Sociedad

Todos los requisitos necesarios para dar de alta la luz

16/05/2019

Todos los requisitos necesarios para dar de alta la luz

Cuando hablamos de dar de alta la luz, es importante señalar que nos referimos a un trámite diferente al de contratar una tarifa eléctrica o cambiar de compañía. Son, sin embargo, gestiones estrechamente relacionadas.

El alta de luz consiste en la activación del suministro eléctrico en un inmueble que no tiene electricidad.

Cuando un usuario quiere dar de alta un suministro de luz, lo primero que ha de tener en cuenta es la situación en la que se encuentra la vivienda o local. De esta manera, podemos encontrarnos ante dos escenarios distintos:

  • Alta de reactivación para viviendas o locales que han contado con suministro eléctrico.

  • Inmuebles de nueva construcción que dan de alta la luz por primera vez.

¿Qué necesito para dar de alta la electricidad?

El alta de luz es una gestión que se tramita a través de la empresa con la que se va a contratar el suministro eléctrico. La documentación necesaria para dar de alta la electricidad dependerá de la situación en la que se encuentre el inmueble. Pero puedes encontrar todos los requisitos aquí.

Dar de alta la luz en un piso de alquiler

Cuando adquirimos o alquilamos una vivienda o local de segunda ocupación, lo primero que debemos comprobar es si tenemos luz. Si no contamos con suministro eléctrico, tendremos que ponernos en contacto con el antiguo inquilino o propietario para tramitar un cambio de titular. De esta manera, pasaremos a ser los nuevos responsables del punto de suministro.

Si el punto de suministro ha sido desactivado o dado de baja, será necesario solicitar un alta de reactivación. En este caso, tendremos que tener en cuenta factores tales como cuánto tiempo lleva inactiva la instalación, si los derechos de extensión siguen vigentes o si necesitamos solicitar un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica (CIE).

Los usuarios que necesiten solicitar un alta de reactivación, deberán facilitar la siguiente documentación a su comercializadora:

 

  • Documentación de la instalación eléctrica

 

      • Código Universal del punto de Suministro (CUPS)
      • Dirección del inmueble
      • Potencia eléctrica deseada, inferior a la potencia máxima autorizada por el CIE
      • Nuevo Certificado de Instalación Eléctrica, si este estaba caducado
      • Residentes en Cataluña: Boletín de Reconocimiento de la Instalación Eléctrica (BRIE).

 

  • Documentación del titular del contrato

 

    • Nombre completo
    • Documento de identificación del titular: DNI, NIF o pasaporte
    • IBAN de la cuenta en la que se va a domiciliar el pago

Dar de alta la luz por primera vez

Antes de solicitar el alta de luz por primera vez, las viviendas o locales de primera ocupación deben presentar la solicitud de acometida eléctrica a su distribuidora. La acometida eléctrica es la derivación que conecta un punto de suministro con la red de distribución de luz.

Habitualmente, las promotoras inmobiliarias se encargan de dotar de instalación eléctrica a las edificaciones de nueva construcción, así como de tramitar el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) y de solicitar la acometida eléctrica.

Una vez finalizada la obra de acometida, nuestra distribuidora asignará a la instalación un Código Universal de Punto de Suministro (CUPS).

¿Cuál es el precio del alta de luz?

El precio pvpc del alta de luz se divide en tres partidas reguladas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. No obstante, esto no significa que todos los usuarios abonen la misma cantidad por activar sus suministros eléctricos.

El precio total a pagar por dar la luz de alta variará en función de los siguientes factores:

  • Potencia eléctrica contratada.
  • Potencia eléctrica anterior, si existía suministro eléctrico.
  • Tiempo que el suministro ha estado desconectado.

La tramitación de un alta de luz es una gestión bastante rápida, durante un plazo de 5 a 7 días hábiles desde que la distribuidora autoriza la activación del punto de suministro, una vez aprobados los requisitos.

¿Qué compañía elegir?

A la hora de elegir qué tarifa eléctrica contratar, lo primero que debemos hacer es examinar detenidamente nuestros hábitos de consumo. Así, la primera decisión será definir cuánta potencia eléctrica necesitamos. A continuación, tendremos que considerar qué tipo de tarifa es la más adecuada a nuestros hábitos de consumo: ¿precio fijo 24 horas o discriminación horaria?

Las tarifas fijas ofrecen un único precio del kilovatio hora (kWh) las 24 horas del día, los 365 días del año. Por su parte, las tarifas con discriminación horaria dividen la facturación en 2 o 3 tramos horarios.

¿Cómo calcular cuánta potencia eléctrica necesito?

Como has podido observar, la potencia eléctrica contratada tiene un peso importante en el coste total a abonar por dar de alta la luz. La potencia contratada limita la cantidad aparatos eléctricos que podremos utilizar simultáneamente sin que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

Sin embargo, desde enero de 2019, los usuarios que quieran aumentar la potencia eléctrica pueden hacerlo en múltiplos de 0,1 kW siempre que dispongan de un contador digital y la potencia contratada no supere los 15 kW.