Sociedad

Especialidades de abogados

16/05/2019

Especialidades de abogados


Al igual que en la Medicina existen médicos de cabecera, dedicados a la medicina general y luego médicos especializados en distintas materias, la abogacía funciona de la misma forma.

 

Los abogados licenciados en Derecho pueden prestar servicios jurídicos de forma generalista, cubriendo todos los ámbitos legales que pueden afectar a un sujeto o bien centrarse en alguna de las varias especialidades que existen de abogados.

 

Aunque hay más, vamos a listar y tratar de explicar de forma resumida y concisa las especialidades de abogados más comunes que existen hoy día. Si tienes cualquier duda siempre puedes recurrir al diccionario jurídico donde poder resolverlas de forma directa y sencilla, consultándolo online.

 

Abogado de familia. Este tipo de profesional está centrado en problemas legales que pueden surgir dentro del núcleo familiar. Los temas más comunes de los que se pueden hacer cargo son divorcios, medidas de tutela de menores, relaciones hijos / padres…

 

  • Separaciones
  • Divorcios de mutuo acuerdo
  • Divorcios sin acuerdo entre los miembros de la pareja
  • Solicitud y reclamación civil y/o penal de pensión
  • Procedimientos de guarda y custodia
  • Modificaciones de sentencias de divorcio, separación o custodia

 

Herencias. Este campo es de tal amplitud que existen abogados especializados en herencias, que pueden asesorarle legalmente en todo lo relacionado con la herencia, testamento, designación de herederos legítimos, Impuesto de Sucesiones y Donaciones, etc.

 

Abogados laboralistas. Este tipo de profesional está centrado en temas legales relacionados con el trabajo (Derecho del Trabajo y Seguridad Social). Media en casos en los que se ven implicados trabajadores con empresas de carácter privado o administraciones públicas.

Accidentes laborales, despidos improcedentes, etc… son los casos más comunes a los que tienen que enfrentarse pero también pueden atender:

 

  • Accidentes de trabajo
  • Mobbing
  • Incapacidades laborales
  • Cálculo de finiquitos
  • Pensiones de jubilación e invalidez
  • Controversias en los días de vacaciones

 

Abogado penalista. Enfocados en casos en los que haya habido algún tipo de delito, entre los que podemos destacar como más comunes los siguientes:

 

  • Querellas y denuncias
  • Delitos de lesiones
  • Delitos societarios
  • Jurisdicción de menores
  • Procedimiento abreviado penal
  • Juicios rápidos y juicios por delito leve

 

 

Abogados mercantilistas. Median en conflictos únicamente entre empresas, todo lo que tenga que ver con el mundo empresarial se encuentra recogido bajo el Derecho Mercantil, los procedimientos más comunes que pueden atender son:

 

  • Consitución de Sociedades
  • Fusiones y Liquidaciones de Sociedades
  • Compraventa de acciones
  • Asesoramiento en convocatorias de Juntas y Actas de Juntas
  • Negociación y refinanciación de deudas
  • Defensa de intereses y derechos de socios minoritarios
  • Concursos de Acreedores de personas físicas y jurídicas

 

Abogados civilistas. Centrados en casos recoja el Derecho Civil y tenga que ver con litigios entre particulares, los temas que pueden llegar a abarcar este tipo de casos es tan extenso que existen subramas dentro de esta especialidad.

 

  • Derecho hipotecario
  • Reclamación de indemnizaciones por daños e incumplimientos contractuales
  • Redacción de contratos
  • Derecho de Consumo
  • Constitución de fundaciones

 

Consejos para elegir un buen abogado

 

Elegir al mejor abogado que nos represente en nuestra causa es una tarea difícil y puede ser la diferencia entre ganar o perder el litigio. No olvides que el abogado es un profesional autónomo, cada uno tiene sus honorarios y forma de trabajar, por eso es importante informarse bien antes, conocerle y tener una reunión previa para dejar claro todos los puntos en los que nos va a prestar servicio y no.

 

Existe un amplio abanico de profesionales y especialistas en materia de abogacía en España.

 

Abogado especialista. Elige siempre a un abogado que esté especializado en la rama en la que tienes el problema, eso será garantía de conocimiento sobre el tema.

 

Experiencia en casos similares. Que haya trabajado previamente en casos similares al tuyo le dará un extra de confianza algo crucial para afrontar el caso de forma exitosa.

 

Reputación. Que un abogado tenga una buena reputación será clave a la hora de elegirlo, no quiere decir que el abogado que no sale en los medios periodísticos por ejemplo sea peor, pero al menos conocerás su bagaje e historial de casos.

 

Localización. Un abogado con despacho en nuestra localidad nos permite mejor comunicación, reuniones físicas y más confianza entre nosotros para afrontar el caso con garantías.

 

Seguimiento del caso. Un buen abogado te mantendrá actualizado en todo momento de lo que vaya sucediendo en el caso, informes, citaciones… claridad y transparencia en su forma de trabajar diferencia a un buen profesional de otro.

 

Honorarios. No siempre el abogado más caro será el que mejor servicio te puede ofrecer, pero unos honorarios demasiados bajos pueden dar desconfianza porque el buen trabajo se paga, y en temas legales no es bueno escatimar.