Viajes

¿Estás pensando en hacer el Camino de Santiago?

marzo 25, 2019

¿Estás pensando en hacer el Camino de Santiago?

Podemos decir, sin género de duda, que hacer el Camino de Santiago puede llegar a ser una verdadera aventura. Una de las que hay que hacer al menos una vez en la vida, aunque ciertamente todas las personas que lo hacen, al final acaban repitiendo siempre que pueden. Y es que el Camino de Santiago es único y mágico en sí mismo, un lugar en el que conectaremos con nuestro yo más interior, así como ver de lo que somos capaces.

Una aventura organizada para disfrutar mucho más

Lo ideal cuando hacemos por primera vez el Camino de Santiago es que expertos como www.pilgrim.es nos ayuden con todas las dudas que podamos tener. No sólo esto, sino que también podrán encargarse de organizar todo nuestro viaje, para que así sólo tengamos que centrarnos en cumplir con cada etapa y disfrutar del Camino.

Es indiferente la ruta que escojamos, pero lo ideal es que si es la primera vez que lo hacemos nos informemos bien de cada una, así como del punto de inicio de las mismas para poder valorar de manera objetiva la que más nos interesa. Hay algunas especialmente duras, sobre todo porque tienen determinadas etapas montañosas o de acantilados, por lo que lo ideal será escoger aquellas con un camino que cuente con un trazado firme para evitar estas complicaciones.

Una de las más utilizadas es la Ruta de la Plata, que es la que tiene su inicio en Sevilla, es ideal para principiantes porque no cuenta con un trazado desigual, salvo alguna etapa aislada. Además, aunque es un recorrido muy largo, pasaremos a través de lugares llenos de belleza en todos los sentidos, por lo que disfrutaremos de una forma diferente. Y otro detalle a tener en cuenta, es que en esta ruta, no vamos a tener dificultades para encontrar alojamiento.

Otra gran alternativa, y de las más utilizadas, es el Camino Francés. Parte de los propios Pirineos y atraviesa toda la costa Cantábrica. Es una de las rutas más bonitas de realizar por sus espectaculares escenarios, además de que atraviesa ciudades tan importantes como Santander o Bilbao. Al igual que en el anterior, aquí tampoco vamos a tener inconvenientes con el alojamiento.

El Camino de Santiago no es una ruta más, es LA RUTA

Con esto lo que queremos decir, es que va a ser una aventura en toda regla, a través de la cual vamos a poder conocer a muchísimas personas diferentes, incluso de diferentes culturas y de otros lugares del mundo. Ya partiendo de esta base, podemos estar seguros de que va a ser una ruta enriquecedora, ya que podremos empaparnos de las historias de la gente y contar la nuestra. Además, es una buena manera de hacer deporte y ponerse en forma de una manera extrema pero realmente bella en sí misma.

Esto nos hará conectar con nuestro ser interior, así como descubrir nuestros propios límites y de lo que de verdad somos capaces de hacer. A veces el cuerpo no pide que paremos, pero será nuestra propia mente la que tenga la fortaleza en este momento. De ahí que una vez que hagamos el Camino de Santiago veamos desde otra perspectiva nuestros propios límites. Esto es lo principal que nos va a aportar esta experiencia tan mística y espiritual a partes iguales, que no defraudará.
De hecho, lo más seguro que ocurra es que acabaremos exhaustos y llenos de ampollas, pero la satisfacción interior será tan inmensa que en cuanto podamos aprovecharemos para volver hacerlo. Como hemos visto, tenemos diferentes rutas, por lo que la meta sea la misma: la Catedral de Santiago de Compostela. El camino en cada una de ellas único y diferente, por lo que si repetimos, las veces que lo hagamos serán cada una diferentes a las anteriores, de ahí que cada año haya personas que vuelvan a realizarlo.

Comentarios