Salud

Tipos de terapias psicológicas que ayudan a afrontar los problemas de la vida

15/11/2018
Foto del avatar

author:

Tipos de terapias psicológicas que ayudan a afrontar los problemas de la vida

Para algunas personas acudir a un psicólogo es una demostración de cobardía o de debilidad. Mientras que para otros que cuentan con un problema mental es una manifestación de valentía y de sanación. Estas terapias las provee un psicoterapeuta, que es un profesional de la salud experto en las áreas cognitivas, afectivas y conductuales que tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Estos especialistas implementan numerosos tratamientos totalmente eficaces que incluyen las habilidades y los conocimientos técnicos del psicoterapeuta, al igual que utilizan diferentes tipos de terapias de acuerdo al problema a tratarse. Asistir a cualquier modalidad de terapia psicológica ayuda a crear herramientas para obtener un mejor bienestar emocional.

Beneficios de las terapias psicológicas

Ir al psicólogo es útil para todos y cada uno de los tipos de terapias proporciona una amplia variedad de beneficios y formas de afrontar un problema mental. Estos son los principales:

  • Aumenta las sensaciones de bienestar y de tranquilidad del paciente.
  • El psicoterapeuta enseña las herramientas necesarias para mejorar los conflictos y solucionar los problemas.
  • Ayudan a modificar y a corregir las creencias limitantes.
  • Aumentan la plenitud de vivir en armonía con uno mismo y con los demás.
  • El especialista en psicología garantiza la confidencialidad de cada una de las sesiones.
  • La relación de empatía y de confianza que se genera entre el paciente y el psicólogo permite expresar de una manera natural los problemas y los sentimientos.
  • La asesoría es totalmente profesional. La otorga el experto a través de sus conocimientos basados en la conducta humana.
  • La terapia psicológica modifica todas las estructuras cerebrales para conseguir una mejor actitud para afrontar los problemas diarios.

Psicoterapias habituales y más efectivas

  • Terapia cognitiva conductual: También llamado enfoque conductual, es un tratamiento que comprende la manera en que las personas piensan, es decir, el planteamiento cognitivo conjuntamente con la forma en que se comportan. El objetivo de esta terapia es enseñar que cualquier cambio es posible, aunque para hacerlo debe aprenderse primero a mejorar los pensamientos, las actitudes y los comportamientos. El especialista identifica los problemas del paciente, que servirán como una guía para modificar esos patrones de pensamientos disfuncionales. Después procede a realizar un análisis funcional de la conducta, para investigar cuáles son los comportamientos inadecuados. Al identificarlos, se usa una gran cantidad de técnicas para adiestrar al paciente en la utilización de habilidades, resolución de problemas y reestructuración cognitivas.
  • Terapia psicodinámicas y psicoanalíticas: Esta es una terapia que se basa en que los seres humanos manifiestan en algunas ocasiones conflictos inconscientes que se originaron en el pasado, principalmente durante la niñez. La mayoría de estos problemas son impulsos instintivos mal reprimidos, por lo que con la terapia se utilizan varias herramientas que facilitan que esos inconvenientes asciendan al mundo consciente. Para obtener un resultado positivo, el psicoterapeuta usa la hipnosis o la catarsis emocional que facilite la posibilidad de identificar estos problemas. Esta técnica es bastante útil para tratar fobias o miedos.
  • Terapia humanista: Esta es una terapia que facilita alternativas a los estados de sufrimientos y de traumas que viven las personas. A través de su implementación, se capacita al paciente a transformarse en un agente activo de todos los cambios. Esta psicoterapia proporciona una visión esperanzadora como ser único, ya que los terapeutas humanistas apuestan por la bondad, la salud y el bienestar natural que caracteriza al ser humano. Con este método se ayuda al paciente a olvidar las desviaciones que lo alejan del equilibrio, y así encuentre el verdadero sentido de la vida. En este modelo, el presente se valora como el instante perfecto para solucionar los problemas.
  • Terapia Gestalt: Este tipo de terapia actúa en la autoconciencia del paciente para que pueda resolver los problemas con mayor seguridad. Este procedimiento plantea excluir las angustias vitales, para alcanzar la libertad personal y adquirir determinación para conseguir el máximo potencial. La terapia Gestalt se desarrolló en los años 40 por Fritz Perls. Con este tratamiento se utilizan técnicas creativas que facilitan el autodescubrimiento.
  • Terapia sistémica: Esta modalidad es apropiada para grupos familiares, con la intención de mejorar la comunicación, la relación y la interacción que en algunas oportunidades es muy compleja entre estos conjuntos de personas. Principalmente, la sesión se basa en el paciente índice, es decir, en esa persona que presenta un comportamiento problemático o un trastorno clínico.
  • Terapia interpersonal: Esta disciplina terapéutica busca optimizar la calidad de los estilos de comunicación y de las interacciones. La terapia se fundamenta en que los síntomas psicológicos provienen de las interacciones dañinas y complejas que generan gran ansiedad. Esta intensa inquietud se intensifica al no poseer las herramientas adecuadas para interactuar de manera correcta con los demás. La terapia interpersonal es indicada para tratar los trastornos de ánimo.
  • Terapia existencial: Este tipo de terapia ayuda al paciente a encontrar un propósito y sentido a la vida, ya que invita a reflexionar acerca de la existencia propia. El psicoterapeuta a través de este tratamiento facilita herramientas que permiten asumir nuevos retos personales y responsabilidades para alcanzar el éxito.