Viajes

Otra forma de hacer turismo

25/09/2018
Israel Guerra

author:

Otra forma de hacer turismo

Pocas cosas son comparables al viento acariciando el rostro de una persona que ve por primera vez un lugar. Descubrir nuevos horizontes cargado de aromas desconocidos, gentes amables sonrientes y con un idioma completamente indescifrable. Esa sensación solo la puede tener el viajero aventurero, ese que abandona las rutas más populares para internarse en las calles y pueblos que no figuran en la guía del turista.

SI eres de los que prefieren los viajes alternativos, aquellos que no están saturadas ni adulteradas por la masificación del turismo, este pequeño artículo es para ti. Para descubrir los parajes que solo conocen los lugareños, hay que conocer la forma de ganárselos, comportarte igual que ellos, tener la capacidad de sentirte parte de la comunidad, aunque solo sea durante una semana, quince o treinta días los más afortunados.

Y es que consideramos que esta es la mejor de las formas para conocer la verdadera esencia del lugar que se visita, nada de fachadas y shows preparados al turista que solo espera ver lo que ya conoce por revistas y programas televisivos.

Un lugar exótico y desconocido para empezar

Como mejor bautismo para comenzar a descubrir este tipo de turismo alejado de las vías comerciales recomendamos Vietnam, un país tan exótico como desconocido y hermoso, del que la mayoría de nosotros solo guardamos en la memoria las desagradables imágenes de una guerra genocida y absurda.

Los viajes a vietnam ofrecen la posibilidad de perderse que estamos contemplando en este artículo. Solo con los consejos y experiencia que te brinda la agencia de viajes Sildavia podrás realizar tu visita a Vietnam sin preocupaciones, porque la principal baza con la que cuenta este país para sentirse seguro son sus ciudadanos, gente alegre que te ofrecerán lo mejor de sí mismos sin pedir nada a cambio.

Y aunque por nuestra cuenta compremos en los mercados flotantes del río Mekong, visitemos los museos de guerra de Hanoi y Ho Chi Minh, naveguemos por la insólita bahía de Halong, contemplemos las cataratas Ban Gioc, como visitantes curiosos y alternativos que somos, debemos subir a las montañas de Sama para visitar las tierras de las minorías étnicas, los ocultos paisajes del lago de Ba Be y realizar un trek en el Nui Chua National Park.

Una ciudad conocida y cosmopolita también tiene lugares ocultos

Efectivamente, como reza este subtítulo, no solo los países exóticos invitan a una aventura por la cara más desconocida y menos turística. En ciudades como Milán también es posible encontrar esos lugares escondidos de la comercialización del turismo, esos rincones donde encontrar el verdadero sentir de sus habitantes.

Al llegar a Milán te dirán que tienes que visitar la Catedral, el Castillo Sforzesco, la Galería Victor Manuel II o el lago de Como, y tratarán de ocultarte el Parco Sempione, de especial interés para los amantes de la naturaleza y los parques urbanos donde desconectar plácidamente. Tampoco te dirán que el Navigli es uno de los barrios con más encanto de esta ciudad italiana, que recuerda que en el pasado Milán era una ciudad llena de canales. No olvides salirte del grupo cuando llegue el momento y quieras subir al Monte Stella para tener una de las mejores vistas de Milán. Así mismo, olvídate de su moda de alta costura y haz una ruta por los muchos museos de entrada gratuita que pueblan esta ciudad.

Aunque la visita a Milán puede y debe compatibilizarse con un buen descanso, así que si quieres saber dónde dormir en Milán, solo tienes que acceder a los HHoteles recomendados cerca de Estación Central de Milán que te ofrece este enlace de la web Milanturismo.com. Con esta selección de hoteles cerca de la Estación Central de Milán, te encontrarás perfectamente ubicado para acceder tanto a las zonas más emblemáticas como a aquellas otras alejadas del turismo tradicional.

También en España, una actividad diferente en un lugar diferente

Es bien cierto que perteneciendo a tu propio país es bastante difícil encontrar lugares que te sorprendan, pero sí que podemos elegir alguna actividad que te lleve a esos lugares más inaccesibles, complicados de encontrar, observar y disfrutar.

En este sentido, la costa mallorquina ofrece estupendas oportunidades para la contemplación de lugares remotos, poco o nada visitados, que parecen pertenecientes a una isla desierta con una naturaleza prácticamente intacta y ofreciendo todo su esplendor.

Practicar el deporte de kayak en Mallorca es todo lo que necesitas para vivir la experiencia de convertirte en un descubridor en tu propia tierra. Las excursiones en kayak y piragua en el litoral de Mallorca son una oportunidad única de descubrir de otra forma la naturaleza más salvaje que ofrece esta isla del mediterráneo. El kayak de mar que ofrece la empresa karakorum – adventure es ideal para este turista que no quiere ver lo de siempre en una de las islas con mayor belleza natural de todo el Mediterráneo.

El equipo del turista aventurero

Por último, vamos a hacer una pequeña referencia al equipo que este tipo de turismo necesita, un equipo que es sustancialmente diferente al que, como norma general, lleva el turista de hotel, y es que su característica principal es que se desarrollan en un medio natural alejados de infraestructuras turísticas.

La tecnología es para estos aventureros un gran aliado, tanto las aplicaciones móviles específicas como los relojes con GPS son dos buenas opciones para no perderse en las largas caminatas por senderos o cuando nos introducimos campo a través. Son los mismos relojes para entrenar que usamos en nuestra ciudad, pero son tantos los existentes en el mercado que necesitaremos recurrir a la dirección web mejoresreviews.net/top-relojes-gps para decidir con acierto cuál es el perfecto para cada uno de nosotros.

Por otro lado, las ropas que usemos deben ser cómodas, pero también resistentes a las condiciones climáticas que vayamos a encontrarnos en el lugar de destino. Unas buenas botas de trekking es parte fundamental para aguantar los muchos kilómetros que sin lugar a dudas realizaremos, no olvides que deben ser impermeables.

Buscar un hueco en la mochila para un botiquín de primeros auxilios con alcohol, Betadine, desinfectante, gasas, vendas adhesivas, vendas… y medicamentos básicos, como ácido acetilsalicílico, un laxante, un antihistamínico, bonadoxina para los mareos, Doliporan para el dolor…