Tecnología

Comprar un ordenador nuevo o de segunda mano, ¿qué es mejor?

octubre 1, 2018

Comprar un ordenador nuevo o de segunda mano, ¿qué es mejor?

Los avances tecnológicos han dado pie a que hoy en día ciertos dispositivos sean esenciales en la vida de prácticamente toda persona. Así lo ejemplifican los estudiantes y trabajadores, quienes necesitan un ordenador para llevar a cabo sus tareas tanto lectivas como profesionales de manera cómoda y ágil.

 

Si tú también precisas de un equipo informático, indistintamente de las acciones que pretendas llevar a cabo con él, cuentas con multitud de opciones a la hora de comprar ordenador. Más allá de los diversos modelos que se comercializan a día de hoy conviene distinguir primeramente entre los dos mercados principales: nuevos y de segunda mano.

 

Portátiles o PC de segunda mano

 

Es innegable que en pleno 2018 el factor económico pesa mucho. En efecto, la crisis poco a poco va siendo dejada atrás, pero continúa afectando a muchos consumidores que siguen decantándose por las opciones más baratas. En el sector de la informática en este sentido lo mejor es optar por el mercado de ocasión.

 

¿A qué es debido? Básicamente a lo rápido que se deprecia tanto el hardware como el software que incluyen los conjuntos tecnológicos. Ello da pie a que encontrar un ordenador en oferta de segunda mano sea pan comido independientemente de si se busca en una tienda online o en un comercio físico.

 

El ahorro que supone un ordenador de segunda mano frente a uno nuevo es considerable. Aunque no es el único aspecto destacable de este mercado que tan en auge se encuentra actualmente. Y es que a su vez también supone un gran aliciente para aquellas personas que procuran por el bien del medio ambiente.

 

Reutilizar tanto portátiles como torres de sobremesa es sinónimo de fomentar la economía circular, evitando así que la contaminación producida por la fabricación de nuevas unidades se lleve a cabo. Así pues, elegir ordenadores baratos que ya hayan pasado previamente por otras manos no solo es una decisión muy acertada en términos económicos, sino también una gran ayuda para el ecosistema que tanto depende del ser humano.

 

Como era de esperar no todo son ventajas, ya que de ser así el mercado de los ordenadores nuevos caería en el olvido. Precisamente el hecho de que otros individuos utilizasen en mayor o menor medida las unidades posteriormente adquiridas por el consumidor acarrea un deterioro a nivel interno y externo. Este aspecto puede llegar a palparse en factores tan relevantes como la duración de la batería, así como la velocidad a la hora de realizar determinadas operaciones informáticas.

 

Por otra parte, la garantía brilla por su ausencia en caso de efectuar una adquisición entre particulares. Es por este motivo que, en la medida de lo posible, siempre se recomienda a todos los consumidores que pretenden decantarse por esta opción tan económica recurrir a una tienda especializada que sí ofrezca un mínimo periodo que en ocasiones puede incluso llegar a igualar al de las unidades recién salidas de fábrica.

 

Ordenadores nuevos

 

La primera diferencia se hace evidente inmediatamente después de poner tus manos en el producto, el cual te brindará el placer de desprecintarlo tú mismo sabiendo que nadie más salvo el encargado de manufacturar el conjunto ha tocado el dispositivo en cuestión.

 

De esta manera tendrás la seguridad de que el ordenador funcionará a la perfección sin que ninguna anomalía haga acto de presencia, desde los clásicos píxeles muertos que acostumbran a surgir con el paso del tiempo hasta ruidos excesivos por parte de componentes como el disco duro. Todo operará bajo condiciones óptimas.

 

En lo que a la obsolescencia se refiere, al contar con componentes que salieron al mercado hace poco disfrutarás de un equipo informático que actuará a pleno rendimiento durante muchos años, mientras que con un PC o portátil de segunda mano puede que llegue a quedársete corto en un breve periodo de tiempo.

 

Sin embargo, es una opción que suelen descartar los consumidores que tienen en mente escoger la alternativa más barata. Si bien es cierto que a fecha de hoy existe la posibilidad de comprar un ordenador nuevo económico es innegable que sus precios, en la práctica totalidad de casos, son superiores y exigen un mayor desembolso monetario que no todos los usuarios están dispuestos a afrontar.

 

Otra desventaja se resume en la menor comunidad existente en comparación con los ordenadores de segunda mano que ya llevan un tiempo en el mercado, los cuales están a disposición de muchos usuarios que publican contenidos útiles en foros y otros portales: consejos, tutoriales, soluciones a problemas habituales, etcétera.

 

Ambas opciones tienen sus pros y contras, debiendo valorar todos los detalles que han sido sacados a colación para averiguar qué alternativa es la que más te conviene en función de tus preferencias y necesidades, acertando así de lleno en la compra que lleves a cabo para gozar de un máximo nivel de satisfacción.

Comentarios