Sociedad

La solución a los problemas medioambientales; una cuestión social, laboral y cultural

15/11/2018
Foto del avatar

author:

La solución a los problemas medioambientales; una cuestión social, laboral y cultural

El problema medioambiental escala posiciones en la mentalidad de la cultura europea. El calentamiento global, el continente de plástico sobre el mar, la polución en nuestras ciudades, la contaminación de las aguas, la deforestación… El conjunto de actividades absurdas, ilegítimas y peligrosas, que de continuo hace el ser humano sin medir las implicaciones globales más allá del beneficio económico a corto plazo, comienza a ser un tema de relevancia en las sociedades.

La gente comienza a forzar a los gobiernos y a las industrias hacia el cambio de paradigma que revierta todos estos años de mala praxis ambientalista. Se hace necesaria una actuación cívica, institucional y profesional urgente que logre frenar lo que ya se considera una vía segura hacia la extinción.

Afortunadamente, como hemos comenzado diciendo en este artículo, la conciencia general está cambiando, y el pueblo, lejos de esperar un cambio político en este sentido, ya está actuando por su cuenta y en su propia medida. Así algunas empresas siguen este ejemplo de conciliación entre producción, generación de beneficios y protección del medioambiente.

Como podemos leer en el artículo, Las empresas de limpieza optimizan sus servicios cuidando el medio ambiente, a las que podemos llegar haciendo clic en el enlace. Son estos servicios especializados en el mantenimiento de oficinas los primeros que se han preocupado de seguir ofreciendo la calidad de siempre en sus trabajos, con unos servicios de limpieza adaptados a cada ambiente, pero protegiendo el entorno con el uso de materiales y técnicas de limpieza respetuosas.

Este buen hacer repercute ampliamente en la demanda de sus servicios, pues, como decimos, la sociedad está cada día que pasa más concienciada con el problema ecológico y exige a las empresas que contrata que estas tengan en cuenta procesos limpios y utilicen productos biodegradables cuando realizan las tareas propias de su actividad.

Es el conjunto de las distintas fuerzas de los actores que componen nuestra sociedad la que debe involucrarse activamente en este cambio de paradigma, ya que ni el estado ni el poder político, ni mucho menos el financiero, lo van a hacer. Somos nosotros los ciudadanos, desde nuestras diferentes posiciones, los que debemos fomentar, con la contratación de servicios que respeten el medio ambiente, una estructura industrial y empresarial destinada a construir un mundo mejor, más natural y equilibrado. Debemos impregnar a toda la sociedad de una cultura basada en el respeto, en la conservación y el derecho de la naturaleza a recuperar posiciones dentro de este mundo que consideramos exclusivamente nuestro.

El cambio de paradigma en las empresas

Empujados por este cambio en la mentalidad general de la población, no son pocas las empresas que ya están dando sus primeros pasos para una adaptación de sus producciones hacia una experiencia más amable con el entorno, protegiendo los acuíferos, reduciendo las emisiones, recurriendo a la eficiencia energética…

Afortunadamente, se vienen realizando inversiones millonarias por parte de muchas multinacionales para consolidar sus estrategias protectoras medioambientales, con las que pretenden seguir la tendencia global de la ecología y agradar a una clientela cada vez más exigente en este sentido.

Algunos ejemplos de este cambio de paradigma en las empresas en las que ya no es tan importante producir a bajo coste, sino respetar el entorno a costa de un aumento en costes, son el grupo Bimbo, una de las panificadoras más grandes del mundo, que llegó a invertir cerca de un millón de euros en la construcción de un centro de ventas ecológico en Ciudad de México destinado a recibir vehículos que serán transformados en coches eléctricos.

En España, se ha creado un galardón que premia a aquellas empresas españolas que ayudan a proteger el medioambiente. La Fundación Biodiversidad perteneciente al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que otorga estos premios ha resaltado el trabajo del grupo empresarial Irizar por el desarrollo tecnológico y la fabricación del autobús urbano 100 % eléctrico, y que nos sirve de ejemplo para entender la importancia que tienen estas actividades para la mejora de la salud de nuestro planeta.

En general, como venimos diciendo, la importancia de la sostenibilidad crece en la conciencia de las personas y el mundo exige acciones que protejan el medioambiente. Para que esto ocurra en las empresas se requiere la implantación de tres pilares básicos; el uso eficiente de los recursos naturales, la promoción medioambiental y el cumplimiento de las normativas medioambientales.