Economía

Consejos para la financiación de tu empresa

noviembre 29, 2018

Consejos para la financiación de tu empresa

En muchas ocasiones comenzar un negocio puede resultar bastante desalentador al igual que muy emocionante, aunque esto suene un tanto extraño.

Tener tu propia empresa se traduce en convertirte en tu propio jefe y empezar algo completamente de cero. Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta para que tu negocio suba como la espuma es contar con suficiente capital y recursos.

¿Cómo podemos conseguir el capital necesario?

Antiguamente, para obtener capital era necesario pedir un préstamo de negocios a una entidad bancaria. Sin embargo hoy en día eso es muy distinto, ya que hay maneras y lugares mejores para obtener la financiación de tu empresa o negocio, por ejemplo Emprendepyme.

Existen muchas ideas interesantes que te pueden ser de mucha utilidad para lograr esa tan ansiada financiación de una forma un poco más creativa, siguiendo estos pasos:

Utiliza tus propios activos

Hacer uso de tus propios activos puede que sea la manera más sencilla de lograr la financiación de tu propio negocio. Entre las cosas que puedes añadir como activos se encuentran los coches, barcos, bienes propios, joyas, bonos, acciones, así como fondos mutuos.

Estos activos pueden ser utilizados como una garantía para que puedas tener la posibilidad de conseguir un préstamo. De igual forma puedes deshacerte de dichas posesiones para que puedas obtener dinero suficiente para tu financiación.

No obstante, antes de realizar la liquidación de estos activos es necesario que consultes con un experto. Puede ser un asesor en finanzas o si quieres informarte un poco mejor sobre el mundo de la financiación haz click aquí.

Por otra parte y dependiendo del activo que liquides, es muy importante que tengas conocimiento sobre el impacto que tendrá en tus impuestos.         

Acude a la familia y amigos

Presentar tus ideas de negocio a tus familiares y amigos, con la finalidad de que inviertan en tu propuesta, puede ser una muy buena forma de financiar tu empresa.

Tienes dos opciones. La primera es pedirles directamente un préstamo comercial y la otra intercambiar un porcentaje determinado de tu negocio. No obstante, utilizar a tu familia o amigos como una fuente económica para lograr la financiación tiene un precio.

Existe una gran probabilidad de que si el negocio no funciona, esto tenga como resultado que se termine una buena relación familiar y de amistad. Por este motivo, antes de pedirles el préstamo que necesitas debes orientarlos, para que tengan en cuenta los riesgos que se pueden presentar en un negocio.     

Usa tarjetas de crédito

Una de las opciones más utilizadas, especialmente por las pequeñas empresas, son las tarjetas de crédito, ya que pueden ayudarte a que mantengas de una manera bastante efectiva el capital necesario para el negocio y el flujo de dinero en efectivo.

Muchas empresas pequeñas hacen uso de las tarjetas de crédito para realizar el pago del material de oficina, los gastos necesarios para los viajes, las facturas correspondientes a los servicios públicos, etc. Sin embargo, el uso de este tipo de tarjetas también tiene sus desventajas.

Si te atrasas, aunque sea solo un poco, en el pago de las mensualidades, puede afectar muy seriamente a la puntuación de crédito que posees. De igual forma las tarjetas de crédito producen tasas de interés bastante altas.   

Los préstamos bancarios

Una de las alternativas más tradicionales cuando se trata de la financiación de empresas es recurrir a un préstamo en una entidad bancaria. Sin embargo, tan solo una pequeña cantidad de empresas logran clasificarse para obtener alguno.

Los préstamos bancarios son muy difíciles de conseguir, y esto se debe principalmente a sus estrictos requerimientos. Por otro lado, si cuentas con un excelente puntaje crediticio y además una garantía sustancial, entonces puede convertirse en una muy buena opción para tu empresa.

En internet hay lugares donde puedes obtener información sobre los documentos financieros necesarios relacionados con trámites de financiación, por ejemplo en la tienda de Emprendepyme.

Los clientes

Aunque parezca algo extraño, puedes hacer uso del capital de un cliente con el fin de alcanzar la financiación que necesitas para el desarrollo de tu plan de negocio, siendo necesario que antes te sientes e inicies la negociación de las condiciones de pago. Esta es una de las alternativas más utilizadas para el pago de los servicios.  

Solicitud de préstamos online

En la actualidad solicitar préstamos online es una excelente forma de inyectarle capital a los pequeños negocios.

Se trata de una de las maneras más sencillas y cómodas de conseguir recursos para tu empresa. Todo dependerá del préstamo que necesites, y podrás conseguirlo dentro de un plazo de 48 horas después de que se haya aprobado tu solicitud.

En ocasiones no tiene importancia el puntaje de crédito, por lo que esta es una de las razones por las que se ha vuelto tan popular cuando se trata de financiación.

Comentarios