Sociedad

El placer de vivir sano

febrero 4, 2019
Israel Guerra

author:

El placer de vivir sano

Cuando se piensa en “dieta sana” lo primero que suele venir a la imaginación es una serie de platos desabridos poco saciadores reservados exclusivamente para aquellas semanas donde se necesita rebajar a toda costa. Sin embargo, esto no puede encontrarse más lejos de la realidad, pues una verdadera alimentación saludable puede llegar a ser mucho más rica y satisfactoria que el típico plan nutricional que todos conocen.

Un estilo de vida sano implica comer de forma apropiada cada uno de los grupos alimenticios disponibles sin satanizar ninguno, es decir, en porciones adecuadas y garantizando siempre la variedad de productos consumidos con la finalidad de aprovechar al máximo los nutrientes necesarios para vivir. Asimismo el ejercicio físico regular debe tomarse como principal aliado para mantener la salud y la apariencia a tope.

Consejos para obtener un cuerpo fitness

  1. Visitar al médico

La salud es lo primero, por lo que el paso inicial es realizarse un chequeo médico general para descartar cualquier tipo de enfermedad. Asistir a un nutricionista para que establezca un plan individual de alimentación según los gustos y objetivos de la persona, y finalmente una revisión psicológica para trabajar la autoestima y la ansiedad.

  1. Comprar alimentos en una tienda de nutrición

La mejor opción para hacer un mercado saludable de calidad es comprar directamente en una Tienda Fitness, ya que en dichos establecimientos o portales especializados ofrecen una amplia gama de alimentos, suplementos y demás Productos Fitness OnLine, ideales para dietas personalizadas.

  1. Hacer 5 comidas al día

3 comidas principales y 2 entre horas son la clave para mantener el metabolismo basal activo a lo largo del día y no sufrir ataques de hambre repentinos. Lo importante es cuidar las porciones y el tipo de alimento, recordando siempre que la ingesta de proteínas, vegetales, fibra y ácidos grasos insaturados deben prevalecer sobre los carbohidratos simples y las grasas saturadas.

  1. Ejercicio de 4 a 5 veces por semana

Practicar cualquier actividad física (natación, pilates, pesas, spinning, zumba, etcétera) de forma regular, junto con una dieta fitness, es el modo más efectivo tanto para bajar de peso y disminuir tallas como para mantenerlas.

  1. Beber abundante agua

Es fundamental consumir cerca de tres litros de agua, distribuidos en 9 – 12 vasos para garantizar la correcta hidratación del organismo y disminuir los niveles de ansiedad.

Alimentos fitness

Como bien se sabe no todos los productos “libres de grasa” o “bajos en sal” son precisamente los más saludables, es por ello que se debe tener mucho cuidado en el momento de escoger los alimentos fitness que serán llevados a casa, tratando de preferir los de origen natural a los envasados.

El huevo es una de las fuentes naturales de proteínas con más alto valor biológico, por lo que es un producto imprescindible en cualquier alacena fitness. En caso de falta de tiempo o de alergias a dicho alimento, el mejor sustituto son los suplementos proteicos en polvo, por ejemplo, los batidos con base en suero de leche.

La avena también es un producto clave en las dietas saludables, ya que proporciona grandes beneficios y una enorme cantidad de nutrientes como proteínas vegetales, fibra, grasas insaturadas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Otro alimento que nunca debe faltar en un plan de comidas sano, son los frutos secos: almendras, piñones, nueces, anacardos, avellanas, entre otros. Estas pequeñas pero sustanciosas semillas aportan energía de gran calidad repleta de antioxidantes, oligoelementos, vitaminas y minerales.

Por último están las legumbres: lentejas, alubias, frijoles y garbanzos. Estos, al igual que la avena son carbohidratos de absorción lenta ricos en fitoesteroles, hierro, magnesio, potasio, calcio y fibra.

El ejercicio como complemento de la dieta ideal

Aunque el 70% de una vida saludable es determinada por el tipo de alimentación, el otro 30% corresponde al ejercicio físico. Así que no importa si se inscribe en un gimnasio, se hace rutinas al aire libre o se practica un deporte en específico. El asunto es mantenerse en movimiento constantemente. De este modo se disminuye el riesgo de muerte por causas cardiovasculares, se fortalece el sistema autoinmune y se eleva la expectativa de vida.

No es necesario comenzar con sesiones muy exigentes si no se está acostumbrado al ejercicio, de hecho los expertos recomiendan escalar paulatinamente el nivel de exigencia de las rutinas de acuerdo al tiempo dedicado y a la capacidad física del individuo. Basta con 30 minutos de caminata rápida para activar el metabolismo y el sistema vascular.

Una vez adaptado a tal esfuerzo, los entrenadores físicos aconsejan incluir sesiones de pesas con el objetivo de fortalecer los músculos y aumentar la utilización de calorías en estado de reposo, lo que ayuda a quemar grasas más rápido.

Es importante mencionar que los ejercicios de alta intensidad como el crossfit o el powerlifting deben ser practicados junto a un preparador físico certificado y bajo supervisión médica.

Encontrarlo todo en el mismo sitio

Cuando una persona comienza a preocuparse por un estilo de vida más saludable, lo más normal es que busque asesoramiento o información en páginas webs especializadas o a amigos/conocidos que tengan el bienestar general por bandera.

Hoy es posible encontrar páginas online como productosfitness.com  donde no solo se puede obtener esa información valiosa, sino que además se pueden conseguir los suplementos alimenticios (barritas energéticas, proteínas..) así como todo tipo de material deportivo. Lo mejor de todo es que siempre se ofrece una explicación detallada del producto para que el asesoramiento al nuevo o no tan nuevo deportista sea más acertada.

Comentarios