Sociedad

La tendencia de comer crudo

diciembre 5, 2018

La tendencia de comer crudo

La idea de alimentarse con comida cruda poco a poco ha ido ganando terreno en todas partes del mundo, tanto en el campo de las celebridades como en el resto de las personas, debido a que muchos expertos le atribuyen múltiples beneficios como su papel en la pérdida de peso y su capacidad para detener el envejecimiento.

Sin embargo, dicha tendencia no es descubrimiento nuevo, ya que fue así como los primeros humanos comenzaron a comer. Es por ello que invitamos a probar esta saludable dieta a través de ricas y sencillas recetas.

Steak tartar

Dentro de las innumerables recetas “crudas” que existen, el steak tartar es una de las más fáciles y deliciosas del repertorio, dado que con unos pocos ingredientes podemos obtener un plato exquisito.

El steak tartar, o tartar simplemente, se prepara a partir de un corte de carne cruda previamente picada y sazonada. El secreto para que esta receta salga perfecta es la paciencia y, por supuesto, un solomillo de ternera de buena calidad. El plato en sí mismo es bastante sencillo pero muy elegante, pues el aliño utilizado está compuesto por alcaparras, mostaza, sal, cebolla, salsa tabasco, pepinillos y un toque generoso de pimienta negra. Lo que en boca debe producir una sensación cremosa y explosiva al mismo tiempo.

Pasos para preparar un Steak Tartar

  1. Lo principal antes de iniciar la preparación es asegurarnos de que el solomillo comprado sea de excelente calidad. Pues de esto dependerá el resultado final y el tiempo de corte.
  2. Picamos la carne del solomillo de ternera en trozos muy pequeños con ayuda de un cuchillo bien afilado. Luego salpimentamos al gusto y lo guardamos en la nevera.
  3. Es importante que los pedazos de carne sean pequeños, pero no demasiado. No queremos que se convierta en una pasta de carne.
  4. A continuación, picamos en forma de finos cubos la cebolla morada, la cebolla blanca, los pepinillos encurtidos y las alcaparras.
  5. Procedemos a mezclar junto con la carne picada, agregando también un poco de mostaza y mayonesa en las siguientes proporciones: 1/2 medida de mostaza tipo Dijon y 1/2 medida de mayonesa. Añadimos salsa tabasco, sal y pimienta negra.
  6. Dejamos reposar la carne en la nevera durante al menos 15 minutos, de manera que los ingredientes se maceren bien con la carne y el sabor sea más potente.
  7. Servir con pan tostado.

Recetas de tartar

Las recetas de tartar son ideales para los tiempos en los que estamos, puesto que estas recetas nos permiten crear cientos de variaciones de un mismo plato, que por si fuera poco podemos realizar de forma rápida y fácil. Simplemente debemos cerciorarnos de contar con ingredientes realmente frescos y, como ya hemos mencionado antes, de buena calidad.

Tartar de mango y aguacate

Una de las opciones más versátiles y gustosas es el tartar de mango y aguacate, el cual se elabora con salmón ahumado, miel, aceite de oliva, mango maduro, aguacate maduro, pimienta negra, mostaza de Dijon, sal y huevas de trucha como ingrediente opcional.

Para elaborarlo comenzamos limpiando, pelando y cortando en cubos pequeños el aguacate y el mango, después cortamos el salmón ahumado en dados, procurando que sean del mismo tamaño que los ingredientes anteriores.

Vertemos todo en un bol mediano y condimentamos con sal, pimienta negra recién molida, miel y mostaza de Dijon. Removemos con cuidado y colocamos la mezcla en un molde redondo para moldear, repitiendo el paso con cada porción. Finalmente ponemos sobre el tartar a modo de adorno una cucharadita de caviar o huevas de nuestra preferencia.

Tartar vegetariano

Las recetas de tartar no solo se limitan a preparados con carne, también hay versiones netamente vegetales como este exquisito tartar vegetariano compuesto por tomate, mango, cebolleta, brotes germinados, hojas de lechuga, vinagre de vino, sal gruesa, aceite de oliva y tostadas de pan.

Lo único que tenemos que hacer para disfrutar de este tartar es cortar los vegetales en pedazos pequeños del mismo grosor y longitud, aderezarlos con el vinagre, la sal y la pimienta, mezclarlos con delicadeza, servirlos en un molde redondo y decorarlos con un puñado generoso de brotes germinados.

Los chefs expertos aconsejan colocar un bouquet de lechuga a un lado y al otro unas cuantas rebanadas tostadas de pan, de forma que los comensales o nosotros mismos podamos elegir con qué acompañarlo.

Comentarios