Sociedad

Decoración moderna sí, pero a nuestro estilo

abril 9, 2019
Israel Guerra

author:

Decoración moderna sí, pero a nuestro estilo

La decoración de nuestros hogares es el último refugio de nuestras mentes cansadas, es la ambientación que elegimos para sentir que lo que nos rodea está íntimamente ligado a nuestra forma de ser, a nuestro carácter más personal y al modo que tenemos de ver la vida.

Estilos para decorar nuestro hogar hay muchos; árabe, barroco, clásico, colonial, étnico, según los parámetros del Feng Shui, o las corrientes francesa, industrial, oriental, inglesa, loft… pero todos estos tipos carecerán de verdadera personalidad si no somos capaces de poner en ellos nuestra propia impronta, pasar por el tamiz de nuestro gusto y criterio estético para dar ese toque final que nos represente.

Las tendencias, al igual que los diferentes tipos de decoración, servirán para tomar apuntes, para saber si nos sentimos identificados y cómodos con ellas, para que, en caso de que la aceptemos para nuestra vivienda, construyamos a partir de ella nuestro propio estilo. En cuanto a la tendencia global que demuestra en estos momentos criterio y buen gusto es el mobiliario moderno que complementa esta tendencia de la decoración moderna que nos enamora según podemos ver en vivehogar.net, la revista online especializada en decoración, moda y accesorios del hogar.

En qué consiste la decoración moderna

Las claves para tener un estilo moderno de decoración, en nuestra vivienda, están íntimamente ligadas al minimalismo, es decir, requiere de espacios diáfanos, nada de sobrecargas, debemos huir obligatoriamente de los objetos de relleno, rodeándonos solo y exclusivamente de aquellos muebles y objetos que son imprescindibles, además de seguir ciertos criterios en el orden que usamos para repartir los espacios.

En paralelo con el mencionado estilo minimalista, debemos buscar las líneas rectas, tanto en las formas del mobiliario como en el uso de los objetos decorativos, que nos deberán llevar a evitar en la medida de lo posible las líneas curvas, pues no encajarían con el conjunto, y sería por lo tanto una nota discordante que haría que la instalación perdiese su armonía. En esta búsqueda de la armonía de las líneas rectas, puras y simples no debemos olvidar que los suelos y demás superficies persiguen el mismo objetivo de formar un conjunto estético moderno, por lo que también perseguirán la misma simplicidad en lo liso.

En cuanto a los materiales, sí tenemos más posibilidades, ya que la decoración moderna permite el juego con diversos elementos. Por ejemplo, podremos combinar sin miedo, aunque midiendo siempre con criterio y buen gusto, las maderas lacadas junto a las aglomeradas y contrachapadas con el vidrio, el metal e incluso con piel. Con estas tres últimas, junto a maderas bastas, como vigas, podremos asegurar que son claves para brillar con luz propia dentro del estilo moderno más actual.

El acrílico y el hormigón impreso, imitando las más variadas formas, también encajan a la perfección con el estilo moderno, aunque quizás estén más enfocado a ambientar exteriores, pero se consideran perfectos para las cocinas.

Un elemento esencial en este tipo de decoración es la claridad en los espacios. Se debe potenciar en lo posible la entrada de luz natural, con paredes blancas, grises claros o beiges. Con estos tonos como base se tiene libertad para introducir color a través de la decoración o de la iluminación LED, que presenta formatos muy interesantes para dar luz de forma indirecta, aunque no es recomendable utilizar más de tres colores en total para que no se nos conviertan las estancias en una amalgama colorista difícil de identificar.

En cuanto a los objetos utilizados para decorar, deben seguir la misma idea, pocos, pero impactantes, que cada elemento reine por si mismo allá donde se coloque, sin saturación, que no se dé ningún tipo de competencia en objetos decorativos.

Los muebles si son de diseño, mejor, si todos siguen una línea distintiva, fantástico, si son originales, pero sin resultar exabruptos, perfecto.

La decoración moderna es, como estamos viendo, muy sencilla de llevar a cabo, es una tendencia al alza que no implica un elevado gasto económico pues el espacio libre y la reducción de objetos son factores imprescindibles, solo tenemos que seguir unas pautas y mantener un orden.

Por último, a nivel informativo, señalaremos que fue a principios del siglo pasado cuando el diseñador de espacios y exponente de referencia en la arquitectura moderna, Le Corbuisier, junto a Ludwig Mies van der Rohe, otro eminente arquitecto y diseñador industrial, removieron hasta las raíces todo el concepto del diseño. Como ejemplo fundamental podemos citar el pabellón alemán de Barcelona por ser el referente arquitectónico en espacio, orden, luz, sencillez y calidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios