Sociedad

La tendinitis como patología afecta al 70% de la población

25/03/2019
Foto del avatar

author:

La tendinitis como patología afecta al 70% de la población

El cuerpo humano está compuesto de distintos sistemas y mecanismos que trabajan de forma sincronizada para garantizar la estabilidad del organismo y el adecuado cumplimiento de todos los procesos vitales como respirar, comer, moverse, entre muchos otros.

Sin embargo, por razones genéticas, algún accidente o por el sobreuso de alguno de los sistemas, pueden presentarse algunos fallos que a su vez acaban con la aparición de diversas patologías y complicaciones de la salud. Tal es el caso de la tendinitis. Este es el resultado de la inflamación de los tendones producto de un exceso en su trabajo.

Los tendones como mecanismo de unión

Aunque desde muy pequeños todos conocen los componentes encargados de la movilidad del cuerpo, la realidad es que pocos saben realmente cual es la utilidad de cada uno. En el caso de los tendones, son una especie de tejido fibroso, cuya función principal es unir los músculos con los huesos.

Sobre ellos recae una gran responsabilidad, ya que juegan un papel importante en torno al movimiento pero aparte, están presentes en otras áreas importantes, como la visión, ya que se encargan de la conexión con el globo ocular.

Los tendones, al igual que otras partes del cuerpo, deben mantenerse en un estado saludable para funcionar correctamente. Es decir, son vulnerables a agentes que pueden poner en riesgo su bienestar y por ende su trabajo.

En la mayoría de casos, los inconvenientes con los tendones están relacionados con accidentes físicos, en especial con los deportistas; problemas de la edad donde se van desgastando con el paso del tiempo. Asimismo también se ven afectados por su uso en exceso o sobreuso. Todos estos abusos o efectos traerán como resultado la aparición de una tendinitis.

La tendinitis como patología

De no ser tratada a tiempo la tendinitis puede llegar a convertirse en una patología con clasificación crónica, además de tener una tasa de reincidencia muy alta con respecto a otros procesos musculares. Este cuadro se caracteriza por provocar aumento en la sensibilidad de las zonas alrededor de las articulaciones, lo que a su vez provoca dolor y una constante sensación de puntadas.

La tendinitis podría definirse entonces como un proceso inflamatorio agudo que causa cambios a nivel estructural en el tendón. Como resultado de malos diagnósticos y no recibir atención especializada, tiende a convertirse en tendinosis que es la degeneración del tendón, producto de varias lesiones seguidas.

Pese a que pocos lo saben, la tendinitis es sumamente común y recurrente, mucho más de lo que podría llegar a imaginarse. De acuerdo con distintas estadísticas, se calcula que alrededor del 70% de la población mundial llegará a sufrir de este malestar al menos una vez durante su vida.

Las causas, así como los síntomas como los que se explican en https://www.rs7.es/2019/03/14/sintomas-de-una-tendinitis/ varían según el caso. Es importante destacar que cualquier persona puede llegar a sufrir de tendinitis. Es decir, que no es una condición exclusiva de la edad, también los jóvenes se pueden ver afectados, aunque siempre con los tipos más leves.

Los causantes de una tendinitis están relacionados con la sobrecarga en extremo del tendón que se deriva de un esfuerzo que se repite de forma continua, así como una mala postura. Esto último es común en los deportistas.

Síntomas más comunes

Pese a que no todos los pacientes afectados con tendinitis experimentan los mismos síntomas o llegan a sentirlos todos, entre los más frecuentes destacan:

  • Dolor al mover la articulación. Este puede convertirse en un malestar agudo.
  • Rigidez después de dormir.
  • Inflamación continua.

Tipos de tendinitis

Es cierto que cualquier zona está expuesta a verse afectada, sin embargo entre las más comunes están:

  • Codo de golfista – tenista: Es la inflamación alrededor del codo, la primera afecta la cara lateral, mientras que la última a la interna. Son comunes en deportistas que practican estas disciplinas pero que no cuentan con una técnica correcta, de allí su nombre.
  • De hombro: Los músculos rotadores del hombro son los afectados.
  • Aquilea: Se refiere a la inflamación del talón, es usual en corredores que se ejercitan sin el calzado adecuado, así como en personas de avanzada edad.

¿Cómo tratarla?

Para tratar la tendinitis es importante tener la valoración de un especialista. Él podrá recetar antiinflamatorios que permitan reducir la hinchazón, al tiempo que van eliminando el dolor. Para casos más complejos se recomienda algunas sesiones de fisioterapia que permitan fortalecer el tendón pero además el músculo, para que puedan cumplir de forma adecuada con sus funciones.

Los médicos también recomiendan la aplicación de calor o frío sobre el tendón en periodos de reposo. Cuando por alguna razón estas medidas no funcionan puede llegar a ser requerida la inmovilización mediante un soporte ortopédico o una férula.

Una vez se empiecen a experimentar cualquiera de los síntomas es importante acudir a los especialistas ya que cuando se prolonga por tiempos muy largos, el paciente corre el riesgo de que el tendón se rompa.