Sociedad

El director de proyectos, figura clave en cualquier propuesta de negocio

18/03/2019

El director de proyectos, figura clave en cualquier propuesta de negocio

El éxito de toda empresa se fundamenta desde el inicio de todo proyecto. Las casualidades no existen en el mundo de los negocios, para triunfar es necesario contar con el mejor equipo de profesionales y el esfuerzo de cada uno de sus integrantes.

El boceto de una obra empresarial son los proyectos. Éstos deben ser realistas y deben estar dirigidos por personas muy competentes en el sector. Para estos casos, la formación académica no es el único requisito, también es necesario contar con rasgos de personalidad muy concretos y experiencia en estructurar planes de negocio.

Para este tipo de situaciones, en la actualidad, ha surgido la figura del director de proyectos. Esta persona cuenta con la capacidad y con las herramientas para desarrollar de principio a fin, cualquier plan de empresa. Su principal función es hacer un seguimiento exhaustivo de todos los procesos implicados en el desarrollo de la idea. Para ello, este cargo debe ser asignado a una persona con un determinado perfil técnico. Sobre este asunto se puede consultar aquí como estructurar un plan de negocio.

Capacidades técnicas

Los conocimientos específicos, en toda faceta que implique al proyecto, capacitan a este director de proyecto para hacer una gestión eficaz de todos los recursos invertidos, tanto de tiempo como de dinero. Es una figura clave para cualquier empresario, pues de esta manera se asegura el éxito de sus propuestas.

En primer lugar, el director de proyectos debe saber elaborar un buen programa de actividades. Para ello es necesario ser una persona perspicaz, tener una visión global de los acontecimientos y posibles imprevistos. Esta capacidad de percepción hace que el proyecto cuente con un listado de prioridades reales y prácticas, capaces de solventar riesgos e infortunios.

Otro de los requisitos para ser un buen director de proyectos es ser un buen coordinador. Como la palabra menciona, tener buenas aptitudes organizativas es clave para sacar adelante cualquier tipo de programa. No solamente se deben organizar los pasos a seguir, en las diferentes fases de un proyecto, sino que se deben configurar muy bien los grupos de trabajo. Se puede encontrar un modelo en gestión de proyectos en Emprendepyme.

Capacidades psicológicas

En este campo de organizar los grupos de trabajo, el director de proyectos debe ser un profesional que tenga conocimientos básicos de psicología. Esto es debido. a que cuando se trabaja a nivel colectivo, es necesario disfrutar de un buen ambiente de trabajo, así como de un espíritu competitivo para conseguir la excelencia en los resultados finales. Ser capaz de percibir quiénes reúnen estas dos condiciones, ser compañeros y perfeccionistas, es responsabilidad directa del director de proyecto.

En referencia a las habilidades psicológicas y emocionales, el director de proyecto debe ser una persona con un liderazgo marcado. A su vez, también debe ser una persona motivadora e influyente.

El liderazgo es una característica indispensable para una persona llamada a ser responsable, de inicio a fin, de un proyecto empresarial. Sin tener dotes de mando no se puede organizar nada. Delegar responsabilidades en quienes no cuentan con la autoridad para ello es un error que siempre resulta muy costoso. Por ello, el director de proyectos debe poseer un liderazgo natural, donde el resto de operarios encuentren una figura a quién seguir y acudir en momentos de dudas.

Ser motivador e influyente es fundamental. El director de proyectos debe ser consciente de las dificultades y retos reales que afrontan los equipos, y debe ser capaz de localizar los puntos débiles dónde mejorar y alentar a los implicados en su progreso constante. La eficiencia se consigue con esfuerzo, seguimiento y motivación.

Esta figura no sólo está pensada para los proyectos de grandes empresas, aquellas que tienen un volumen elevado de facturación, pues a día de hoy es fundamental hasta para la planificación de pequeños y medianos negocios.
Alcanzar el éxito en cualquier proyecto empresarial es posible. Contar con la figura del director de proyectos es la clave. Confiar la elaboración y ejecución de un plan a este tipo de profesionales es apostar por una opción segura.