Sociedad

¿Qué hacer cuando la experiencia laboral no es un plus?

18/03/2019

¿Qué hacer cuando la experiencia laboral no es un plus?

En el momento de aspirar a un puesto de trabajo, el candidato debe entender qué herramientas usar a favor y de qué forma expresar los recursos que tiene y las experiencias previas que dispone. De esta forma, podrá ser considerado por los reclutadores, ya que éstos requieren una hoja de vida laboral precisa, veraz y orientada hacia lo que se está solicitando, sin mencionar que las cualidades del candidato deben respaldar dicha información durante todo el proceso de contratación.

Buscar empleo es una experiencia que casi todos los seres humanos viven al menos una vez en la vida, es entonces cuando presentarse ante una empresa, oficina, comercio o institución y solicitar una vacante, se convierte en un acto de confianza con respecto a la capacidad del solicitante.  Claro que, cada empresario tiene su propio mecanismo de reclutamiento y confía en su capacidad, o la de un subalterno, para escoger al mejor candidato.

De esta forma, los encargados de esto, en la mayoría de las ocasiones aciertan al hacer un cruce de información entre lo escrito en la hoja de vida laboral, lo sucedido en las entrevistas y el resultado de algunas pruebas de talento. Sin embargo, en ocasiones, alguna de estas partes no se desarrolla como debería, y el aspirante, aunque es apto, no resulta contratado.

Esto suele pasar cuando la información en la hoja de vida laboral se presenta de manera desorganizada o incompleta, convirtiéndose en un obstáculo para ser seleccionado, ya que un currículum debe ser sustentado con las copias de aquellos documentos que den fe de la veracidad de la información.

De igual forma, la información expuesta debe ser relevante para el puesto al que se aspira, entendiéndose que la falta de experiencia o su exceso evidenciado en la hoja de vida laboral, puede ser el motivo de aceptación o rechazo según el análisis que se haga de esta información. Por lo que, si eres un trabajador sobrecualificado, es importante que conozcas qué herramientas usar a favor.

Curriculum, la mejor herramienta ante una entrevista de trabajo

Toda persona se presenta ante una oferta de empleo con un resumen organizado de sus datos personales, académicos y laborales. Conocido como currículum, currículum vitae u hoja de vida laboral, se convierte en el documento que al ser revisado, permitirá a la empresa evaluar las habilidades y conocimientos del solicitante.

En cuanto a los modelos de currículum, existen en la actualidad múltiples versiones que varían según se organicen los datos. Asimismo, es importante entender que el curriculum vitae no miente y por lo tanto, la información dispuesta allí debe ser veraz y respaldada, sin importar el modelo que se elija.  

Es así, que se puede encontrar el cronológico, el cual presenta los estudios y empleos en orden desde el más antiguo hasta el actual; está también el currículum inverso, el cual inicia desde las experiencias recientes. Por su parte el modelo funcional ordena por bloques temáticos, mientras que el que se denomina por proyectos, permite al empleador conocer los proyectos desarrollados y los que están en diseño o ejecución.

Claro está, que para llamar la atención el formato debe ser interesante y en color, además de agregar una fotografía, y si se tiene algún logotipo o firma en marca de agua para hacer atractivo y único el material.

En cuanto al contenido éste debe regirse a los datos personales, formación, experiencia laboral y habilidades. Siendo recomendable el no exceder de una página y en su defecto acompañarla de una breve carta en la que se expongan las metas que se tendrían de ingresar en la empresa.

Evita que la experiencia sea un obstáculo

Muy contrario a lo que se piensa, en ocasiones, contar con mucha experiencia resulta negativo. El asunto es que algunos analistas de personal piensan que un solicitante sobrecualificado no será un buen empleado, o que los retos que se le dispondrán no cumplirán con las expectativas del mismo, por lo que le generará un ambiente de trabajo tedioso e insuficiente, lo que provoca que al sentirse subvalorado al poco tiempo de empezar a trabajar abandone el cargo.

Claro está que, al estar sobrecualificado se deben tomar ciertas medidas y así puedes solucionarlo. Partiendo de la información original, se estructura siguiendo los consejos que se dan a continuación:

  • Parte de la información puede abreviarse si se relaciona con un enlace al perfil profesional del solicitante. De esta forma no se verá tan extensa en el currículum entregado.
  • Si se trata de una oferta que no pide experiencia previa, sólo se destaca la última ocupación y de esta manera parecerá una opción más atractiva para el empleador.
  • Un currículum interesante no debe exceder de dos páginas para que el analista lo revise en un máximo de dos minutos.
  • Para no especificar cada experiencia laboral, puede colocarse un resumen de habilidades y tareas desarrolladas en diversos empleos. De esta manera se destacan las responsabilidades cumplidas y no el exceso de experiencia.

 

 

Todo esto reflejan algunos consejos dictados por expertos para obtener el trabajo, además de servir de complemento ante una entrevista laboral, donde deberá explicarse la intención de ofrecer lo que se conoce en favor de la mejora empresarial. Siendo un buen momento para destacar los aprendizajes que se obtendrán del contratante.