Sociedad

Las despedidas de soltera, todo un culto a la amistad

27/09/2018
Foto del avatar

author:

Las despedidas de soltera, todo un culto a la amistad

El negocio de las despedidas de soltera está en pleno auge. Desde hace años, las parejas que se casan celebran casi con más intensidad su despedida de soltero o soltera. Y bueno sí, esto puede parecer una exageración, pero de lo que casi no cabe duda es de que las despedidas de soltería son para los amigos un acontecimiento en el que ponen todo su empeño para que salga a pedir de boca.

En el caso de las mujeres se añade además ese espíritu de liberación que no tienen los hombres. El género femenino sigue siendo para muchos el mal llamado sexo débil, de ahí que muchas mujeres, cuando van de despedida se empoderen, y se atrevan a mostrarse al mundo con total libertad y deshinibidas.

Porque es el último momento para disfrutar de esa amiga que se casa como soltera y porque, quizás sea también, una de las últimas oportunidades de pasar tiempo intenso todas las amigas juntas, a continuación os proponemos algunos juegos divertidos para realizar en esos días de desenfreno y culto por la amistad.

La broma del camarero torpe

Es una de las más conocidas en este tipo de eventos. La broma del camarero torpe consiste en que un actor o actriz se infiltra en una despedida y comienza a protagonizar situaciones disparatas, comprometidas, locas y sobre todo muy divertidas. Es importante que en esta actuación, nadie salvo un gancho sepa de la existencia del actor, y que actúe guardando las apariencias. Esta actuación ya la promueven prácticamente todas las empresas y agencias que organizan este tipo de eventos, como es el caso de VayaDespedidas.com, la mejor opción para despedidas en albacete. Otro de sus puntos fuertes es la gymkana.

Las gymkanas, una actividad que pondrá al límite tu capacidad intelectual

Es otra actividad muy habitual en las despedidas de soltera. En este caso, las chicas, guiadas por unos monitores, han de realizar diferentes pruebas según la temática escogida. Normalmente tienen una duración de unas dos horas y existen diferentes áreas temáticas a desarrollar: realizar interrogatorios, conocer información sobre la ciudad, resolver crímenes o delitos, adivinar acertijos, etc. La clave de estas actividades es crear propuestas que sirvan para que las chicas se deshiniban, pierdan el sentido del ridículo y pasen un rato divertido.

Las gymkanas, que se realizan al aire libre, ya sea en espacios urbanos o, si lo deseamos, en lugares en pleno contacto con la naturaleza, tienen una variante parecida en espacios cerrados. Los escape room siguen esta misma dinámica, ir proponiendo retos, acertijos y pruebas para que las participantes vayan resolviéndolos. En los últimos años, los centros de escapismo se han multiplicado por todas las ciudades de España.

El quiz para la novia

Este es otro de esos juegos que no puede faltar en cualquier despedida. Esta actividad sirve, además, para potenciar ese lazo de amistad y cariño entre quienes participan.

La dinámica es sencilla, todas las amigas que forman parte de la despedida, unas semanas antes, intentar recopilar anécdotas sobre sus vivencias de años de amistad y organizan un pequeño quiz o concurso de preguntas y respuestas para hacer a la novia durante la despedida.

La recompensa o el castigo por acertar o fallar la pregunta puede ser variada, desde beber un chupito hasta alguna otra acción que le haga perder el sentido del ridículo.

Juegos con canciones

Una última propuesta tiene que ver con la música. Con las canciones se pueden organizar diferentes juegos. Los más habituales son la guerra de canciones y la palabra prohibida, aunque existen muchos más, tanto como imaginemos.

En la guerra de canciones, en primer lugar hay que hacer dos equipos. Una vez hechos, se eligen palabras al azar y en las rondas, cada equipo debe pensar canciones con esa palabra, el grupo que consiga más canciones, ganará el juego. Antes de empezar con cada ronda, los equipos tienen unos tres minutos o el tiempo que se estime conveniente, pero controlado, para pensar varias canciones.

En la palabra prohibida, las amigas obligan a su amiga a cantar una canción conocida pero sin que la protagonista utilice esa palabra prohibida. Si lo hace, deberá cumplir un castigo, que puede ser el que decidan en ese momento todas sus amigas.