Sociedad

Una pequeña máquina de placer que deberías probar

28/03/2019
Foto del avatar

author:

Una pequeña máquina de placer que deberías probar

Es entrar en un sex shop online,como Redlights y acceder a un mundo de fantasía: lubricantes, cosmética erótica, artículos de salud e higiene, lencería o, por supuesto, juguetes eróticos cuyos diseños no te dan ninguna pista de uso, pero que llaman la atención de la mayoría de visitantes de unsexshop online.Puedeque los hayas visto en alguna foto aleatoria en Internet, en el bombardeo cotidiano al que nos someten los buscadores, según la búsqueda. O que lo encontraras por causalidad en ese cajón de tu último ligue que nunca debiste haber abierto. Pero no tenías ni idea de para qué servía.

Sex shops como el mencionado se han erigido como grandes espoleadores de la última revolución sexual. No quieren ser meras tiendas eróticas, quieren hacer lo que podríamos llamar pedagogía del placer y crear una comunidad de usuarios que aprendan sobre sexualidad, mejoren la calidad de sus relaciones afectivo-sexuales y se empoderen por medio de la diversión y la creatividad.

El porno ya está pasado de moda, así como todo lo que perpetúe los roles de género, los estereotipos sexistas y las estructuras jerárquicas opresoras-dominantes que son una imposición. Es hora de descubrirse a uno mismo y practicar una sexualidad que, como dice Redlights, sea inclusiva, positiva y diversa. Además, por supuesto, de responsable.

Es momento de explorar y descubrir y, en medio de este propósito, se revela ante nosotros (nosotras, mejor dicho) el succionador de clítoris.

Una pequeña máquina de placer

Un succionador de clítoris es un juguete erótico que estimula el clítoris a través de la circulación del aire. Provoca golpes de succión y liberación de aire que estimulan el clítoris y lo erectan, de manera que los orgasmos resultan muy placenteros. Puedes ver el aspecto de los succionadores de clítoris aquí: https://redlights.es/succionador-estimulador-de-clitoris.

Estos juguetes existen desde hace bastante tiempo, pero han cambiado mucho su diseño. Antes eran más grandes, ya que abarcaban tanto el clítoris como los labios vaginales, y se accionaban de forma manual. Ahora son aparatos más sofisticados, vanguardistas, y que además de usarse de una manera mucho más cómoda, también estimulan de forma más efectiva.

Los succionadores de clítoris sorprenden por la rapidez con la que llevan a sus usuarias al orgasmo, sobre todo en los primeros usos. Junto a lubricantes y otros juguetes sexuales, según los expertos, son muy apreciados por las mujeres que padecen cierta sequedad vaginal o picores, porque ayudan a lubricar. Así pues, tanto para sesiones en solitario como en compañía, se antoja un buen aliado.

También pueden ayudar a controlar la excitación. Al usarlos, y ya que generan un orgasmo tan intenso, se puede conocer cuál es el punto cercano al éxtasis para alargarlo, lo que aumentará más la libido e intensificará el orgasmo. De hecho, la potencia que tienen estos estimuladores permite tener más de uno.

Qué modelo escoger

Las marcas más conocidas de succionadores de clítoris son Satisfyer y Womanizer. Ambas tienen diseños muy compactos y en una gama de precios amplia, desde los alrededor de 40 euros a los 120, aunque depende de la tienda que escojas y si esta tiene artículos de oferta o promociones. El Womanizer 2Go, por ejemplo, es el modelo más caro, pero te sorprenderá. Está “camuflado” dentro de un pintalabios, y eso lo convierte en ideal para llevarlo a cualquier parte.

Para tener un mayor control del placer, lo ideal es que presente varios niveles de succión. Algunos modelos tienen hasta 11, y otros incorporan también vibrador para orgasmos más intensos. En todo caso, son muy fáciles de utilizar.

Además, por el uso que se le va a dar, debe ser ligero. Sus medidas no pueden pasar unos cuantos centímetros de largo ni de diámetro, y el peso ideal no supera los 120 gramos. Los materiales siempre deben ser suaves e hipoalergénicos, pero algunos modelos también son sumergibles e impermeables para que se puedan usar en duchas, bañeras o piscinas.

Además,no se trata de juguetes sexuales silenciosos por su mecanismo y potencia, pero hay modelos más silenciosos que otros.

¿Es seguro?

Cualquier artículo que vaya a adquirirse en un mercado legal y regulado debe pasar unos controles mínimos de calidad. Es responsabilidad del consumidor dirigirse a tiendas que ofrezcan un mínimo de garantías, en medio de las millones de ellas que quieren hacer caja por Internet. Que ofrezca garantías, un pago seguro y una atención al cliente suficiente, son pistas de que se trata de una tienda apropiada. En este caso, también se pide la discreción.

Las marcas cuidan mucho los materiales en los que hacen sus aparatos, evitando, entre otras cosas, generar reacciones alérgicas. Los succionadores estimulan de una forma potente sin llegar a ser extrema, por lo que no hay riesgo.

Cada usuaria debe minimizar el peligro limpiándolos antes y después de cada uso, con agua jabón neutro y un limpiador especial de juguetes. Además, se deben guardar de forma segura, en un neceser o bolsita de tela (mejor si es algodón). Si no son de silicona, es mejor no guardarlos juntos.