Sociedad

Mantenimiento y revisiones voluntarias, una inversión más que rentable

18/10/2018
Foto del avatar

author:

Mantenimiento y revisiones voluntarias, una inversión más que rentable

Ahora que parece que el otoño ha llegado y lo ha hecho para quedarse es hora de que, aquellos que todavía no lo hayan hecho, tomen la decisión de poner a punto las calderas e instalaciones de calefacción de sus hogares. “En la gran mayoría de hogares españoles las calderas son las responsables de suministrar la energía suficiente para mantenerlos calientes y además suministran agua caliente sanitaria (ACS), por este motivo, algunos de los propietarios parecen no encontrar nunca un buen momento para realizar un mantenimiento adecuado de su caldera, que como mínimo le reportará una mejora en la eficiencia energética además de incrementar su seguridad y su durabilidad” indican desde Calderas Reparación.

Y es que, a pesar de que la lógica indica que lo más apropiado sería realizar un mantenimiento y revisión de la caldera en verano, que es cuando menos se utiliza, son muchos los que lo van aplazando hasta que se ven sorprendidos por el frío invierno y al intentar poner en funcionamiento sus sistemas de calefacción para subir la temperatura de sus hogares comprueban que no es posible debido a que hay algo que está fallando. En estos casos y tras el típico reproche, ‘te dije que llamaras al especialista para el mantenimiento de la caldera hace dos meses’, suele acudirse a especialistas capaces de solucionar cualquier problema de la diversidad de marcas de calderas existentes en el mercado.

La ley obliga a realizar una serie de inspecciones de estos aparatos cada cierto tiempo, que variará dependiendo del tipo de combustible empleado. Sin embargo, las inspecciones obligatorias poco o nada tienen que ver con las revisiones o mantenimientos que son realizados de forma voluntaria y que reportarán los siguientes beneficios:

  • Aumenta la eficiencia energética del aparato, algo que sin duda se traducirá en un ahorro en la factura.
  • Prolonga la vida del aparato a la par que previene el mal funcionamiento y por lo tanto la incomodidad que supondría para cualquier hogar no disponer de este servicio en pleno invierno.

Desde Calderas Reparación comentan que “los hogares que además de las inspecciones obligatorias, invierten en mantenimiento y revisiones voluntarias consiguen un ahorro significativo en sus facturas, que demuestra que invertir en este servicio es más que rentable”.