Sociedad

Subida en la cuota de autónomos a cambio de mayor protección laboral para el colectivo

03/12/2018
Foto del avatar

author:

Subida en la cuota de autónomos a cambio de mayor protección laboral para el colectivo

El gobierno, junto al grupo parlamentario de Unidos Podemos, presentó hace unas semanas un acuerdo presupuestario para las cuentas de 2019 que tenía como principal novedad la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros.

A falta de alcanzar la aprobación o el sí de otros grupos parlamentarios, principalmente aquellos que participaron con el PSOE en la moción de censura para desalojar del gobierno a Mariano Rajoy y el PP, la situación política en España está entrando en un momento de indefinición.

El gobierno amaga con intentar gobernar con las cuentas heredadas del anterior gobierno, es decir, prorrogar los presupuestos del ejercicio 2018 pero introduciendo cambios en las partidas para potenciar el gasto social y la inversión a golpe de real decreto.

Desde la oposición insisten en que, en caso de presentar el acuerdo presupuestario en el Congreso de los Diputados y no alcanzar su aprobación, Pedro Sánchez deberá convocar elecciones.

Mientras tanto, su principal socio de gobierno en la oposición, Unidos Podemos insiste en la necesidad de aprobar unos presupuestos que, a su juicio, son positivos para los ciudadanos. Si bien, en caso de no alcanzar una mayoría suficiente, el adelanto electoral estaría más cercano.

Acuerdo para la subida de las cuotas de autónomos

Mientras todo esto sucede, el gobierno trabaja con diferentes colectivos para encauzar la situación. El acuerdo presupuestario recibió muchas críticas especialmente desde las asociaciones de trabajadores autónomos, pues al subir el salario mínimo interprofesional obliga a los autónomos a aumentar también su base de cotización, y por tanto, pagar más por la cuota de autónomos.

En un principio se hablaba de subidas mensuales que podían oscilar en torno a los 22 y los 40 euros mensuales, lo que supondría más de 400 euros más al año. Finalmente, el gobierno ha cedido a las presiones de trabajadores y asociaciones y ha alcanzado un acuerdo para que este colectivo fije el incremento de la base mínima de cotización en un 1,25% a partir del 1 de enero.

Esto significa que la base mínima de cotización será de 944,35 euros al mes, y el tipo de cotización quedará en el 30% lo que supone un incremento en la cuota mensual a pagar por estos trabajadores de 5,36 euros al mes, 64 euros más al año que en la actualidad. En total, los autónomos personas físicas pagarán al mes 283,3 euros mensuales de cuota si cotizan por la base mínima, que es lo que hacen la mayoría de estos profesionales.

En el caso de los autónomosocietarios, la base mínima subirá hasta los 1.214,08 euros mensuales, pagando al mes 364,22 euros, casi 7 más que en la actualidad y 82 en el conjunto de todo el año.

Cuota más cara a cambio de más derechos

Desde el gobierno están satisfechos, algo que también lo están desde las asociaciones de autónomos, aunque siguen demandando un pago de cuotas que sea equiparable a los ingresos que generan. Para estar al tanto de todas estas novedades, una recomendación es acudir a esta asesoría en Elche, especialista tanto en temas laborales de autónomos como de empresas.

Esta subida de cotización pactada entre gobierno y agentes sociales conlleva mejora en la protección de los autónomos, pues se mejora el acceso a la prestación por cese de actividad (paro), flexibilizando los requisitos actuales y ampliando la protección.

Faltan semanas para que llegue el 2019 y todas estas medidas han de concretarse. En cualquier caso, los trabajadores autónomos tendrán también derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día, y los trabajadores por cuenta propia podrán acceder a formación profesional y reciclaje continuo.

En caso de baja por enfermedad o incapacidad laboral, a partir del segundo mes de alguna de esas situaciones, los autónomos no pagarán la cuota de la Seguridad Social hasta el momento del alta.

Las mujeres autónomas, en los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad, disfrutarán de una tarifa plana de 60 euros al mes durante 12 meses, sin necesidad de cesar previamente su actividad.

Estos 60 euros de tarifa plana serán los que comenzarán a pagar aquellos trabajadores autónomos que en la actualidad pagan 50 euros al mes, a partir del 1 de enero, y esta cuota se mantendrá en los 12 primeros meses de actividad, manteniéndose las bonificaciones posteriores actuales de la tarifa plana.