Salud

El éxito de los abdominales hipopresivos

11/10/2018
Foto del avatar

author:

El éxito de los abdominales hipopresivos

Mantener una buena línea y una figura que se ajuste a los cánones que impone la sociedad es algo deseado por millones de personas. Muchas lo hacen por satisfacción propia mientras que otras lo hacen porque se sienten obligadas o para dejar de lado los complejos.

En cualquier caso, existen multitud de fórmulas para tonificar los músculos y un ejemplo de ello lo vemos en los gimnasios y box de crossfit, pues cada vez más gente se suma a la idea de vida sana. España es uno de los países de Europa con más afición por el crossfit, una disciplina atlética que consiste en el entrenamiento funcional, ejercicios de alta intensidad que tienen como resultado un mejor estado de forma física.

En esta dinámica de pasión por el fitness y la vida sana podemos destacar también un ejercicio que ha atraído a mucha gente, los abdominales hipopresivos. Celebrities de la talla de Gisele Bündchen, la top model brasileña, acudió a ellas para recuperar la figura tras su embarazo.

¿En qué consisten los abdominales hipopresivos?

En palabras de Juan Francisco Maso, profesor del centro de ciencia deportiva, entrenamiento y fitness Alto Rendimiento en España, el ejercicio hipopresivo es un entrenamiento que se basa en la contracción isoméstrica de la musculatura abdominal en el que hay tensión muscular, pero no hay movimiento.

El principal logro de este tipo de ejercicios es la reducción de cintura y la tonificación del abdomen profundo, los abdominales trasversos.

¿Cómo realizar abdominales hipopresivos?

Para realizar Abdominales hipopresivos la clave está en controlar la postura. En la Clínica Junterones te guiarán para hacerlo de la manera correcta. Existe una fiebre tal por este tipo de ejercicios que cada vez son más centros los que se animan a practicarlos, un ejemplo es Junterones, una clínica de fisioterapia en Murcia.

Y es que, a juicio de muchos profesionales, los Abdominales hipopresivos son altamente recomendables. Muchos fisioterapeutas y monitores deportivos son de la opinión que los abdominales hipopresivos son los más aconsejables.

Este ejercicio se basa en las posturas y es fundamental realizarlos correctamente y de manera controlada, pues de lo contrario pueden provocar algunas patologías de origen mecánico.

Los hipopresivos no están aconsejados para mujeres embarazadas ni para personas con presión arterial elevada, pues en ellos se contiene la respiración y se aumenta la presión sanguínea. Sin embargo, sus beneficios son muy interesantes durante el posparto, de ahí que Gisele Bündchen y miles de mujeres hayan acudido a esta práctica. Las mujeres, al dar a luz sufren un debilitamiento de la musculatura profunda de su abdomen.

El primer paso para llevar a cabo estos ejercicios es tumbarse sobre una colchoneta con las rodillas flexionadas y a partir de ahí, entrenar la respiración. Se deben hacer tres respiraciones y en la tercera, aguantar unos ocho segundos sin coger aire para ir notando como se abren las costillas.

Controlada la respiración, se coloca la pierna derecha sobre la izquierda y se hace presión con los talones hacia abajo. Los brazos deben ir encima de la cabeza, con las manos juntas. Nuevamente, practicamos la respiración tres veces, y cambiamos de pierna y mano, para repetir otras tres veces.

Un segundo modo de hacer abdominales hipopresivos es estando sentados. En la posición de indio, con las rodillas flexionadas y los pies uno sobre el otro. A continuación, alargamos la espalda y colocamos las manos sobre las rodillas, con las palmas estiradas, los codos deben quedar hacia fuera. Aquí, hacemos tres respiraciones intensas y cambiamos el cruce de piernas para hacer de nuevo las respiraciones. Esta variante de hipopresivo ayuda para evitar que el vientre salga hacia fuera en esas ocasiones en las que pasamos mucho tiempo sentados.

Una tercera variante de los hipopresivos es estando erguidos. Con los pies separados a la altura de los hombros y un poco separados de una pared, flexionamos las rodillas y estiramos los brazos a lo largo del cuerpo, haciendo presión contra la pared. En ese caso, hacemos 10 respiraciones con apnea completas, es decir, diez grupos de tres respiraciones con apnea. Con esta variante se trabaja la musculatura del core, la espalda y los brazos.

Hipopresivos como complemento a los abdominales tradicionales

Aunque son tendencia en la actualidad, los hipopresivos se conocen desde los años 80 y ya entonces surgieron como una alternativa a los abdominales tradicionales.

Con los abdominales tradicionales se gana masa muscular y se facilita la aparición del «six pack», la tableta de chocolate. En el caso de los hipopresivos tonifica la musculatura abdominal y reduce el contorno de la cintura.

Con los hipopresivos reafirmamos el cinturón pélvico y se refuerza la musculatura del core, que actúa como sostén importante de equilibrio en el cuerpo humano. La práctica más recomendable es ir complementándolos, y potenciar su efecto con una buena nutrición para evitar la acumulación de grasa, pues de lo contrario, los beneficios de ambos ejercicios no serán contemplables.