Salud

Más de 18 mil cirugías de aumento de senos se practican anualmente en España

marzo 8, 2019

Más de 18 mil cirugías de aumento de senos se practican anualmente en España

La mamoplastia de aumento es uno de los tratamientos estéticos con mayor demanda en la actualidad, por lo cual cada día hay más pacientes en busca de los mejores especialistas en cirugía plástica.

Un público cada vez más diverso se encuentra en búsqueda de las mejores tendencias en medicina estética, ante la necesidad de someterse a una intervención quirúrgica segura, a cargo de médicos especialistas que les garanticen el resultado que desean.

En tal sentido, el Dr. Raimundo Cantero es experto en cirugía plástica, estética y reparadora, con una amplia trayectoria profesional y experiencia, que lo avala como el mejor, tras poner en práctica una filosofía de transparencia y cercanía con los pacientes.

En el 2018 fue elegido como segundo finalista en los premios Doctoralia Awards en la categoría de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, gracias a la interacción que mantuvo con el público, respondiendo asertivamente a todas sus preguntas en la web.

Atendiendo sus consultas en Málaga y en Ceuta, fue extendiendo sus servicios con el apoyo de otros especialistas procedentes de diferentes disciplinas, destinados a prestar el mejor servicio integral de asistencia médica en el Hospital Quirón de Málaga, donde realiza tres tipos de tratamientos: de pecho, faciales y corporales.

Cantero reforzó sus conocimientos en la Clínica Teknon de Barcelona, donde se especializó en la reconstrucción facial microquirúrgica. A su vez, trabajó en la Clínica Cavadas en Valencia y en la Unidad de Trastornos de Identidad de Género.

Mamoplastia

De igual manera, es especialista en aumento de pecho en Málaga. Este procedimiento quirúrgico, también denominado mamoplastia de aumento, permite mejorar la volumetría y la forma de la mama en pacientes que quieran agrandar el pecho o corregir imperfecciones después del embarazo, por lo que, si así lo desea, podrá lucir unos senos acordes con su figura.  

La mamoplastia de aumento es uno de los tratamientos con mayor demanda no sólo en España, sino en el resto del mundo. Los senos, aparte de realzar la belleza de la mujer, son un signo de feminidad y permiten reforzar la autoestima.

Procedimiento

Colocando anestesia general, la cirugía tiene una duración de 30 ó 45 minutos, siendo este tipo de anestesia la más segura. Cuando la paciente se despierta, es trasladada al área de recuperación, allí sigue monitorizada por espacio de dos horas.

Al día siguiente, será dada de alta y se le retirará el vendaje, con el fin de colocarle un sostén especial para afianzar el postoperatorio. Con relación a los tipos de implantes, el especialista emplea dos vías, las cuales dejan dos tipos de cicatriz.

Una se practica en la zona areolar, el implante se introduce a través de la areola, atravesando el tejido mamario. La otra manera de hacerlo es en el surco mamario, donde no se atraviesa la mama, sino que se sitúa el implante detrás del músculo.

Con el fin de evitar problemas de sensibilidad en la areola y el corte de los conductos pertenecientes a la glándula mamaria, se recomienda efectuar la cirugía en el surco. Al fijar la prótesis en el plano retropectoral, es decir, detrás del músculo, el implante lucirá más natural, conservando una mayor cobertura. Sólo en casos específicos se coloca vía subfascial.

Finalmente, no se requiere de drenaje, en la mayoría de las pacientes, porque con una técnica exhaustiva y depurada, es mínimo el nivel de sangrado. La cicatriz se cerrará progresivamente y externamente no lleva puntos. El pliegue del pecho disimula la incisión, por lo cual es prácticamente imperceptible.

Tipos de prótesis

Los cirujanos emplean dos tipos, las redondas y las anatómicas, cada una de ellas ofrecen proyecciones distintas, además que difieren del diámetro, la anchura y la altura. Un implante redondo rellena el polo superior del seno y uno anatómico aporta un resultado natural.

Para elegir la opción más adecuada, el médico se fija en las características de la mama, de modo que el diagnóstico inicial es determinante al intervenir en el resultado final. Durante la primera consulta, se le aporta toda la información necesaria a la paciente, siempre de acuerdo con sus preferencias.

La recomendación está dirigida a prevenir los riesgos de caer en manos de inexpertos que no cuentan con una titulación ni con permisos legales para ejecutar estos procedimientos. Una cirugía, aparte de un buen especialista, necesita un ambiente adecuado y materiales de calidad, de última generación.

Comentarios