Sociedad

Marketing digital: la clave del éxito en el siglo XXI

05/04/2019

Marketing digital: la clave del éxito en el siglo XXI

Si tienes un negocio, una marca o un proyecto en mente, necesitas subirte al carro de internet con los mejores a tu lado.

 

Empresas como la de Henry Matzar se han convertido en un pilar indispensable para la inmensa mayoría de negocios que existen en la actualidad. ¿De qué hablamos exactamente?, de las agencias de marketing digital, esos equipos de expertos multidisciplinares que se encargan de mejorar tu reputación y tu presencia en internet para que tu marca crezca tanto dentro como fuera de la red de redes.

 

Profesionales capacitados y muy preparados en diferentes materia, con una larga experiencia y con un total dominio de las tecnologías actuales, así como total conocimiento de los estándares más modernos. Eso es lo que te pueden ofrecer las grandes agencias como cantineoqueteveo, las que, se encuentren donde se encuentren, siempre ofrecen las mejores soluciones de marketing para pequeñas, medianas y grandes empresas.

 

Pero, ¿qué es eso del marketing digital? Se trata de todo el conjunto de estrategias de comercialización que se llevan a cabo en los medios digitales. Un traslado de las iniciativas vistas en los carteles publicitarios, las campañas televisivas y mil medios más hacia el entorno digital y de las tres uves dobles con, por supuesto, muchas más ideas nuevas, adaptadas a las necesidades y tendencias de este mundo que se mueve en la nube.

 

Una rama del marketing que se ha vuelto esencial en los tiempos que corren. Ahora, con los teléfonos móviles acompañándonos durante todo el día en el bolsillo, y con los ordenadores que llevamos encima día sí y día también, que una empresa pueda colarse en esas pantallas a través de buenas campañas es esencial para el crecimiento. Si se quiere alcanzar el éxito, hay que meterse de cabeza en el sector digital, guste o no.

 

Y ahí es donde entra en acción la labor de los profesionales de las agencias. Ellos se encargan de organizar iniciativas a medida de cada cliente, de ofrecer tanto mejoras como nuevas propuestas para reforzar el mensaje de la empresa, transmitir mejor su imagen o incluso conformar toda su presencia en territorio online.

 

De hecho, una de las mayores especialidades de estos trabajadores de las agencias de marketing digital es el posicionamiento SEO, un campo que se ha convertido en el motor de internet tal y como lo conocemos a día de hoy.

 

SEO, el amigo/enemigo de cualquier compañía

 

Para entender qué es este concepto, antes hay que saber qué es un buscador. Portales online como Google, ese al que acudes cada vez que quieres buscar algo, son lo que responde al término de buscadores. Páginas web que enlazan a otras, mostrándolas como resultados en base a las búsquedas que hagan los usuarios que entran en ellas.

 

Dentro de esa vorágine de páginas webs, plataformas y links por doquier, es donde entra el posicionamiento SEO. Este no es ni más ni menos que el conjunto de técnicas con las que se consigue hacer que una web aparezca más arriba en los resultados de búsqueda de los usuarios, siempre y cuando busquen por términos relacionados con ella.

 

Entendiendo esto, es fácil ver por qué es tan importante este posicionamiento (al que también se conoce como orgánico o natural) para cualquier negocio. Es la clave para ganar visibilidad en la red, en esos buscadores que se han vuelto el comodín en conversaciones, en labores académicas y en un sinfín de situaciones de lo más cotidianas.

 

Lo mejor del posicionamiento SEO es que no solo consigue dar ese empuje para gozar de un buen sitio ante los ojos de los usuarios, sino que también mejora otros muchos campos relacionados con la presencia online de cualquier negocio. Para posicionar adecuadamente, hay que contar con una web bien diseñada, con una buena estrategia de enlaces y, además, con contenido de calidad.

 

Todo esto hace que se refuerce no solo la visibilidad, sino también la autoridad, y que también se gane ante los ojos del consumidor. Este acaba recurriendo a la web de la marca en cuestión para recibir información que le es interesante, y por el camino va conociendo más y más a esta hasta el punto de convertirse en cliente.

 

Una de tantas posibilidades que refuerzan la positividad del marketing digital y que, en cierto modo, también conectan con el marketing de atracción, del que ya hablaremos en otro momento.

 

Por todo esto, y por muchas razones más, tenemos que recordar lo importante que es esta rama de la mercadotecnia. A día de hoy, sería imposible crecer a buen ritmo a nivel comercial sin el apoyo de las estrategias que esta elabora para los canales digitales; como sucedía hace más de una década en la televisión, y hace casi un siglo con el papel.