Sociedad

Que el día de tu boda no se convierta en un dolor de cabeza

febrero 1, 2019
Israel Guerra

author:

Que el día de tu boda no se convierta en un dolor de cabeza

El día de la boda es el momento más esperado por muchas mujeres. Caminar hacía el altar vestida de blanco, decir el sí quiero al hombre escogido ante Dios, y celebrar con familiares y amigos forma parte del sueño perfecto.

Pero antes de llegar a ese momento de película, hay que pasar por toda una etapa de preparación y planeación donde hay que tener en cuenta cientos de elementos que harán de esa fecha un día inolvidable. Decoración, comida, transporte, vestido son tan solo algunas de las cosas que pueden llegar a ser todo un dolor de cabeza.

Lo primero: el traje

Desde que se fija la fecha de la boda la novia debe comenzar a buscar su vestido. Esta es una tarea que no debe dejarse para último momento porque escoger el indicado puede ser una labor titánica y muy difícil de lograr. Junto a esto no se pueden dejar de lado los accesorios, siendo el velo el más importante de todos, porque es el complemento ideal.

Los modelos de velos son muy variados, desde el tradicional blanco de encaje hasta el de cola larga con bordado y aplicaciones.

En el caso de que se quiera dar un toque distintivo a todo el outfit nupcial, los velos de novias también pueden ser velos de colores que hagan resaltar a la futura esposa en su día especial. Otra alternativa que está causando furor es llevar un tocado para novias, esos pequeños accesorios como diademas, redecillas que cubren parte del rostro o ganchetes ornamentales con encajes.

Muchas veces se tiene una idea clara de que tipo de vestido usar, pero al llegar a la tienda y ver todas las opciones que hay, las dudas comienzan a llenar la mente de la novia y allí es donde el caos toma el control, por eso la elección del traje de novia debe ser desde el día uno.

Ambientes ideales

A la vez que se escoge el vestido, hay un sinfín de tareas que se deben realizar y la búsqueda y posterior decoración del espacio para la celebración es lo segundo en la lista.

Por ejemplo, si la boda y la recepción se hacen en un salón para banquetes, es necesario pensar en la decoración del lugar para que luzca lo más bonito posible ese día. En este caso no resulta descabellado considerar contratar un servicio de diseño de interiores en función de contar con el trabajo de profesionales que se encargarán de dejar el ambiente en las mejores condiciones.

Una estrategia novedosa que se puede ser aplicada en estos casos es el home staging, que consiste en reorganizar, redistribuir, despejar, iluminar, redecorar y reformar si es necesarios los espacios para que tengan una nueva vida. Aunque generalmente esta técnica es asociada con el proceso de evaluación y preparación de una casa para ser vendida, estos mismos conceptos pueden ser usados para la decoración de un salón para bodas.

Detalles para recordar

La boda de por si es un gran momento que perdurará en la memoria, pero siempre existirán detalles que pueden marcar un hito en la celebración de esta fecha soñada.

Se pueden diseñar en madera las iniciales de los nombres de los novios en un tamaño pequeño. Las letras para bodas son usadas con frecuencia como centros de mesas o recuerdos para los invitados.

Otra opción que está cobrando mucha popularidad son las letras gigantes para bodas con palabras en inglés como love, live, family, unión, que terminan convirtiéndose en el photocall bodas donde desde los novios hasta los invitados quieren tomarse una fotografía que inmortalice ese recuerdo.

Los diseños pueden ser muy variados, desde su tamaño hasta el color, inclusive pueden llevar detalles luminosos o cualquier requerimiento que tenga la novia.

Atención para todos

Aunque este día se trata principalmente de los novios, es fundamental que los invitados se sientan a gusto y pasen un rato agradable en compañía de los nuevos esposos.

En el caso de que familiares e invitados vengan de fuera o que la recepción sea en un lugar apartado, lo más recomendable es contar con un servicio de traslados privados de transfer para bodas que pueda hacer el servicio de transfer desde el aeropuerto hasta cualquier lugar que sea necesario.

El aspecto positivo de este tipo de servicios es que los novios no tendrán que preocuparse porque alguien se pierda en el camino o que los invitados lleguen tarde a la boda o la fiesta, porque garantizan puntualidad y una atención de primera.

Si el grupo de personas a trasladar es grande entre la flota de vehículos hay minibuses todo terreno con una capacidad de unas 25 personas.

En la organización de una boda también son importantes otras áreas como la comida, bebidas, recuerdos, tarjetas de invitación, mantelería, flores, música y un sinfín de actividades que deben organizarse con más de seis meses de anticipación.

 

Comentarios