Salud

Perder peso de manera sana con la dieta cetogénica

abril 12, 2019

Perder peso de manera sana con la dieta cetogénica

Se fundamenta en los procesos naturales del metabolismo del cuerpo humano, ayuda en la salud y a perder peso

Tener una situación de sobrepeso, no sólo es peligroso para la salud, sino también para el estado emocional ya que muchas personas se sienten mal al ser obesas, en la mayoría de los casos su figura no le ayuda incluso en su ámbito profesional. Muchos buscan una dieta, una manera infalible de perder peso, pero no consiguen su objetivo: lo que en el tiempo genera más frustraciones.

Comprender la naturaleza del cuerpo humano y sus procesos metabólicos es esencial para saber qué tipo de dieta es ideal para disminuir el peso de una forma en que la naturaleza misma es la que actúa. No se puede engañar al cuerpo con dietas que a la larga sólo tienen efectos limitados o contraproducentes.

De forma natural

El proceso de perder peso no sólo debe llamar la atención del lado estético de la persona, sino también de su salud. Son dos aspectos que se tienen presentes en el empleo de la dieta cetogénica, la cual es sencilla de llevar con un menú poco complicado, y sin extremas restricciones. Sus beneficios para la salud y para perder peso son muchos.

Pero primero se debe saber de qué se trata esto.

El exceso de alimentos, sobre todo el que se origina de los hidratos, que se acumula en forma de calorías, se va convirtiendo en grasas que almacena el cuerpo, por si acaso debe sufrir épocas de escasez, como en los tiempos ancestrales. Esta grasa se vuelve peligrosa, aumenta el colesterol, genera riesgos de infarto y ahora de diabetes, hace engordar a las personas, quienes pierden su figura.

La dieta cetogéncia o dieta keto, bien conducida por un experto nutricionista o dietista, se fundamenta en estos principios de la naturaleza.

Se refiere a la supresión del consumo en grandes cantidades de hidratos. Es decir, reducir las harinas, pastas, azúcares y aumentar la ingesta de grasas y proteínas, las cuales puede seguir combinándose perfectamente con las vitaminas que aportan las frutas y vegetales.

Peso y salud

La dieta cetogénica genera pérdida de peso y aporta grandes beneficios a la salud. Se trata de la más efectiva y más usada para reducir la grasa y líquidos del cuerpo sin que se produzca el temido efecto rebote, es decir, volver a engordar al finalizar.

Con esta dieta, se sustituye que el valor calórico que el cuerpo utiliza, que provenga de las grasas y proteínas y no de los carbohidratos o glúcidos.

Al sustituir las grasas por los carbohidratos, el cuerpo entra un estado llamado cetosis y que tiene que ver con una nueva forma de metabolismo. Este estado consiste en que el cuerpo comenzará a utilizar las grasas acumuladas como forma de energía, lo que las hace reducir y esto conlleva a perder peso y a mejorar la salud.

La cetosis ayuda a reducir el tejido adiposo, a reducir el líquido que se acumula por la condición de obesidad, mejora la concentración de la persona, permite corregir problemas con el azúcar en la sangre, como por ejemplo la diabetes tipo 2, reduce el colesterol malo. Al disminuir el consumo de azúcar refinada, permite que enfermedades como el cáncer sean menos propensas a aparecer.

Entonces ya no se trata sólo de estética, de poder verse bien y usar la ropa adecuada según la ocasión, porque se tiene una figura esbelta, sino de mantener un estado de salud óptimo.

Flexible

Entre lo más resaltante de esta dieta, es la flexibilidad de las recetas cetogénicas. No tiene por qué haber una supresión total o estricta de los carbohidratos. Una persona que lleva adelante este proceso para perder peso o mejorar su salud, podría en alguna ocasión consumir algo de este tipo de alimentos, sin que rompa con sus objetivos.

La dieta cetogénica se puede retomar de inmediato. Quien la sigue podrá volver a entrar al estado de cetosis unos días después, luego de consumir por algunas circunstancias algún tipo de alimentos como los hidratos.

Una personas que bajo la guía de un experto dietista que maneje esta estrategia, entra en cetosis al cuarto o quinto día que haya comenzado. Habrá unos síntomas que sentirá que son normales, pues la persona debe entender que está cambiando su metabolismo, porque ha cambiado su forma de alimentarse.

Algunos mareos pequeños, un gran aumento de sed, boca seca, incremento de la micción, reducción del apetito, entre otros efectos, que le estarán diciendo al paciente que ha entrado en el proceso de pérdida de peso de forma natural. En muchos casos, no se llega a experimentar síntomas, o son tan leves que pasan desapercibidos.

Los pacientes que entran en cetosis podrán medir el grado en el que se encuentra, con un tipo de cintas reactivas de cetonas, que permiten evaluar en la orina la cantidad que se tiene en circulación producto de la nueva modalidad de alimentarse. Según lo que señale la marca, la persona decide si debe reducir aún más el consumo de carbohidratos o azúcar, para lograr su meta.

Siempre se debe buscar asesoría profesional en este tipo de decisiones, adaptar un plan nutricional, con menús semanales estudiado por los dietistas, en esto cuenta que tan está obesa la persona y qué problemas tiene, si sufre de colesterol, diabetes o problemas en las arterias, al final de cuentas se trata de la salud y verse bien.

Comentarios