Sociedad

¿Automedicación? Mejor hacerlo con cabeza para gozar de buena salud

junio 18, 2019

¿Automedicación? Mejor hacerlo con cabeza para gozar de buena salud

Antes de comprar cualquier medicamento para tomártelo por tu cuenta, es mejor que sepas bien lo que haces.

 

Todos lo hemos hecho al menos una vez en nuestra vida. Cuando nos da un dolor de cabeza, recurrimos al típico ibuprofeno con un vaso de agua, o incluso a un paracetamol para evitar que esa molestia siga avanzando. Es una buena idea, porque siempre se ha hecho y, dado que hablamos de un medicamento que no es dañino ni tiene efectos secundarios, no tiene por qué haber problema.

 

Pues no, no es buena idea. De hecho, sí que puede ser dañino para la salud si no te tiene en cuenta ni su composición ni sus posibles efectos adversos. Los médicos están para algo y, en su defecto, hay que informarse adecuadamente antes de tomar la decisión de ingerir cualquier medicamento por cuenta propia.

 

Por supuesto, hay algunos que solo pueden tomarse con receta de un profesional, como es el caso del Bactrim. Este caso es especial porque se trata de una mezcla de antibióticos y, por lo general, cualquier antibiótico requiere de una receta previa o recomendación médica para poder comprarse en cualquier farmacia. No obstante, en el caso de recurrir a otras soluciones menos contundentes, como las que hemos mencionado antes u otras tantas a las que estamos más que familiarizados, no hay que cometer el error de dejarse llevar a la hora de consumirlas.

 

¿Qué tengo que hacer si me voy a automedicar?

 

Lo primero que debes hacer a la hora de automedicarte es no hacer caso a absolutamente nadie que no sea un profesional. Debemos partir de la idea de que recurrir a este método para intentar encontrarnos mejor no es algo recomendable, ya que ignoramos todo lo que implica el ingerir una pastilla, por todos los efectos que esta puede causar.

 

En el caso de que quieras informarte previamente y no tengas forma de acudir a un especialista, puedes seguir un camino bastante bueno, que no es más que acudir a internet. Existen páginas web como www.uomosalute.org en las que puedes encontrar todos los detalles que necesites sobre cualquier medicamento, leer sus prospectos, su composición, sus efectos adversos, casos reales e incluso los precios a los que puedes encontrarlo en las diferentes farmacias.

 

Aunque sigue sin ser la mejor opción a la que recurrir, puesto que nunca hay nada mejor que tener la voz de un experto ilustrándote adecuadamente, sí que es una que ofrece una buena solución. Gracias a ella, puedes conocer todos esos datos difíciles de encontrar sobre cualquier producto ligado a la medicina. Todos los detalles necesarios para no equivocarte al automedicarte y tener más problemas que remedios.

 

Lo más particular del panorama actual es que muchas de estas web con información son a su vez procedentes de farmacias que aprovechan para facilitar la compra de medicamentos online. ¿Necesitas Ciproxin?, lo tienes a tu entera disposición. ¿Te falta ibuprofeno en casa?, lo encargas y llega.

 

Un avance imposible hace tan solo un par de años, pero que poco a poco se está haciendo realidad para traer la comodidad del comercio online a un campo tan importante como es el de la salud. Es un avance necesario, y uno que además hace que nuestra vida sea un poco más sencilla, como también un poco más saludable.

 

Es algo que todavía no se ha extendido al completo por todos los países, pero que poco a poco va ganando terreno a medida que se derriban barreras. Los consumidores siempre se han preguntado por qué sí pueden comprar cosas como muebles, gadgets o incluso comida a través de internet, pero no medicina.

 

Ahora, esa pregunta desaparece casi por completo. Ese Augmentin que necesitas está a tan solo un par de clics de distancia y un día o dos de espera, ya que no hace falta nada más para poder tenerlo en casa sin siquiera moverte de tu sofá.

 

¿Es esto motivo suficiente como para empezar a comprar medicina online sin ton ni son? Por supuesto que no. Recuerda que la automedicación puede ser peligrosa si no cuentas con el consejo ni la ayuda correspondiente. Puedes consultar a tu farmacéutico habitual o buscar la información que necesitas en los diferentes portales de la red, pero nunca actúes sin los datos que hacen falta, nunca vayas a ciega a tomar algo tan influyente como un medicamento, porque te puede traer serios problemas.

 

Muchas personas lo hacen, y muchas personas acaban yendo a la consulta del médico por algún problema derivado de la medicación sin consultar. Puede que parezca algo inofensivo, pero un vistazo a cualquier prospecto te deja claro que cualquier medicina ha de tomarse con cuidado. Puedes tener una salud de hierro medicándote por tu cuenta, pero siempre vas a necesitar la información clave.

 

Comentarios