Salud

Los remedios naturales, una práctica que guarda más ventajas que inconvenientes

11/10/2018
Foto del avatar

author:

Los remedios naturales, una práctica que guarda más ventajas que inconvenientes

A menudo se nos recomienda desde los organismos de salud a no automedicarnos, pues eso puede generar problemas graves para nuestro organismo. Sin embargo, el uso de remedios naturales dista mucho de estas prácticas, y tampoco guarda relación con disciplinas tan polémicas como la homeopatía.

La medicina natural, y en concreto los remedios naturales, es un tipo de medicina que se centra en la utilización de sustancias de origen vegetal, animal y mineral que nacen en nuestro entorno y que ayudan a curar numerosas patologías.

Este tipo de medicina se practica desde hace miles de años. En todas las culturas, el uso de plantas medicinales es una constante a lo largo de la historia y la muestra de que muchas sustancias vegetales tienen poder curativo es que buena parte de los fármacos convencionales están elaborados a partir de sustancias vegetales. No obstante, las recomendaciones sobre los peligros de la automedicación hay que tenerlas muy en cuenta, pues una ingesta descontrolada de medicamentos puede poner en grave riesgo la salud.

Como en todos los ámbitos de la vida, la clave debe estar en mantener el sentido común. La principal recomendación con los remedios naturales es que sirva de complemento a la medicina científica, a la basada en fármacos y medicamentos. Cuando pillamos un catarro, es importante tomar las medicinas que prescribe el doctor, pero es también aconsejable acudir a remedios naturales como pueden ser infusiones a partir de hierbas, jengibre, miel, cítricos… es más, los propios doctores recomiendan complementar ambos tipos de cuidado.

En internet encontramos numerosas páginas en las que podemos encontrar una amplia variedad de remedios naturales para aliviar molestias, una de ellas es https://remedios.wiki/ en la que además se muestra las propiedades y los beneficios de todos estos remedios.

Aunque internet es un buen lugar al que acudir para encontrar remedios naturales, pues es un modo rápido de acceder a ellos, el mejor consejo a seguir es confiar en esos remedios que se transmiten de generación en generación, pues las generaciones pasadas han tenido un contacto más directo con la tierra y todos sus productos, y conocen más de primera mano otras formas de sabiduría que hoy en día están un poco desplazadas: aspectos relacionados con la agricultura, con la gastronomía tradicional, con la salud, con la meteorología…

¿Cuáles son los beneficios de los remedios naturales?

Una vez aclarado que esta forma de medicina debe servir de complemento a la medicina científica y a los fármacos, es momento de comentar cuáles son esos beneficios de los remedios naturales.

En primer lugar, los remedios naturales no sirven únicamente para prevenir las dolencias y mejorar la salud, sino también para potenciar la belleza, eliminar manchas, ahuyentar los insectos o cuidar las plantas, entre otros muchos usos.

Centrándonos más en los apartados de salud y belleza, la mayoría de productos naturales no tienen efectos secundarios negativos que sí se asocian a algunos medicamentos, como los dolores de cabeza, la diarrea, las náuseas o los mareos.

Por otra parte, al tratarse de productos de cercanía y de uso diario, son muy económicos, por lo que no hay que realizar grandes inversiones para hacer uso de ellos. Una mascarilla para el pelo se puede preparar con aloe vera, al igual que esta planta resulta muy eficaz para paliar el dolor tras sufrir quemaduras.

Un cuarto aspecto positivo de esta forma de medicina es que la mayoría de estos remedios son fáciles de preparar. A diferencia de lo que muchos piensan, preparar remedios caseros de salud, de belleza o para hogar no es para nada engorroso o molesto. De hecho, la mayoría de ellos se puede elaborar de manera sencilla en pocos minutos.

Esto mismo es lo que hace que esta forma de cuidados esté al alcance de todo el mundo. Hasta los más pequeños pueden aprender estos pequeños trucos, siempre bajo la vigilancia de un adulto responsable. Además, en la actualidad encontramos en el mercado decenas de tiendas, herbolarios y supermercados en los que se pueden adquirir los productos necesarios para preparar remedios caseros.

Por último, y relacionado con la salud, muchos de estos remedios tienen carácter preventivo, lo que los diferencia de los medicamentos convencionales, que hacen efecto cuando las enfermedades ya están presentes en el organismo.