmejora la calidad del mismo.
  • No soples la superficie para eliminar los rastros de grafito, procura hacer uso de una goma limpiatipos para retirar el exceso de material.
  • No difumines con los dedos, al igual que la goma de borrar los dedos pueden maltratar la calidad del soporte y puede crear manchas irreparables. Los dedos también tienden a sudar o a poseer ciertas impurezas naturales que pueden manchar el dibujo. Trata de usar una herramienta llamada difumino que está diseñada especialmente para esa función.

Ya conoces los fundamentos y consejos básicos para comenzar a dibujar, no olvides tomar referencias de otros artistas del dibujo para no perder la inspiración. Recuerda que el arte de observar te acompañará en todo momento así que enfócate en desarrollar la capacidad de expandir el conocimiento que ya tienes y pulir las técnicas que sabes te darán los resultados que deseas.