Sociedad

Si el coche ya no puede más, lo mejor es enviarlo al desguace

febrero 8, 2019

Si el coche ya no puede más, lo mejor es enviarlo al desguace

En este mundo, todo tiene su vida útil y los vehículos no son excepción, ya sea por haber sufrido algún siniestro, por haberse quedado en mal estado durante mucho tiempo o por la antigüedad del mismo, lo mejor será enviarlo al desguace para que sea valorado y reciclado.

Preguntas alrededor del desguace

Se deben considerar y responder las más frecuentes dudas en este sentido que son:

¿Tendrá algún valor el coche viejo o dañado?

Seguro que hay algo de valor en el vehículo que se debe enviar al desguace. Si ha sido un siniestro, la tasación dependerá del porcentaje de daños, el valor que se obtener quizás no sea el mejor, pero seguro que se ganará algo, ya que pueden aportar repuestos en buen estado a otros vehículos de la misma marca, o a quien quiera mantener algún vehículo del mismo tipo que también sea antiguo.

Se debe solicitar tasación ante cualquiera de las empresas cercanas a la zona donde está el coche y eso se logra contactando directamente con ellas, ya sea por teléfono o correo electrónico, y rellenar los formularios para especificar la situación particular del vehículo al que ayudará a poner el valor adecuado.

¿Qué coste tiene llevar el coche al desguace?

Las empresas que se dedican a este trabajo como Desguaces en Córdoba, por lo general ofrecen el servicio de asesoría, tasación y remolque de forma gratuita. Ahora, si el coche en particular arrastra circunstancias administrativas, se deben contratar los servicios de un gestor especialista en estos trámites, para poner en orden todo lo solicitado y realizar la entrada en desguace de la forma correcta.

¿Cómo tramitar el desguace?

Si el vehículo está en regla, es muy sencillo, los pasos son los siguientes:

  1. Recoger la documentación entre los que se exige fotocopia del DNI del titular, ficha técnica o tarjeta de inspección, y el permiso de circulación original.
  2. Coger cita para el traslado al desguace.
  3. Recibir la justificación o baja de forma electrónica.
  4. Esperar el Certificado de Destrucción en el correo electrónico.

¿Todos los coches se entregan bajo los mismos requisitos?

No, dependerá de si el vehículo arrastra alguna irregularidad administrativa. A continuación se muestran los posibles casos y documentos que se deben entregar de más:

  • Si el tramitador no es dueño titular: factura de compra de segunda mano o documentos de compra-venta con el historial entre el titular y la otra parte.
  • Si el titular ha fallecido: declaración de herederos, testamento o adjudicación.
  • Si el dueño titular está incapacitado: el documento de representación legal avalado por un juez.
  • Si el vehículo no tiene documentos ya sea por robo o extravío: se debe rellenar el formulario correspondiente a la responsabilidad bajo DNI por la pérdida de los documentos o bien la denuncia, según sea el caso.
  • Si el vehículo sirvió de uso corporativo: el CIF de la empresa, y DNI o NIE del apoderado legal con la carta de representación jurídica.
  • Si el titular es un menor de edad: DNI del padre, la madre o el tutor legal y acta de nacimiento o tutela que acredite la representación.
  • Si el vehículo tiene multas pendientes: las multas están asociadas al conductor y no al coche, por lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) se encargará de enviar las multas directamente a su domicilio.
  • Si el vehículo forma parte de un embargo: se deben leer las condiciones del embargo, ya que en algunos casos se permite a beneficio del demandante y en otros casos lo prohíbe completamente. Para consultar este caso, la empresa de desguace lo puede averiguar siempre que en el momento de la consulta se indique la matrícula del coche, número DNI del Titular y número de bastidor, en caso de tener algún tipo de prohibición, se deberán realizar las oportunas gestiones para que liberar el embargo.
  • Si el coche tiene matrícula extranjera: se deben presentar los trámites tal y como se soliciten, y se acepta en el formato del país de origen.
  • Por abandono: las multas van desde 200 hasta 30.000 € ,que comienzan a acumularse a partir de la fecha del Certificado de Vehículo Fuera de Uso (VFU).

Antes de estar esperando multas, se recomienda el procedimiento de desguace y con ello se le da otro uso al espacio que está ocupando el coche viejo o dañado, y permite mejorar la imagen de la ciudad. A la vez, se recauda algo de dinero que puede ser muy útil para los propietarios.

Comentarios