Sociedad

Los carritos para bebés y la dificultad de elegir el mejor

marzo 13, 2019
Israel Guerra

author:

Los carritos para bebés y la dificultad de elegir el mejor

La paternidad es uno de los grandes retos que las personas suelen afrontar a lo largo de su vida en un gran número de casos, pudiendo esta tener lugar una única vez o repetirse de manera consecutiva en sucesivas ocasiones. Ser padre o madre, como bien es sabido, supone poner en juego una serie de capacidades para poder criar a un hijo o hija, proporcionarle una educación y guiar sus pasos tanto tiempo como dure su crecimiento y formación. Pero antes de todo eso se encuentra la planificación y las primeras semanas tras la llegada al mundo del bebé, que suelen ser un momento de muchos cambios y experimentación.

La inclusión de un nuevo miembro en la familia, al cual se espera desde hace nueve meses, es uno de los acontecimientos que más se tiende a preparar de manera exhaustiva y al mayor número de niveles. Entre estos preparativos se encuentra la elección de todos los nuevos productos y accesorios que tendrán que llegar también junto al futuro recién nacido, dado que este necesita de ciertos complementos de los que es natural no disponer en el caso de que los padres sean primerizos.

A uno de los que más atención se presta a este respecto es a la silla o carrito de bebé, existiendo todo un gran mercado alrededor de los mismos debido a la variedad de opciones y características existentes. ¿Cómo decantarse, entonces, por el mejor de todos ellos?

Elegir un buen carrito para bebe es muy importante

A la hora de elegir carritos para bebes son muchos los factores que entran en juego y mucho lo que hay que considerar de manera inicial para poder elegir de manera definitiva uno de los modelos existentes sin miedo a estar cometiendo una equivocación que pueda terminar pasando factura más adelante. Así, habrá que someter a escrutinio lo que ofrecen los distintos carros de paseo o sillas en cuanto a las funciones de las mismas y su tipología, ya que no es lo mismo una individual que una doble, por ejemplo.

En este último caso, si son gemelos o mellizos, lo recomendable será adquirir un carrito de bebé que tenga la posibilidad de llevar a ambos a la vez, facilitando de esta manera al progenitor su transporte de manera cómoda al mismo tiempo. Pero si bien este uno de los aspectos más evidentes, hay otros que no lo son tanto y que han de entrar de igual manera en la ecuación cuando se valora una silla de transporte de este tipo.

Es el caso, por ejemplo, de las posibilidades que ofrezca a la hora de dar el máximo confort al bebé. Esto es, si tiene o no capota, si el respaldo se puede reclinar y cuánto, el material del que esté construida la silla o si se puede plegar de manera sencilla para facilitar su transporte. Características, todas ellas, importantes, que no siempre se valoran de manera inicial y que pueden suponer una gran diferencia en el día a día.

Apostando por la calidad

En cualquiera de los casos, y sea lo que sea lo que más se valore en una silla de bebé, si algo está claro es que uno de poner siempre por encima la calidad de la misma y la durabilidad que pueda ofrecer a lo largo del tiempo. Este tipo de objeto es utilizado de manera constante durante buena parte de la infancia del niño o niña, teniendo un uso recurrente e intensivo que ha de poder aguantar de manera solvente y sin dar problemas. No solo eso, sino que debido el coste de las mismas, cuando a uno deje de serle útil puede venderla de nuevo a otra persona y obtener de nuevo un beneficio por ella, siempre y cuando se conserve en buen estado.

Por esta razón, y porque la elección de los materiales utilizados y la construcción de la misma serán fundamentales para que el infante se encuentre cómodo durante el largo tiempo que permanecerá en ella, lo que se debe primar es si es buen producto o no. Por descontado, esto no quiere decir que no se miren carritos de bebé en oferta o con descuento siempre que cumplan los mínimos exigibles para un correcto uso de ellos.

Comentarios